Publicidad

Las razones por las que puedes necesitar una amasadora, cuál escoger y 33 recetas de panes y bizcochos para sacarle partido

Las razones por las que puedes necesitar una amasadora, cuál escoger y 33 recetas de panes y bizcochos para sacarle partido
Sin comentarios

Llega un momento en la vida de todo aficionado a la repostería en el que se plantea la posibilidad de adquirir una batidora amasadora. Este modelo de robot, de base fija y con recipiente incorporado, fue uno de los pioneros en revolucionar la cocina doméstica, transformando por completo la capacidad de hacer nuevas recetas de masas y dulces en casa.

¿Es imprescindible? Pocos lo son, pero si te gusta preparar masas dulces y saladas en casa, desde bizcochos y galletas hasta panes, bollos o pizzas, hay muchas razones para invertir en un buen modelo. Estos aparatos no hacen todo el trabajo por ti, son más bien un pinche con el que lograr fácilmente resultados casi de profesional imposibles de lograr a mano.

El batidor de huevos manual es el antecedente más remoto, cuyo funcionamiento con una palanca manual todavía tiene hoy muchos seguidores enamorados del encanto de lo vintage. La primera patente de un mezclador rotatorio se registró en 1856 en Baltimore, seguida poco después de un diseño en Inglaterra y otros muchos similares.

Los primeros modelos eran, lógicamente, mecánicos. La necesidad de adaptar el diseño al volumen de trabajo profesional estimuló el desarrollo tecnológico de amasadoras más avanzadas, llegando pronto los aparatos eléctricos y, no mucho más tarde, las versiones domésticas.

¿Qué es exactamente una batidora amasadora?

Puesto que en nuestro idioma usamos el nombre genérico de batidora para multitud de dispositivios diferentes, la terminología puede generar cierta confusión. Con batidora amasadora nos referimos a las llamadas stand mixers en inglés, mezcladoras con una base fija, más o menos estable, formadas por un pie con motor, un brazo abatible y un bol removible, más los accesorios intercambiables.

Amasadora

No son por tanto batidoras manuales, ni panificadoras, ni procesadores de alimentos ni robots que cocinan. Aunque hoy existen modelos híbridos que combinan el diseño de una amasadora con la capacidad de calentar por inducción, estas máquinas están diseñadas casi en exclusiva para trabajar con masas, sin cocinar. En ocasiones se denominan también robots mezcladores.

Esto hace que sean complementarias a los aparatos mencionados. Si el espacio de nuestra cocina -y el presupuesto- nos lo permite, son compatibles con disponer de Thermomix o robots similares, de una batidora de vaso o incluso una manual de varillas, más prácticas para usos inmediatos de procesos rápidos.

Por qué merecen la pena

Si normalmente solo hacemos el típico bizcocho de yogur, apenas nos da por hacer galletas o solo nos aventuramos con masas de bollería un par de veces al año, invertir en una amasadora no tendrá mucho sentido. Pero si precisamente lo que nos echa para atrás en estas elaboraciones es la dificultad de manejar las masas, entonces ya deberíamos plantearnos adquirir una.

Kitchen Aid

Con una batidora amasadora se multiplican las posiblidades reposteras y panaderas en casa. El desarrollo de su tecnología permitió dar un salto de gigante en el mundo de la repostería, a nivel profesional y doméstico. Las recetas antiguas son muy básicas en sus técnicas porque había que batir o mezclar a mano, por eso abundaban los bizcochos de tipo esponja, a base de huevo, o masas más recias.

Lo que distingue a estas máquinas más modernas es la gran potencia de su motor y la precisión técnica de sus varillas o palas. Pueden trabajar con masas mucho más pesadas, obteniendo una cremosidad sin igual batiendo mantequilla con azúcar, amasando masas muy enriquecidas, emulsionando y montando claras o nata en segundos con una gran estabilidad.

Batidora

Así, entre sus ventajas destacan las siguientes características:

  • La máquina trabaja sola una vez se pone en marcha; no hay que estar sujetando las varillas.
  • Es capaz de batir y amasar durante mucho tiempo sin riesgo de sobrecalentarse, y no necesita enfriarse entre una acción y otra.
  • Permite batir ingredientes relativamente fríos, como la mantequilla, logrando cremas homogéneas perfectamente incorporadas, algo imposible de conseguir con una batidora manual.
  • La gran potencia del motor garantiza una emulsión y cremosidad incomparable, creando mezclas aireadas y esponjosas que se traducen en masas mucho más ligeras y con más volumen.
  • No calienta los ingredientes al mezclarlos, evitando que se corte la mantequilla u otras grasas, obteniendo una mayor estabilidad.
  • Bate y amasa en muy poco tiempo sin esfuerzo con resultados casi profesionales.
  • Es capaz de trabajar masas enriquecidas de panadería en pocos minutos, logrando una elasticidad excepcional. Resulta especialmente cómoda para masas tipo brioche, roscón de reyes o similares, que piden añadir gran cantidad de grasa o azúcar, y necesitan desarrollar el gluten para obtener migas muy tiernas.
  • Es muy fácil de usar y de limpiar, normalmente con un uso muy intuitivo que no necesita estudiar complicados manuales de instrucciones.
  • Muchos modelos incorporan accesorios que multiplican aún más sus posibilidades: máquina de pasta, picadora de carne, heladora...

Qué tener en cuenta para escoger una amasadora

Actualmente existe una gran variedad de marcas y modelos de batidoras amasadoras, con una amplísima gama de precios. Para saber cuál elegir según nuestras necesidades, conviene tener en cuenta los siguientes aspectos.

Amasadora
  • Potencia. Es una de las claves de estos robots, lo que realmente marca la diferencia. A mayor potencia, mejores resultados y más posibilidades para trabajar todo tipo de recetas. Un motor potente será capaz de manejar masas más duras o difíciles, podrá batir a alta velocidad durante mucho tiempo y tendrá una mayor vida útil. 300W-400W sería ya una potencia más que digna y suficiente, pues tampoco hay que guiarse solo por esta cifra. Los vatios de un motor no lo son todo.
  • Rpm. El número de revoluciones por minuto determina la velocidad máxima de giro que podrá alcanzar la máquina batiendo o amasando. Con 200 rpm ya obtendremos excelentes resultados en todo tipo de masas.
  • Número de velocidades. La gama de velocidades incluida dan la posibilidad de ajustar con más precisión el trabajo según la receta. Lo ideal es contar como mínimo con unas seis o siete velocidades, idealmente diez, incluyendo la opción turbo. Así podremos simplemente remover con suavidad, mezclar, batir, montar, emulsionar o amasar, según lo pida cada receta.
  • Transmisión directa. Si un robot indica esta característica, es algo muy a tener en cuenta. Esto garantiza una mayor potencia de la máquina, más precisión y menor ruido.
  • Acción planetaria. Otro de los factores claves para lograr los mejores resultados. Se trata de un diseño específico del cabezal que gira sobre su propio eje como lo hace la Tierra, logrando así llegan a todas las partes del recipiente. De este modo no se queda ninguna porción de masa sin batir.
  • Materiales. Por muy duro que sea el plástico de hoy, el metal no tiene parangón. Los robots robots con maquinaria y accesorios de acero inoxidable son mucho más robustos, duraderos y menos susceptibles de dañarse, con una vida útil mucho más larga, si se cuidan bien. También suben de precio, lógicamente. El material del bol es menos relevante, pero tampoco hay que descuidarlo. Los de vidrio son más bonitos y permiten ver el interior, aunque son más delicados.
Varillas
  • Capacidad. Depende de nuestras necesidades. Si somos pocos en casa, no trabajamos con grandes cantidades o tenemos poco espacio, nos bastará con una amasadora con capacidad de unos tres litros; sin embargo, si tenemos hueco, merece la pena buscar un modelo que ofrezca algo más de cuatro litros. Hay que tener en cuenta que nunca se usa todo el recipiente por completo y que ciertas masas necesitan espacio para crecer en volumen.
  • Dimensiones y peso. Relacionado con el anterior, de poco nos sirve una amasadora grande si no tenemos dónde colocarla. El peso puede jugar en nuestra contra si no vamos a situarla en un lugar fijo, pero es recomendable que no sean muy ligeras. A más peso, más estabilidad.
  • Accesorios. Estos robots, como mínimo, deben incluir una paleta mezcladora universal, unas varillas globo del tipo para montar claras, y un gancho para amasar masas de panadería. Además es interesante que incluya una tapa antisalpicaduras y una paleta flexible. Los demás accesorios que puedan incluir son extras que, según nuestros intereses, podrán ser relevantes o no.
  • Diseño. En un factor más estético que práctico, merece la pena que nuestra máquina sea bonita y nos guste lucirla en la cocina. En general todos siguien diseños similares, con el cabezal abatible y el recipiente extraíble. Los modelos de gama más alta cuentan con una cubeta elevable, sujeta al cuerpo de la máquina y no a la base, porque necesitan mayor estabilidad. Además, son más cómodos de manejar los que permiten insertar los accesorios directamente en el cabezal, sin anillas ni otros protectores.
  • Limpieza. Si estamos habituados a usar el lavavajillas nos interesa comprobar si el fabricante recomienda o no usarlo para limpiar los diferentes accesorios. En general son máquinas muy fáciles de lavar.
  • Garantía y soporte. Lógicamente, si el producto cuenta con una gran garantía de varios años con soporte asegurado, la usaremos con mayor tranquilidad. Lo ideal es que la marca disponga de servicio técnico en nuestro país y un buen servicio de atención al cliente, para solucionar posibles incidencias, averías o para sustituir partes dañadas.

Los mejores modelos para elegir

KitchenAid

Los aficionados a las series de televisión familiares de Estados Unidos habrán visto en prácticamente todas las cocinas la misma máquina. El color puede variar, pero la marca no: KitchenAid es la estrella aboluta en los hogares estadounidenses. Y desde hace ya unos años, también triunfan cada vez más en nuestro país.

Kitchenaid2

Es la marca más conocida entre los aficionados a la repostería, con un diseño atemporal de aire vintage en una amplísima gama de colores. Esta marca, también muy utilizada por profesionales, conquista por su diseño, la calidad de su motor y materiales, la durabilidad y facilidad de uso. Cuenta con todas las garantías de una marca líder y sobradamente conocida, además tiene un catálogo de muchos accesorios complatibles que van más allá de la repostería.

Kitchenaid 5K45SSEWH Serie Classic - Batidora amasadora multifunción, color blanco

Kitchenaid 5K45SSEWH Serie Classic - Batidora amasadora multifunción, color blanco

No es barata, pero supone una inversión casi para toda la vida, si se cuida bien. Además el catálogo cuenta con modelos de diferentes gamas y precios, según el tamaño, la potencia o el color. La serie Classic más elemental es ya una máquina todoterreno, con un recipiente de 4,28 litros, buena potencia y los tres accesorios básicos incluidos.

KitchenAid Artisan 5KSM175-Robot de Cocina (4,8 L), 300 W, Acero Inoxidable, 10 Velocidades, Negro

KitchenAid Artisan 5KSM175-Robot de Cocina (4,8 L), 300 W, Acero Inoxidable, 10 Velocidades, Negro

Un aficionado a la repostería que acostumbre a preparar recetas de forma frecuente, preferirá apostar por la gama Artisan de la marca, más actualizada y con prestaciones algo superiores. También hay variedad de opciones, con robots más grandes, colores distintos -la variedad es enorme- o diferentes accesorios. Un modelo básico en negro ofrece ya 300 W e incluye dos cubetas -de 3 y 4,8 litros-, tapa antisalpicaduras con orificio vertedor y cuatro batidores.

KitchenAid 5 KPM5 planetaria mezclador de alimentos, 4,8 L), color blanco

KitchenAid 5 KPM5 planetaria mezclador de alimentos, 4,8 L), color blanco

Para trabajar con mayor asiduidad y con masas más voluminosas, más complicadas o exigentes, la gama Heavy Duty es el siguiente nivel diseñado para el hogar. Más estable, con mayores revoluciones por minuto y mayor potencia, el recipiente mezclador también es más grande.

KitchenAid Professional 1.3 HP Weiss 5KSM7990XEWH mit 6,9 l Schüssel

KitchenAid Professional 1.3 HP Weiss 5KSM7990XEWH mit 6,9 l Schüssel

Y si queremos tirar la casa por la ventana o buscamos resultados expertos en casa, quizá también pensando en uso enfocado al trabajo profesional, disponemos de la serie Professional, más potente, más estable y con mucha mayor capacidad, diseñada para un uso inensivo de grandes cantidades de masas y mezclas.

AEG Ultramix

La marca alemana es una de las más reputadas en el sector de aparatos domésticos, con sus más de 130 años de experiencia y cada vez más especializados en el mundo de la cocina. Uno de sus robots amasadores más populares imita claramente el diseño de la KitchenAid, y cuenta con prestaciones muy similares a las del modelo Artisan.

AEG KM4100 Robot de Cocina con Bol Batidora, Amasadora, Apta para Lavavajillas, Dos Boles ,10 Velocidades, Iluminación LED, Múltiples Varillas, 1000 W, 2.9L y 4.8L,Blanco

AEG KM4100 Robot de Cocina con Bol Batidora, Amasadora, Apta para Lavavajillas, Dos Boles ,10 Velocidades, Iluminación LED, Múltiples Varillas, 1000 W, 2.9L y 4.8L,Blanco

Con un motor de 1000 W, dos recipientes metálicos de 2,9 y 4,8 litros, tres accesorios básicos y diez velocidades, es un robot que además incluye iluminación LED en el regulador y el brazo oscilante. Además incluye tapa antisalpicaduras. Hay un modelo superior que básicamente cuenta con una mayor potencia del motor, tapa de fermentación y pala flexible, en color rojo.

Kenwood kMix

Kmix

La compañía británica es otra de las que cuentan con una larga trayectoria en el sector de los aparatos de cocina, y es una de las pioneras en apostar por robots multiuso para el hogar. El modelo kMix básico sigue los mismos estándares que los anteriores, con 1000 W de potencia y pero destacando en su recipiente de gran capacidad, de cinco litros, aunque solo seis velocidades.

Kenwood kMix KMX750WH - Robot de Cocina, 1000 W, Bol 5 L con Asa, Incluye: Gancho Amasar, Batidora Varillas, Batidora K, Color Blanco

Kenwood kMix KMX750WH - Robot de Cocina, 1000 W, Bol 5 L con Asa, Incluye: Gancho Amasar, Batidora Varillas, Batidora K, Color Blanco

Incluye las tres varillas básicas y tapa antisalpicaduras, y tiene la posibilidad de completar la máquina con otros accesorios adicionales. Tanto el robot como el recipiente y los untesilios son de acero inoxidable, y trabaja con función planetaria.

Bosch MUM5

Otra de las conocidas marcas de electrodomésticos, de nuevo de origen alemán, también cuenta con varias batidoras en su catálogo. Las manuales de varillas son muy apañadas para trabajos rápidos, pero si queremos un robot estable de base fija, válido para amasar, nos interesa el MUM5, más asequible que las marcas anteriores, disponinble en varios colores.

Bosch CreationLine MUM58K20 - Robot de cocina, 1000 W, recipiente de 3.9 litros, color rosa y plateado

Bosch CreationLine MUM58K20 - Robot de cocina, 1000 W, recipiente de 3.9 litros, color rosa y plateado

En este caso Bosch ha preferido desmarcarse del diseño general con un robot ligeramente distinto, al colocar el cuerpo en un lateral del bol, lo que puede ser útil según cómo esté planteado el espacio de nuestra cocina. En un claro enfoque puramente doméstico, y más multifuncional que limtiándose solo a las masas, Bosch incluye muchos accesorios complementarios como discos ralladores y cortadores o una jarra estilo batidora americana.

Bosch

En este caso, el robot ofrece 3,9 litros de capacidad en un recipiente de acero inoxidable, con 1000 W de potencia, siete velocidades más turbo, y viene con un DVD de recetas. Destaca el diseño propio del mecanismo del motor, con un engranaje llamado MultiMotion Drive, que realmente imita el sistema de acción planetaria ya descrito.

Bomann KM398

Quizá de nombre menos conocido en nuestras cocinas, pero también con buena reputación alemana, la compañía Bomann cuenta en su catálogo desde hace ya unos años con este modelo de excelente relación calidad precio para la cocina doméstica.

Bomann KM 398 CB Batidora amasadora repostería, 6,3 l, 8 velocidades, 1200 W, color roja, 6.3 litros, plastico/acero inoxidable, Rojo

Bomann KM 398 CB Batidora amasadora repostería, 6,3 l, 8 velocidades, 1200 W, color roja, 6.3 litros, plastico/acero inoxidable, Rojo

Con un motor de 1200 W de potencia, el recipiente es de acero fino y ofrece una capacidad máxima de 6,2 litros, capaz de amasar hasta 3,5 kg de masa de una vez. Tiene ocho niveles de velocidad incluyendo función turbo, y viene con los tres accesorios básicos de estas amasadoras, en acero, más una tapa antisalpicaduras. También trabaja con función planetaria y es robusta, sin pecar de exceso de peso.

Cecotec Cecomixer Easy

Cecotec

Finalmente destacamos una amasadora de gama baja para quienes prefieran probar un robot más asequible antes de lanzarse con una inversión mayor. La compañía Cecotec ya sabemos que apuesta por ofrecer productos mucho más asequibles para el consumidor medio, imitando la tecnología y las soluciones de las marcas más caras.

Cecotec Cecomixer Easy - Batidora Amasadora ,Movimiento Orbital, Capacidad 3l, Bol de Acero, 5 Funciones (Amasar, Batir, Mezclar, Montar, Emulsionar) 6 Velocidades, 250 W

Cecotec Cecomixer Easy - Batidora Amasadora ,Movimiento Orbital, Capacidad 3l, Bol de Acero, 5 Funciones (Amasar, Batir, Mezclar, Montar, Emulsionar) 6 Velocidades, 250 W

El modelo Cecomixer Easy sigue la línea de estilo retro de las amasadoras americanas, ajustando el precio al máximo. El cuerpo es de plástico pero el recipiente es de acero inoxidable, con tres litros de capacidad, algo justitos quizá para quien busque trabajar con masas más grandes, pero muy digno para reposteros ocasionales.

Con 250 W de potencia, también cuenta con acción planetaria en su tecnología de batido e incluye seis velocidades. El aspecto más negativo, quizá, está en que no cuenta con gancho de amasar masas de panadería ni con varillas de tipo globo. Más bien reproduce las varillas típicos de una batidora manual -batidores y espirales dobles-, pero con más potencia y la estabilidad de el recipiente fijo.

Las mejores recetas para sacarle partido

Entonces, ¿qué se puede preparar con una batidora amasadora? Ya hemos dejado claro que están diseñadas específicamente para repostería y masas de panadería, enfocadas particularmente a las dulces o enriquecidas.

Una vez tengamos nuesta máquina en casa, querremos ponerla a prueba para elaborar recetas algo más elaboradas o que nos exijan un nivel de precisión técnica mayor. Esta selección de recetas es un buen punto de partida para empezar a comprobar su eficacia.

Panes y bollos

Bollitos Tan Zhong
Pan Deleche

Bizcochos y pasteles

Bizcocho1
Kasutera

Fotos | Unsplash - Pixabay
En Directo al Paladar | 23 recetas de tartas, bizcochos y pasteles para aprovechar la fruta que tienes en casa
En Directo al Paladar | Hornear como terapia o por qué el coronavirus ha hecho que todos nos pongamos a hacer pan, bizcochos y tartas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios