Compartir
Publicidad

Un asesinato en los postres. Cómo organizar una cena temática de terror

Un asesinato en los postres. Cómo organizar una cena temática de terror
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando llega octubre parece que nos olvidamos un poco de nuestras tradiciones y enloquecemos ante imágenes de brujas, fantasmas y calabazas desdentadas, pero lo cierto es que Halloween tiene su encanto y tanto a grandes como a pequeños nos gusta celebrarlo. Por eso hoy os explicaremos cómo organizar una cena temática de terror sin morir en el intento.

Lo de "truco o trato" está muy bien para que los niños hagan acopio de caramelos y chocolatinas, pero cuando se llega a cierta edad ya no es suficiente, es más divertido crear un entorno espeluznante y montar una fiesta en la que tanto el decorado como la comida nos haga estremecer de miedo ¿Queréis saber cómo conseguirlo?

Asesinato

1. Planificar la fiesta

Para empezar debemos decidir cuál es el estilo de fiesta de terror que queremos. Hay muchos para elegir y conviene tenerlo claro desde el principio, pues sobre ese tema montarmos el resto: brujas, fantasmas, horror, cuento de hadas de terror, calabazas (¡todo naranja!), cementerio y muertos vivientes ¿Por cuál nos decantamos?

Una vez que tengamos la temática elegida pasaremos a elaborar una lista en la que anotaremos: la decoración que vamos a poner, el tipo de comida que ofreceremos, cómo iremos vestidos, la música que ambientará nuestra fiesta, si habrá juegos y los premios que tendrán los ganadores, la posibilidad de ver alguna película de terror...¿Se os ocurre alguna idea más?

Junto a la lista anterior, deberemos hacer otra con el nombre de los invitados. Saber el número de personas que vendrá a nuestra fiesta nos ayudará a la hora de planificar el menú y de calcular la cantidad de comida que tenemos que comprar. Sobre todo pensad que si invitáis a mucha gente debéis contar con el espacio suficiente en vuestra casa para que se encuentren cómodos y quepan holgadamente, después de todo sois los anfitriones y ese peso recae sobre vosotros.

Cuando tengamos claros los puntos anteriores podemos elaborar unas invitaciones caseras que estén relacionadas con el tema que hemos escogido. En ellas deberá constar el lugar, la fecha y la hora y dar detalles sobre si se debe llevar algo. Lo mejor es enviarlas con tiempo suficiente, alrededor de dos semanas antes está bien, también dependerá del grado de confianza que tengamos con nuestros invitados.

En internet podéis encontrar muchas ideas y plantillas para realizar estas invitaciones, desde un sombrero de bruja a una calabaza, fantasmas, lápidas o gatos negros. Si las hacemos con cartulina negra podemos escribir en ellas utilizando un bolígrafo de gel de color blanco o plata, que deberéis dejar secar antes de guardar dentro del correspondiente sobre.

Halloween3

2. Empiezan los preparativos

¿Qué tipo de fiesta habéis escogido? ¿Realmente terrorífica? ¿Más naïf? Hoy en día pueden encontrarse muchos elementos decorativos para lograr el ambiente que deseamos, desde calabazas, que podemos vaciar y dibujar una cara con un cuchillo, hasta telarañas, velas, calaveras iluminadas, murciélagos o lámparas cubiertas con gasas negras, la lista es interminable.

El menú que serviremos es un punto importante que debemos tener claro. Hay muchas ideas diferentes y originales para la comida de Halloween que podéis encontrar en Directo al Paladar. Debemos procurar adelantar lo máximo posible la preparación de los platos, sobre todos si son complicados. La organización es la clave.

A menos que hayáis invitado a pocos comensales o que contéis con una mesa grande y sillas para todos, lo mejor es una cena tipo bufette. De este modo, los invitados podrán servirse ellos mismos y tendrán más libertad para sentarse donde quieran. Una buena idea es disponer de cojines grandes en el suelo si no es una cena de compromiso.

650 1200

Estas son algunas de recetas que podéis encontrar en Directo al Paladar para que preparéis en vuestra cena temática de Halloween, pero ya sabéis que hay muchas más:

En cuanto a las bebidas, un caldero de ponche es bastante obligatorio. Y si podéis conseguir un poco de hielo seco para que parezca humo, mejor que mejor. Una luz Led que brille en la oscuridad, colocada en la parte inferior del caldero también sería un buen efecto. Cubrid el borde de los vasos con jarabe de maíz teñido con colorante rojo, permitiendo que la mezcla gotee vaso abajo. Quedará espeluznante.

650 1200 1

Podéis recibir a vuestros invitados con un coctel sangriento, aunque no respondo si después ya no quieren probar bocado, por propia experiencia sé que los ojos flotando en la "sangre" causan bastante impresión.

Cubrid la mesa donde vayáis a disponer los platos con un mantel negro que vaya hasta el suelo y por encima otro naranja o morado que sea más corto. Quedará muy bien si tenéis o podéis conseguir una vajilla en colores lisos como como naranja, violeta y negro, mezclándolos. Como centro de mesa podéis poner varias calabazas de distinto tamaño, decoradas con arañas de plástico, telarañas y ojos de plástico.

Esperamos que todas estas ideas sobre cómo organizar una cena temática de terror os hayan sido de utilidad si tenéis pensado celebrar Halloween el próximo fin de semana. Y si tenéis alguna receta especialmente terrorífica para la ocasión estaremos encantados que la compartáis con nosotros.

Fotografías | Anders Ruff Custom Designs y chispita_666
En Directo al Paladar | Un Halloween sin gluten es posible
En Directo al Paladar | Halloween y las locuras de los cocinillas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio