Publicidad

La completísima colección de comidas de ganchillo de otra artista de las agujas

La completísima colección de comidas de ganchillo de otra artista de las agujas
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las labores de punto eran parte fundamental de la actividad femenina en el hogar hasta no hace tanto tiempo, pero con el cambio de la sociedad se convirtieron en algo asociado a una artesanía tradicional y al folclore. Sin embargo, parece que hoy se están recuperando, como parte del auge de las manualidades y el "hazlo tú mismo". También diseñadores y artistas han vuelto su mirada a este tipo de técnicas más artesanas, como demuestra por ejemplo esta completa colección de comidas de ganchillo de una artista británica.

No es la primera vez que vemos por aquí creaciones gastronómicas a golpe de aguja, pero no he podido evitar dedicar un buen rato a pasearme por la galería de Kate Jenkins, la autora de hoy. Quizá porque me recuerda a la habilidad que tenía mi abuela con las agujas, y que desgraciadamente yo no conseguí heredar. Las recreaciones con esta técnica de distintas comidas no pueden ser demasiado realistas, pero sí que da mucho juego para lanzar visiones muy particulares de los productos en cuestión.

Comida de ganchillo

Kate Jenkins, graduada en 1995 por Universidad de Brighton con una licenciatura en moda y textiles, estableció su propia marca personal bajo el nombre de Cardigan en 2003, abriendo su propio taller y tienda en Brighton. A pesar de que realiza todo tipo de trabajos, se ha especializado en la elaboración de platos, comidas y todo tipo de productos gastronómicos mediante la técnica y los materiales de ganchillo.

La autora tiene un estilo muy personal caracterizado por una visión algo nostálgica de ciertos iconos culinarios, con un toque ingenuo, pero al mismo tiempo con ironía y algunas dosis de humor. Su amplia producción le ha permitido desarrollar diversas exposiciones por todo el mundo, destacando la llamada Kate's Diner, en Nueva York, donde mostró su particular visión de la comida más típica que se suele relacionar con las calles neoyorkinas.

Comida de ganchillo

Su pasión por la comida textil comenzó en 2009 cuando trabajó en su primera serie de este tipo, titulada Comfort Food, "comida reconfortante", en la que dio forma a algunos de sus platos y comidas preferidos o ligados de alguna manera a su infancia. La experiencia resultó muy satisfactoria y recibió una buena acogida, por lo que Jenkins continúa a día de hoy trabajando en este curioso universo de la comida de ganchillo.

Más información | Cardigan En Directo al Paladar | Comida de ganchillo En Directo al Paladar | Tu menú de ganchillo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir