Compartir
Publicidad

Polos de yogur griego y frambuesas: receta fácil y refrescante

Polos de yogur griego y frambuesas: receta fácil y refrescante
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace años que mis padres me regalaron una máquina para hacer helados, pero desde que me mudé a Madrid a mi pequeño apartamento tuve que resignarme a dejársela en adopción y sólo puedo usarla cuando voy de vacaciones. El resto del año me tengo que conformar con elaboraciones más humildes, pero también muy ricas, como estos polos de yogur y frambuesas.

La combinación de un yogur cremoso con frutos del bosque es, sencillamente, deliciosa, además de saludable. Os recomiendo usar un yogur de calidad, con buen sabor y buena textura, y escurrir bien el líquido que pueda contener. Los de estilo griego son los mejores y se pueden usar variedades desnatadas, aunque el resultado final desmerecerá un poco.

Ingredientes

Para 6 unidades
  • Yogur natural cremoso 350 g
  • Frambuesas frescas o congeladas 200 g
  • Zumo de limón o lima 2 ml
  • Sal una pizca
  • Azúcar una cucharada
  • Azúcar invertido o miel 30 ml

Cómo hacer polos de yogur y frambuesas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Reposo 3 h

Escurrir el líquido del yogur, mejor si lo podemos dejar sobre un paño encima de un colador durante unas horas. Lavar las frambuesas y mezclar con el azúcar, removiendo con suavidad pero dejando que se rompan un poco.

Batir con unas varillas el yogur y añadir el zumo de lima o limón, la sal y la miel. Comprobar el punto de dulzor y añadir más miel si lo preferimos más dulce. Agregar las frambuesas y remover para distribuirlas de forma homogénea.

Llenar con cuidado los moldes para polos y cerrarlos con el palito o la base que tengan. Llevar al congelador y dejar por lo menos tres o cuatro horas antes de servir.

Polos Yogur Frambuesas Pasos

Con qué acompañar los polos

Para degustar los polos de yogur y frambuesas bastará con sumergir cada envase en agua caliente o templada durante unos instantes, así se desmoldarán fácilmente. Se pueden disfrutar a cualquier hora, sobre todo si es un día caluroso, de postre o como merienda, con más fruta fresca o mojándolos en chocolate fundido, si estamos especialmente golosos.

En Directo al Paladar | Helado de tarta de queso con cerezas. Receta
En Directo al Paladar | Polos sencillos de plátano helado con chocolate. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio