Publicidad

¡Viva el Trigo! Larga vida a Norman Borlaug

¡Viva el Trigo! Larga vida a Norman Borlaug
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Le debemos mucho al trigo. Y le debemos mucho a Norman Borlaug. Hace apenas unos días se conmemoraron los 100 años de su nacimiento. Ya escribí sobre él hace tiempo y no me voy a repetir. Simplemente quiero dedicar este post a su legado.

Parece que últimamente está de moda criticar el trigo. No me malinterpretéis, mi hija no puede comer trigo, no porque sea celiaca, tiene una de esas otras alergias alimentarias no tan conocidas. También soy consciente de que hay muchos celíacos, y que gracias a los avances científicos, se pueden detectar más y mejor nuevos casos. Y sí, el glúten del trigo es un grave problema para ellos.

Pero creo que hay quien está olvidando la importancia del trigo, y aprovechando los problemas que puede causar en algunas personas, para acusarle de todos los males. Si además a esto unimos la moda de culpar a los hidratos de carbono, y a la harina refinada de ser el demonio, ahora da la impresión de que el trigo es malo. Yo digo, ¡viva el trigo!

Lo confieso, yo también caí en la trampa de pensar que el trigo podía producir problemas, cuando la verdad es que nunca he tenido ningún problema comiéndolo. Es más he disfrutado, disfruto y espero seguir disfrutando muchos años del pan, la pasta, la bollería, etc... Sí, con moderación, pero también con la tranquilidad de que no tendré mayores problemas. Y aunque se presentaran, hoy en día, se pueden detectar y solventar. De hecho, unos investigadores españoles del CSIC ya han creado un trigo sin gluten, que en unos años, podrán disfrutar millones de personas.

Fue Norman Borlaug el que, con sus investigaciones en México, logró evitar una catástrofe alimentaria mundial. Millones de personas, en todo el mundo, le debemos la vida. Ni nosotros, ni el planeta hubiera podido sostenerse, de no ser por las variedades de trigo enano que ayudó a diseñar. O bien hubiéramos tenido que ser menos millones de personas, o bien hubiéramos tenido que usar millones de hectáreas más para cultivar, o ambas cosas a la vez. Gracias a él, países que dependían de importaciones de alimentos de otros países como la India, o México, pudieron, no solo evitar hambrunas masivas, sino ser capaces de exportar alimentos. Por desgracia, siguen teniendo graves problemas de alimentación infantil y adulta, pero cada vez menos, y desde luego, ya no sufren hambrunas como antaño. Algo similar ocurrió en China.

Sin embargo, no hay dieta "alternativa", ya sea paleo, lowcarb, Dukan, o la que sea, que no afirme que el trigo tiene que eliminarse porque causa nosecuantos males. Lo que ninguna de esas dietas y/o gurús dicen es que sin el trigo, probablemente, jamás hubieran nacido ni podido escribir sus libros, simplemente por el motivo de que ningún otro alimento en la historia de la humanidad, ha dado de comer tanto a tanta gente. Que no se nos olvide. ¡Viva el trigo!

Imágenes | Por juanjominor En Directo al paladar | El árbol genealógico del trigo En Directo al paladar | Por qué comemos trigo y no bellotas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir