Publicidad

Heladera, ¿cuál es mejor comprar? Consejos para acertar y disfrutar todo el verano de refrescantes helados caseros

Heladera, ¿cuál es mejor comprar? Consejos para acertar y disfrutar todo el verano de refrescantes helados caseros
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El verano sin helados no sería lo mismo, a pesar de que podemos disfrutarlos todo el año. Elaborar nuestras propias recetas puede ser muy fácil incluso sin equipamiento especial, pero está claro que el mejor resultado lo conseguiremos con una heladera. Ahora bien, con tanta variedad de máquinas en el mercado, ¿qué heladera es mejor comprar? Depende, como siempre, de varios factores.

Un buen helado es el resultado del equilibrio de sus ingredientes y del proceso de mezcla, aireado y congelación. Hay varios métodos y trucos para reducir y romper los cristales de hielo, pero una heladera nos facilitará enormemente el trabajo y nos dará resultados imposibles de conseguir a mano. El tipo de máquina dependerá de nuestro presupuesto y espacio libre que tengamos en la cocina.

Mucho ha cambiado el helado desde las primitivas versiones de hielo y zumo que ya se hacían en la Antigüedad. Los profesionales saben que no es fácil conseguir la fórmula perfecta que otorgue esa irresistible cremosidad con un sabor equilibrado sin pecar de grasa o azúcar, y ahí es donde una máquina heladera juega un papel primordial.

Heladera Krups

Los primeros artilugios manuales comenzaron a cambiar el concepto de preparación de helados con la primera revolución industrial, surgiendo pronto maquinarias cada vez más complejas que sustentaron el boom de una nueva industria. El secreto de un helado perfecto está en la combinación de buenos ingredientes en las proporciones adecuadas y el procesado óptimo, que solo nos dará una buena máquina.

¿Por qué nunca lograremos el mismo resultado sin heladera? Porque a mano lo único que podemos hacer es ir rompiendo los cristales de hielo triturando o batiendo el helado a medida de que se congela. Una máquina añade aire a medida que enfría y congela la mezcla, atrapando esas burbujas de aire invisibles que aportan volumen, ligereza y cremosidad.

Qué tener en cuenta para elegir una heladera

Una heladera es una máquina que consiste en dos elemenetos básicos, un recipiente refrigerado donde se echa la combinación de ingredientes, y las aspas movidas por un motor que mezclan de forma continua a medida que el helado se va congelando. Es un proceso conocido como mantecación y es crucial para lograr un resultado de calidad. Esas aspas introducen aire, volumen, dificultando la formación de cristales de hielo.

Helado

Un helado sin aire no tiene la misma cremosidad ni el mismo sabor, aunque tampoco hay que pasarse. Algunos fabricantes industriales añaden más aire de la cuenta para ahorrar costes en el producto final, vendiendo en realidad menos cantidad de helado por el mismo precio. Pero sin aire, no disfrutaremos de un helado realmente irresistible.

En cualquier caso, sobre todo si optamos por un modelo de alto precio, es recomendable comprobar si el fabricante ofrece la venta separada de piezas y recambios, por si hubiera que reemplazar algún elemento en el futuro. Para alargar la vida de la heladera hay que cuidar la manipulación de la cubeta -nunca usar utensilios metálicos o afilados- y lavar con suavidad con un estropajo que no ralle y jabón no agresivo.

Las heladeras que podemos encontrar en el mercado doméstico se encuadran en dos grandes tipologías, con grandes diferencias de precio entre unas y otras: con compresor y de cubeta. La mayoría incluyen al menos un pequeño recetario para guiar en el uso inicial, aunque conviene comprobarlo sobre todo si somos muy novatos. Veamos un poco con más detalle las características de cada una.

Heladeras con compresor

Estas máquinas tienen el refrigerador integrado en el propio cuerpo, es decir, la propia cubeta se mantiene a la temperatura óptima para la realización del helado. Por así decirlo, llevan su propio congelador, por lo que la elaboración del helado es mucho más rápida y directa, y también más controlada.

Heladera Compresor

Esa capacidad de refrigeración se mantiene además estable a lo largo de todo el proceso, sin caídas de temperatura cuando lleva ya un rato funcionando. Esto permite también encadenar recetas de varios helados en la misma sesión y evitan tener que trabajar rápido. No importa si es un día muy cálido, la heladera con compresor garantiza que la mantecación se produce siempre a la temperatura adecuada.

La desventaja principal es el precio, muy superior a los otros tipos de máquinas. Los modelos que casi se aproximan ya a un uso profesional pueden elevar el gasto de forma considerable, pues son aparatos complejos de alto rendimiento. Además suelen ser más voluminosas, aunque esto tiene otra ventaja, ya que las hay de gran capacidad para hacer más cantidad de helado al mismo tiempo.

Es preferible optar por aquellas máquinas que estén elaboradas en metal de calidad, incluyendo la cubeta y las palas de elaboración, aunque muchas siguen optando en esta pieza por el plástico.

Heladeras de acumulador o cubeta

Estas máquinas disponen de una cubeta extraíble con una doble pared llena de líquido que se debe congelar con al menos 24 horas de antelación para hacer el helado. Al no tener compresor, somos nosotros los que debemos aportar la capacidad refrigerante de forma manual.

Una vez congelado el recipiente, se vuelve a colocar en el cuerpo del aparato para hacer rápidamente el helado, poniendo el motor a trabajar moviendo las aspas. El frío de la cubeta congelada va pasando a la mezcla, reduciendo su temperatura y, poco a poco, congelándose hasta cierto punto. En el proceso también se incorpora aire siguiendo el mismo principio que en las heladeras de compresor.

Heladora Cubeta

Las ventajas y desventajas de estos modelos son las mismas que las anteriores, a la inversa. Hay modelos muy económicos que dan buenos resultados, con diseños cada vez más enfocados a integrarse en una cocina moderna, compactos y aportando algún toque decorativo. Además hay robot de cocina que disponen de heladera como compra adicional.

Es más difícil lograr un resultado impecable con estas máquinas, ya que la temperatura no se mantiene estable ni controlada, y nos obligan a estar más pendientes y a planificar la elaboración del helado. Otra desventaja es que algunas cubetas son demasiado voluminosas para ciertos congeladores, sobre todo en los frigoríficos combi con sistema de cajones.

Al ser más económicas también suelen estar fabricadas con materiales más endebles, casi siempre en su totalidad de plástico de distintas calidades, y las cubetas son muy sensibles a arañados si no se manipulan bien.

¿Qué modelo comprar?

Todo depende de la inversión económica que estemos dispuestos a realizar, y el uso previso. No tiene mucho sentido gastar mucho dinero en una potente heladera con compresor si únicamente hacemos helados dos o tres veces al año, o si estará acumulando polvo más allá del verano.

Heladera

Si tampoco somos muy sibaritas, una heladera modesta puede cubrir nuestras expectativas, pero los verdaderos apasionados del helado artesano disfrutarán mucho más con una buena máquina de compresor. El ahorro de tiempo congelando el recipiente y el hecho de que hace ella prácticamente todo el trabajo, animan a usarla con mucha más frecuencia.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta las medidas de la máquina para encontarle espacio encasa, la capacidad de la cubeta -no es lo mismo hacer helado para una pareja que para una familia de seis personas- y el tamaño de la misma. Si optamos por un modelo de acumulador, necesitaremos disponer de suficiente hueco en el congelador.

Qué heladera comprar: modelos de acumulador por menos de 100 euros

Las mejores heladeras baratas por menos de 50 euros

Con la moda de los helados en casa han aparecido modelos muy ajustados de precio que son muy atractivos para quienes busquen simplemente darse un capricho más ocasional en casa. Los materiales y acabados son algo más endebles, el motor ofrece menos potencia y suelen ser máquinas pequeñas, pero el mecanismo es tan sencillo que cumplen sobradamente su función.

Bol de Zoku

Heladera Zoku

La marca Zoku tiene una curiosa gama de accesorios para hacer helados, polos y sorbetes de la forma más fácil, rápida y con un punto divertido. Esta es su apuesta por imitar las máquinas heladeras, pero sin tener que recurrir a ningún motor eléctrico. Desde 23,53 euros, con diferentes colores, en Amazon.

La base del funcionamiento es la misma: congelar el recipiente previamente para congelar la mezcla de helado. La idea es que en apenas 10 minutos se consigue un helado cremoso sin usar aspas, aunque quienes lo han usado recomiendan remover a mano de vez en cuando la mezcla para obtener un resultado más cremoso. Es muy pequeño ya que ofrece una ración generosa cada vez.

Hoberg D2000801

Heladera Horberg

Por tan solo 24,95 euros tenemos este modelo básico de heladera con una cubeta con capacidad de 500 ml en líquido para preparar hasta 1 litro de helado o yogur helado. Es compacta y pesa solo 1,65 kilos, tiene motor que promete ser silencioso, aunque algún usuario comenta que hace bastante ruido -algo habitual de estas máquinas, y casi inevitable-.

Heladera de Jocca

Heladera Jocca

Por 32,67 euros tenemos una sencilla y pequeña heladera de la marca española, con apenas 1 kilo de peso, pies antideslizantes y una capacidad para 400 ml de helado, ideal para raciones comedidas ocasionales.

Taurus Tasty Ncream

Heladera Taurus

Ya con una capacidad de 1,5 litros tenemos esta heladera de Taurus (34,11 euros), de perfil más alargado y también con pies antideslizantes. Además destaca por su alta eficiencia energética, con etiqueta A++, interesante si vamos a darle mucho en casa.

Ariete Gran Gelato

Heladera Ariete

Muy fácil de desmontar, limpiar y guardar, este modelo de 47,99 euros es muy cómodo de usar aunque algo ruidoso, pero podemos dar fe de que sigue funcionando igual de bien pasados varios años, cumpliendo su cometido cada verano. El sistema de funcionamiento es el habitual, pudiendo introducir la mezcla poco a poco por el orificio superior a medida que las aspas van mantecando. Permite producir aproximadamente 1 litro de helado.

Heladeras de 50 a 100 euros

Subiendo un poco de precio encontramos modelos más grandes, con cubetas de más capacidad, más potentes y con un mejor acabado de los materiales, además de ciertas funciones adicionales. El nombre de la marca también influye, claro.

Heladera Ultratec

Heladera Ultratec

Este modelo tiene un diseño curioso diferente a las heladeras corrientes, dejando un espacio libre debajo de la cubeta para poder servir directamente el helado, imitando los soft serve de autoservicio más típicos de otros países, similar también a la textura del yogur helado.

Es una heladera de tamaño reducido, con cubeta metálica de capacidad de hasta 1000 ml (considerando el helado una vez mantecado, que siempre crece). Promete tener lista la receta en 20 minutos, es fácil de usar y tiene actualmente un precio final de 59,74 euros en Amazon.

Krups Perfect Mix 9000

Heladera Krups

Elegante heladera de cuidado diseño con detalles cromados, de 3,7 kilos y capacidad para 1 litro total de helado. Este modelo de Krups, por 66,99 euros, incluye panel de control, apagado automático con aviso sonoro cuando ha finalizado, y permite controlar las fases del proceso mientras está trabajando.

Accesorio de Kitchen Aid para helados

Heladora Kitchenaid

El popular robot de cocina, batidora mezcladora, -que no falta como atrezzo en ninguna serie americana- también cuenta con su propio accesorio para elaborar helados, uno de los favoritos de los usuarios de la máquina. Cuesta actualmente 93,20 euros en Amazon y encaja en todos los modelos europeos. Permite elaborar hasta 1,9 litros de helado, además de otros postres de hielo.

Heladera Klarstein

Heladera Klarstein

Rozando el límite de precio, por 99,99 euros, tenemos este avanzado modelo de heladera que no necesita enfriamiento previo, pero tampoco tiene compresor. Su funcionamiento se basa en la refrigeración termoeléctrica, lo que permite tener listo el helado en un tiempo máximo de dos horas, sin tener que congelar ninguna cubeta o enfriar la mezcla antes.

Es además más silenciosa y se maneja con una pantalla digital y dos botones, icnluyendo programas totalmente automáticos. El recipiente es quizá algo pequeño, con capacidad para 300 ml de mezcla, que terminan en 700 ml de helado. Tiene un aspecto más profesional, es compacta y ofrece materiales sólidos. Viene con un sacabolas, espátula y cinco cucharas medidoras.

Qué heladera comprar: modelos de compresor hasta 200 euros

Pasamos a las heladeras con compresor, partiendo inevitablemente ya de un precio más alto incluso en los modelos más baratos. Entre las opciones más económicas destacan las máquinas más pequeñas, de menor capacidad, y con menos funciones complementarias.

Cuisinart

Heladeras Cuisinar1

El original diseño de Cuisinart es perfecto para instalar la heladera en la cocina y presumir de tener la heladería montada en casa, ya que luce más bonita. En lugar de estar formada por un único contenedor cerrado, se compone de una base con dos cubos o boles acumuladores de frío, con la forma típica de los helados cilíndricos más comunes en el mercado americano.

Además de la estética, este sistema permite preparar dos sabores al mismo tiempo o elaborar menor cantidad de uno solo. Cada recipiente tiene capacidad para 1 litro total de helado, las tapas permiten añadir ingredientes sobre la marcha, y la base es de aluminio pulido. Sale por unos 129,90 euros en Amazon.

Heladera Elli de Springlane

Heladera Springlane1

Esta casa alemana es muy popular en su país, buena garantía de calidad y que ha comenzado a comercializar algunos productos en España. Entre sus modelos de heladeras destaca la Elli, la más económica a 159 euros, con capacidad para preparar hasta 1,2 litros de helados y sorbetes en menos de 45 minutos.

Pesa proximadamente 9,63 kg, lleva una pantalla LCD que permite controlar el tiempo de elaboración y la temperatura y la carcasa de plástico incluye acabados en acero inoxidable. Viene con un completo libro de recetas, espátula, vaso medidor y cuchara para servir helados. Además, permite mantener el helado refrigerado hasta 10 minutos después de terminar.

Heladera H.Koenig hf180

Heladera Koenig

La marca alemana también tiene una heladera con compresor, en este caso de 161,01 euros. La cubeta extraíble con forma cilíndrica tiene capacidad de 1 litro de helado y se puede lavar en el lavavajillas. Quizá puede parecer algo armatoste para albergar una cubeta relativamente pequeña, aunque está en la línea habitual de esta gama de precios. Los helados están listos en menos de una hora, entre 30 y 40 minutos, y es muy silenciosa.

Sweet Dreams de Klarstein

Heladera Klarstein2

También esta otra casa alemana cuenta con un modelo de compresor, a 169,99 euros la versión más económica y reducida. La pantalla digital permite programar el tiempo de preparación de 10 a 60 minutos, incluye refrigeración retardada y tiene capacidad para 1,5 litros, unas 22 bolas generosas. Incluye un sacabolas de helado y vaso medidor y pesa unos 10 kilos.

Tiene un seguro incorporado en la tapa y patas de goma antideslizantes para mayor seguridad de uso. Destaca también por el consumo energético, apenas 150 W, aunque no tiene sistema de apagado automático.

Heladeras con compresor de más de 200 euros

Si nos ponemos a tirar la casa por la ventana podemos invertir en una máquina heladera de gama alta, de gran capacidad, gran potencia de refrigeración y tecnología avanzada para garantizarnos muchos litros de helado cremoso todo el año.

Quizá es la opción más recomendable para familias relativamente numerosas, que sean verdaderos apasionados de los helados y sorbetes y necesiten cubetas con buena capacidad. Estas máquinas permiten además preparar elaboraciones más ligeras, con menos azúcar y grasas, sin renunciar del todo a la textura cremosa.

Unold Polar

Heladera Unold

En elegante blanco y negro y líneas pulidas, la heladera de Unold es una de las mejores valoradas por los clientes de Amazon, donde sale por 249,99 euros.. Congela hasta -35º C con una potencia de 135 W, y no es muy voluminosa. Solo pesa 5 kilos pero claro, tiene una capacidad limitada, para preparar como máximo 1 litro de helado.

Heladera Elisa de Springlane

Heladera Springlane

El modelo más caro de Springlane es una potente máquina 2 en 1 que además de helados y sorbetes permite funcionar como yogurtera ya que incluye función de calentamiento hasta 40º C. Además es más grande, con capacidad para 2 litros de helado. Este modelo sale por unos 259 euros.

La pantalla digital facilita el manejo a través de los cuatro programas automáticos, y viene con los mismos accesorios que el otro modelo: libro de recetas, vaso medidor, cuchara sacabolas y espátula. La potencia de refrigeración es de 180 W y pesa unos 12 kilos. Se puede adquirir con recipientes adicionales.

Il Gelataio de De'Longhi

Heladera Delonghi

La conocida casa de electrodomésticos tiene una heladera de diseño italiano menos trasto que otros modelos. Por 262,92 euros en su versión blanca, nos ofrece una máquina que prepara unos 1,2 litros de helado, con una potencia de 230 W y 13,5 kilos de peso.

Heladera Vanilly Sky de Klarstein

Heladera Klarstein 3jpg

Muy compacta y de tamaño más que razonable (31,5 x 26,5 x 38,5 cm), esta heladera permite preparar hasta 2,5 litros de helado gracias a su gran cubeta interior. Tiene pantalla digital con cuatro botones fáciles de usar, permite programar la preparación, pausarla para añadir más ingredientes y mantiene la refrigeración una vez terminado el proceso.

Se puede elegir además el tiempo exacto de mantecación para ajustar la textura a la receta o a las preferencias personales. Incluye espátula y vaso medidor, pesa unos 14,3 kg y, eso sí, el precio sube hasta los 349,99 euros.

Musso Mini Lussino 4080

Musso Mini Lussino

Y finalmente tenemos el modelo apto para uso doméstico de más alta gama, una heladera semiprofresional de 815 euros que son ya palabras mayores. Fabricada en Italia con calidad profesional en acero inoxidable, incluyendo el cubilete de elaboración, prepara hasta 1 litro de helado en apenas 20-30 minutos, con resultados impecables. Con 20 kg de peso, es muy sencilla de limpiar y además hace poco ruido.

Ultratec-Küche Helado cremoso-Heladera de hasta 1000 ml, 331400000100

Ultratec-Küche Helado cremoso-Heladera de hasta 1000 ml, 331400000100

Hoberg D2000801 Máquina de helado, 12 W, 0.5 litros

Hoberg D2000801 Máquina de helado, 12 W, 0.5 litros

Zoku - Bowl para Helados cremosos

Zoku - Bowl para Helados cremosos

Ariete 638 HELADERA GRAN GELATO, 800 W, 1 Liter, Blanco

Ariete 638 HELADERA GRAN GELATO, 800 W, 1 Liter, Blanco

Jocca 5513 heladera, 0.4 litros, Rojo

Jocca 5513 heladera, 0.4 litros, Rojo

Taurus Tasty Ncream Heladera, 12 W, 1.5 litros, Verde, Blanco

Taurus Tasty Ncream Heladera, 12 W, 1.5 litros, Verde, Blanco

Krups Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera, 30 W, 1.6 litros, plástico, Blanco

Krups Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera, 30 W, 1.6 litros, plástico, Blanco

KitchenAid KICAOWH - Accesorio para helado para los robots de cocina KSM90 / K5 / K45 / KSM150

KitchenAid KICAOWH - Accesorio para helado para los robots de cocina KSM90 / K5 / K45 / KSM150

Cuisinart ICE40 Heladera, 50 W, 1 Liter, Aluminio, Blanco

Cuisinart ICE40 Heladera, 50 W, 1 Liter, Aluminio, Blanco

Klarstein Sweet Dreams • Heladera • Máquina de helados • Yogurtera • Compresor • Para helados yogures caseros • 1,5 Litros • Temporizador configurable • Sacabolas de helado • 150 W • plateado

Klarstein Sweet Dreams • Heladera • Máquina de helados • Yogurtera • Compresor • Para helados yogures caseros • 1,5 Litros • Temporizador configurable • Sacabolas de helado • 150 W • plateado

DeLonghi ICK 5000 Máquina para hacer helado con compresor, 230 W, 1.2 L, color blanco

DeLonghi ICK 5000 Máquina para hacer helado con compresor, 230 W, 1.2 L, color blanco

Unold Polar Heladera, 135 W, 1 Liter, Blanco y negro

Unold Polar Heladera, 135 W, 1 Liter, Blanco y negro

Klarstein • Vanilly Sky Family • Heladera • Yogurtera • Máquina de helados • Refrigeración retardada • Pantalla LED • 250 W • 2,5 litros • Vaso medidor de tamaño de una copa • Negra

Klarstein • Vanilly Sky Family • Heladera • Yogurtera • Máquina de helados • Refrigeración retardada • Pantalla LED • 250 W • 2,5 litros • Vaso medidor de tamaño de una copa • Negra

Musso Mini Lussino 4080 Heladera Con Compresor Acero Inoxidable Muy Facil de Usar Prepara deliciosos helados artesanos añadiendo a la máquina ingredientes naturales, orgánicos, sin gluten..

Musso Mini Lussino 4080 Heladera Con Compresor Acero Inoxidable Muy Facil de Usar Prepara deliciosos helados artesanos añadiendo a la máquina ingredientes naturales, orgánicos, sin gluten..

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir