Compartir
Publicidad

Helado de tarta de queso con cerezas. Receta

Helado de tarta de queso con cerezas. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comenté hace un tiempo que tuve que dejar mi máquina heladera al cuidado de mis padres cuando me mudé de Murcia. Pero en cuanto vuelvo a mi tierra de visita, voy corriendo a buscarla y a ponerla en marcha. Este año año quise inaugurar la temporada con una receta de helado de tarta de queso con cerezas, pues tenía el antojo desde hacía varias semanas. El resultado ha sido un éxito que se va a convertir en un clásico de nuestros veranos.

Al emplear queso fresco batido desnatado, bajo en grasas y rico en proteínas, y nata ligera sin lactosa, por fin he podido disfrutar de un helado de este tipo sin tener que preocuparme por mi intolerancia a la lactosa. He querido combinarlo con un puré dulce de cerezas, pero estaría también riquísimo con arándanos, fresas o frambuesas. El toque de las galletas machacadas no es imprescindible pero os aconsejo que no prescindáis de ellas, así el sabor recuerda mucho más al de una auténtica tarta de queso.

Ingredientes

  • 125 g de azúcar, 1 huevo L, 1 cucharadita de maizena, 200 ml de nata ligera, 500 g de queso fresco batido desnatado, 1/2 cucharadita de zumo de limón, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, 200 g de cerezas, 50 g de azúcar extra, 2-3 cucharadas de agua, 2-3 galletas tipo Digestive o María.

Cómo hacer helado de tarta de queso con cerezas

Batir el huevo con el azúcar y la maizena en un cuenco, hasta que espume un poco. Llevar a ebullición la nata, añadir la mezcla de huevo y cocinar a fuego lento removiendo constantemente unos 10 minutos, hasta que espese un poco. Añadir el queso fresco batido desnatado, el zumo de limón y la vainilla, y cocinar unos 5 minutos más.

Dejar enfriar un poco, cubrir con plástico film y llevar a la nevera unas horas, hasta que esté muy frío. Mientras tanto, preparar la mezcla de cerezas. Picarlas desechando los huesos y colocarlas en un cazo con el azúcar, el agua y unas gotas de limón. Cocinar a fuego lento hasta que se hayan casi deshecho y hayan soltado sus jugos. Triturarlas. Dejar enfriar en la nevera.

Preparar el helado siguiendo las instrucciones de la heladera, primero con la mezcla de queso. Incorporar unas galletas picadas o pulverizadas si se desea a mitad de la elaboración. Llevar a un recipiente de cierre hermético y repartir por encima unas cucharadas del puré de cerezas. Dibujar un marmolado con un cuchillo, sin integrarlo el todo. Guardar en el congelador hasta el momento de servir.

Receta de helado de tarta de queso con cerezas. Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos más el tiempo de enfriado Dificultad | Fácil

Degustación

Servir el helado de tarta de queso con cerezas acompañándolo de unas cucharadas extra del puré de cerezas y unas galletas machacadas al gusto de cada comensal. Recomiendo dejarlo templar un poco fuera del congelador antes de disponer las raciones, pues es un helado mucho más rico cuando casi empieza a derretirse y se muestra muy cremoso.

En Directo al Paladar | Helado de yogur o yogur helado. Receta En Directo al Paladar | Receta de helado de Nutella

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio