Compartir
Publicidad
Publicidad

Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Receta de postre

Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Receta de postre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El día que vi por primera vez queso crema de untar sin lactosa casi monto una fiesta. Ahora es más fácil de encontrar en casi cualquier comercio, pero todavía me cuesta evitar la tentación de acaparar muchas tarrinas cuando me las encuentro. Esta tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo fue el resultado improvisado de tener que dar salida a la última remesa que amenazaba con caducar, pero tuvieron un final feliz.

Esta vez quise dejar todo el protagonismo al relleno de queso y yogur con la sabrosa cobertura, pero si queréis podéis ponerle la típica de galleta o la que os guste. Un buen dulce o carne de membrillo artesanal rebajado con el zumo del pomelo crea un contraste muy refrescante y aromático, pero si preferís algo más suave utilizad una naranja dulce. Y, por supuesto, podéis ponerle la base que más os guste sin ningún problema.

Ingredientes para un molde de 20 cm

  • 400 g de queso crema de untar, 150 g de yogur griego, 2 huevos, 60 g de azúcar, 50g de maizena, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, 1/4 cucharadita de sal, 1 pomelo, 200 g de dulce de membrillo, 1-2 cucharadas de agua.

Cómo hacer tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde de 20 cm de diámetro, preferiblemente con el fondo desmontable. Disponer el azúcar en en recipiente y rallar encima la piel del pomelo, previamente bien lavado. Estrujar con los dedos para que se liberen los aromas.

Añadir los huevos y batir con varillas a velocidad baja hasta que el azúcar se disuelva casi del todo. Incorporar el queso de untar, el yogur griego (escurriendo el suero), la vainilla y la sal. Batir todo hasta formar una crema homogénea. Tamizar encima la maizena y batir suavemente hasta incorporarla.

Verter en el molde preparado, dándole unos golpecitos para igualar la superficie y que salgan las burbujas más grandes. Hornear sobre una rejilla durante unos 30 minutos, bajando la temperatura a 170ºC pasados los primeros 10 minutos. Girar a mitad de cocción para que se dore por igual.

Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar por completo. Mientras tanto, preparar la cobertura de membrillo. Trocear el dulce y colocarlo en un cazo con 2 cucharadas de zumo de pomelo. Calentar y cocer suavemente, machacando con una cuchara, hasta tener una crema espesa. Añadir un poco de agua si fuera necesario.

Esperar a que se enfríe un poco y verter encima de la tarta, distribuyendo bien toda la crema de membrillo. Guardar en la nevera hasta el momento de consumir.

Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Pasos

Tiempo de elaboración | 45 minutos más el enfriado
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo está mucho mejor si se deja reposar una horas en frío. Pero hay que recordar sacarla un poco antes de servir, para que no esté demasiado fría, ya que entonces se podría matar un poco el sabor, sobre todo en invierno. Si os gusta mucho el sabor cítrico y amargo del pomelo podéis añadir más ralladura fresca por encima antes de servir.

En Directo al Paladar | Cuadrados de tarta de queso. Receta de postre
En Directo al Paladar | Tarta de queso y yogur al limón. Receta fresquita de postre para combatir el calor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos