Publicidad

Helado de tarta de queso con cerezas: receta fácil para golosos

Helado de tarta de queso con cerezas: receta fácil para golosos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Aunque es más fácil de elaborar con una máquina heladera, esta receta de ** helado de tarta de queso con cerezas** es muy sencilla para preparar a mano triturando la mezcla a medida que se congela, y las cerezas de temporada le dan un toque delicioso.

Al emplear queso fresco batido desnatado, bajo en grasas y rico en proteínas con fermentos, y nata ligera sin lactosa, es apto para intolerantes que admiten el yogur y otros lácteos con probióticos. Podríamos hacerlo también con arándanos, fresas o frambuesas, o una mezcla de todas estas frutas. El toque de las galletas machacadas no es imprescindible pero os aconsejo que no prescindáis de ellas, así el sabor recuerda mucho más al de una auténtica tarta de queso.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Azúcar 125 g
  • Huevo 1
  • Maizena 1 cucharadita
  • Nata líquida para cocinar (15-20% materia grasa) 200 ml
  • Queso fresco batido desnatado o yogur natural 500 g
  • Zumo de limón 2.5 ml
  • Esencia de vainilla
  • Cerezas 200 g
  • Azúcar 50 g
  • Agua 30 ml
  • Galletas tipo Digestive o al gusto

Cómo hacer helado de tarta de queso con cerezas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 4 h

Batir el huevo con el azúcar y la maizena en un cuenco, hasta que espume un poco. Llevar a ebullición la nata, añadir la mezcla de huevo y cocinar a fuego lento removiendo constantemente unos 10 minutos, hasta que espese un poco. Añadir el queso fresco batido desnatado, el zumo de limón y la vainilla, y cocinar unos 5 minutos más.

Dejar enfriar un poco, cubrir con plástico film y llevar a la nevera unas horas, hasta que esté muy frío. Mientras tanto, preparar la mezcla de cerezas. Picarlas desechando los huesos y colocarlas en un cazo con el azúcar, el agua y unas gotas de limón. Cocinar a fuego lento hasta que se hayan casi deshecho y hayan soltado sus jugos. Triturarlas. Dejar enfriar en la nevera.

Preparar el helado siguiendo las instrucciones de la heladera, primero con la mezcla de queso. Incorporar unas galletas picadas o pulverizadas si se desea a mitad de la elaboración. Llevar a un recipiente de cierre hermético y repartir por encima unas cucharadas del puré de cerezas. Dibujar un marmolado con un cuchillo, sin integrarlo el todo.

Receta de helado de tarta de queso con cerezas. Pasos

También se puede hacera mano congelándolo parcialmente unos 30 minutos, batiendo a mano con un tenedor o batidora y echando las cerezas, y volviendo a congelar. Batir cada 30 minutos, hasta que se solidifique. Guardar en el congelador hasta el momento de servir.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el helado de tarta de queso

Servir el helado de tarta de queso con cerezas acompañándolo de unas cucharadas extra del puré de cerezas y unas galletas machacadas al gusto de cada comensal. Recomiendo dejarlo templar un poco fuera del congelador antes de disponer las raciones, pues es un helado mucho más rico cuando casi empieza a derretirse y se muestra muy cremoso.

En Directo al Paladar | Granizado de cerezas, receta fácil para combatir el calor (que no necesita heladera)
En Directo al Paladar | Semifrío de cerezas, arándanos y yogur: receta del helado más fácil del mundo con el que lucirse sin esfuerzo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios