Compartir
Publicidad

Esto es lo que ganan las celebrities por promocionar refrescos y comida basura (pero ellos lucen cuerpos saludables)

Esto es lo que ganan las celebrities por promocionar refrescos y comida basura (pero ellos lucen cuerpos saludables)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos tan acostumbrados a ver rostros de famosos en la publicidad que cuando una marca estrena campaña con una nueva cara conocida no suele pasar más que de anécdota curiosa. Nos gusta creer que los anuncios no influyen en nuestras compras o en nuestra alimentación, pero los estudios al respecto y las cifras dicen otra cosa. Por desgracia, lo que más promocionan las celebrities más internacionales son refrescos y comida basura, y las cifras de lo que ganan por ceder su imagen pueden ser astronómicas.

Los anuncios dan a conocer un producto y lo hacen destacar, quizá despertando nuestra curiosidad, pero si viene acompañado de un rostro conocido el impacto puede ser mucho mayor, especialmente entre la población más joven. En los últimos años se ha intentado regular la publicidad dirigida a los niños y adolescentes para prevenir la obsesidad y el desarrollo de malos hábitos, como nuestro código PAOS, pero lo cierto es que seguimos viendo a muchos famosos de todo tipo promocionando alimentos y bebidas muy poco saludables. ¿Un ejemplo? Los aproximadamente 50 millones de dólares que se llevó Beyoncé por ponerle cara a los anuncios de Pepsi.

Las mayores celebrities promocionan los alimentos menos saludables

Hamburguesa

Las autoridades sanitarias y diversas organizaciones siguen preocupados por las prácticas cuestionables que se llevan a cabo en la publicidad y cómo afectan a la población más joven, pues a pesar de los intentos de proteger a los niños frente a los anuncios, la situación sigue dejando mucho que desear. En este sentido, la revista Pediatrics acaba de publicar los resultados de un reciente estudio centrado en analizar la popularidad de los famosos presentes en las campañas de marcas de comida y bebida, y la calidad nutricional de las mismas.

Las conclusiones son claras: las empresas apuestan por los famosos más populares del momento entre la población joven para promocionar sus productos y conseguir un mayor impacto. Pero claro, estas celebrities no son precisamente baratas, por lo que solo las grandes marcas se pueden permitir invertir cifras astronómicas en ligar a un famoso a su producto, y suelen ser multinacionales de alimentos y bebidas poco saludables.

De entre todas las campañas que contaron con famosos analizadas entre 2013 y 2014, destacaron 65 personajes populares asociados a 57 productos. El 71% de las bebidas correspondían a refrescos azucarados y el 80,8% de la comida resultó ser muy calórica y nutricionalmente pobre. Se puede acceder al documento completo con todos los datos del estudio para conocer los detalles de un trabajo que, sobre todo, quiere llamar la atención sobre un problema que sigue lejos de acabarse.

¿Qué ganan los famosos vendiendo así su imagen?

Nadal

Seamos sinceros: ganan dinero. Mucho dinero. Y no seré yo quien les critique simplemente por aprovechar la oportunidad de ganar varios millones solo por prestar su cara y una frase a una cadena de hamburguesas – como los 6 millones de dólares que se llevó Justin Timberlake con la campaña I'm lovin' it de McDonald's -. El problema está en las enormes cantidades de presupuesto que manejan estas compañías, verdaderos gigantes como Nespresso, que pudo asociarse con George Clooney por una cifra de unos 40 millones de dólares.

Las campañas mundiales con estrellas internacionales de la talla de Britney Spears o Shakira son sin duda las más caras, aunque si nos limitamos al mercado estadounidense las cifras tampoco se quedan cortas, incluso para productos con menor tirón. Jennifer Anniston se embolsó unos 2 millones solo por aparecer bebiendo agua, al menos SmatWater no va cargado de azúcar. Luego está el caso de 50 Cent y los 100 millones que se llevó con su acuerdo con Vitamin Water, gracias a que Coca-Cola compró la marca y pudo llevarse un porcentaje nada desdeñable.

Si miramos otros productos, como los del mundo de la belleza o la moda, o calzado deportivo, los números de pagos a famosos se disparan aún más. El problema es que unas zapatillas de fútbol no tienen efectos perjudiciales en la salud, mientras que los refrescos o las hamburguesas sí. Los niños y los adolescentes son especialmente sensibles a verse influenciados en sus hábitos por los famosos del momento, ídolos a los que admiran e imitan, incluso héroes en el caso de los deportistas. Y se da la circunstancia de que las celebrities exhiben figuras delgadas y saludables, cuando en realidad anuncian comida con un alto contenido en azúcares y grasas saturadas.

Ahora que llegan varios acontecimientos deportivos este verano seguro que vuelven a inundarnos campañas de publicidad de productos nutricionalmente cuestionables, pero que se empeñan en que los relacionemos con el deporte y la vida sana. En España hemos visto muchos casos de deportistas promocionando alimentos como natillas llenas de azúcar, chocolatinas o refrescos, con anuncios que parecen claramente dirigidos a la población más joven.

También tenemos el caso de figuras como Rafael Nadal, que promociona un producto que se vende como saludable cuando en realidad es poco más que un engañabobos. No llegarán a cobrar lo que las grandes estrellas mundiales, pero está claro que la recompensa debe ser económicamente muy jugosa para ligarse a productos así. ¿Qué opinión tenéis de los famosos que se comprometen con ciertas marcas? ¿Creéis que se debería proteger más a los niños en la publicidad?

Vía | NPR
Fotos | Pepsi, iStock, Collmar
En Directo al Paladar | Estas son las mejores cervezas de España según la OCU
En Directo al Paladar | En defensa de Dani García y su hamburguesa BIBO para McDonald's

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio