Compartir
Publicidad
Publicidad

Fresones con nata. Receta

Fresones con nata. Receta
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Unos buenos fresones con un bote de nata en spray. Puedo casi asegurar que todos hemos comido las fresas así. Sin duda para mi, una de las mejores cosas que pueden comerse en un día de primavera y verano.

Hoy os propongo unos fresones con nata pero un poco diferentes. Las fresas están bañadas en un almíbar con un ligero toque de vinagre y la nata es ahora una dulce y fina mousse. Además he añadido un toque crujiente con una base de masa brisa.

Igredientes para 4 personas

50gr de masa brisa neutra, 500 gr de fresones, 1l de agua, 500 gr de azúcar, 20 ml de vinagre de Módena, 300ml de nata para montar, 3 gr de gelatina en hojas.

Elaboración de las fresas con nata

Primero de todo limpiamos y cortamos el pedúnculo de los fresones. Los cortamos a trozos medianos.

Ponemos en un cazo el agua junto con el azúcar hasta que rompa a hervir, apagamos el fuego, añadimos el vinagre y las fresas y lo tapamos hasta que esté frío.

Montamos la nata hasta que esté bien firme con la ayuda de un batidor.

En un pequeño cazo ponemos 100ml del jarabe que ha quedado de las fresas junto con la gelatina hidratada previamente en agua fria. Lo calentamos hasta que la gelatina esté disuelta. Una vez tibio y con la ayuda de una lengua de goma, mezclamos con cuidado la nata y el jarabe. Reservamos en una manga pastelera en la nevera.

collage.jpg

Estiramos la masa brisa bien fina con un rodillo, la pinchamos con un tenedor para que no suba en el horno, y hacemos discos de unos 5cm y la cocemos en el horno a unos 180ºC hasta que esté dorada.

Montamos el postre con la ayuda de un aro del mismo tamaño que el disco de la brisa. En el fondo ponemos el disco de masa y con una manga pastelera añadimos la nata montada. Congelamos unos 10 minutos para que la nata coja más cuerpo.

Sacamos del congelador y añadimos un par de cucharadas de fresas escurridas del jarabe y lo volvemos a congelar.

A la hora de servir tendremos puestos nuestros timbales en la nevera un rato antes de comer para que se nos descongelen y antes de servir retiraremos con cuidado el aro.

Tiempo de elaboración | 20 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Mi idea era conseguir esto, las fresas con nata de toda la vida pero cambiando un poco la presentación y la textura. Un postre seguro y que podemos tener preparado unos días antes.

Una buena idea para acompañar este postre es una salsa o un cremoso de chocolate que acabará de endulzar la comida.

En Directo al Paladar | Ensalada de fresas con feta, y hojaldre de sardinas En Directo al Paladar | Carpaccio de fresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos