Publicidad

Cómo hacer helado con un único ingrediente y sin heladera: receta de helado fácil de plátano

Cómo hacer helado con un único ingrediente y sin heladera: receta de helado fácil de plátano
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los plátanos muy maduros ya no hay que desecharlos cuando están demasiado blandos para comerlos al natural. Además de en elaboración de repostería, podemos disfrutar todo el año de esta receta de helado saludable de plátano, con un único ingrediente, instantáneo y facilísimo.

Está claro que no tendremos la consistencia ni el sabor iguales al de un helado tradicional, pero el resultado es de lo más satisfactorio. Necesitaremos una trituradora, picadora, batidora de vaso o similar para procesar el plátano y conseguir esa deseada textura cremosa helada que sin duda hará las delicias de los apasionados del plátano y la fruta en general.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Plátano pequeños o medianos 4

Cómo hacer helado de plátano con un solo ingrediente

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 5 m
  • Elaboración 5 m
  • Reposo 2 h

Escoger plátanos que estén ligeramente maduros, algo blandos al tacto. Pelarlos, desechando las fibras, y cortarlos en rodajas de uno o dos centímetros de grosor. Colocarlas en una sola capa en un plato o fuente. Congelar durante un par de horas.

Si no lo vamos a preparar inmediatamente, es recomendable extraer las piezas de plátano una vez se hayan congelado, para guardarlas en una bolsa o recipiente hermético especial para congelación.

Receta de helado de plátano fácil. Pasos

Colocar el plátano directamente congelado en una trituradora o procesador de alimentos. Triturar en varias tandas, removiendo bien tras cada vez, hasta conseguir una textura homogénea y cremosa. Al principio es difícil de triturar y adquiere una textura grumosa, pero pronto se convierte en un helado listo para servir.

Con qué acompañar el helado fácil de plátano

El helado fácil de plátano con un único ingrediente debe degustarse en el momento en que lo hayamos preparado, aunque también podemos servir las copas y guardarlas unos minutos en el congelador antes de servir. Recomiendo servir raciones algo más pequeñas de lo habitual ya que es un helado más saciante de lo habitual. Podemos acompañarlo de nata montada, chocolate fundido o barquillos, si ya no nos preocupa tanto el aspecto "saludable", o con frutos secos.

En Directo al Paladar | Bombones helados de queso y frambuesas. Receta fácil para un capricho
En Directo al Paladar | Polos de yogur griego y frambuesas: receta fácil y refrescante

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir