Compartir
Publicidad

Comida para llevar. Ensalada de fresas con feta, y hojaldre de sardinas

Comida para llevar. Ensalada de fresas con feta, y hojaldre de sardinas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el anterior post de comida para llevar, os prometí una ensalada que tuviera fruta entre sus ingredientes. No es nada nuevo, la fruta va introduciéndose en ensaladas y guisos con muy buen resultado, y de entre todas las posibilidades he querido empezar por las fresas, que alegran el panorama con su sabor y color. El resultado, una ensalada de fresas con feta lista para alegrar el mediodía.

De segundo, un hojaldre de sardinas, que compensa la ligereza del primer plato, aporta a nuestra dieta los beneficios del pescado azul, y además está hecho en casa ¿Quién da más?

Ensalada de fresas con feta

Dentro de pocos meses será temporada de fresas y podremos abusar de ellas, pero el otro día en el mercado no pude resistirme a un grupo de fresitas que me miraban fijamente desde un envase de plástico. Allí, apiñaditas y con tan buen color, me rogaron que les diera libertad y buen uso, y aquí las tenéis, saltando entre hojas de lechuga y en claro romance con el queso feta.

Ingredientes

Mezcla de lechugas al gusto, unas ocho fresas maduras, 50 grs. de queso feta, dados de pan tostado, semillas de amapola, y una botellita de aliño.

Preparación de la ensalada de fresas con feta

Esta ensalada es tan fácil de hacer como rica de comer. Tras limpiar y filetear las fresas, cortaremos el queso feta en láminas finas y mezclaremos con las hojas de lechuga escogidas y los dados de pan tostado.

Terminaremos espolvoreando con unas semillas de amapola. Si tenemos a mano un vinagre de frutos rojos, podemos usarlo para hacer una vinagreta que llevaremos en una botellita para aliñar en el momento, aunque un buen vinagre de jerez irá estupendo a este plato.

Hojaldre de sardinas

Hay quienes son perezosos a la hora de comprar pescado y aún más si se trata de boquerones y sardinas que hay que destripar en casa. Pero por suerte se pueden comprar ya en filetes, o pedir al pescadero de confianza que los prepare, y como recompensa comeremos un pescado fresco y muy beneficioso para la salud. Rodeado de hojaldre ya se convierte en una delicia para comer con las manos, quizá por un momento olvidemos que estamos ante la mesa de trabajo y...

Ingredientes

Cuatro sardinas fileteadas, una lámina de hojaldre, tomate frito casero, media cebolla, aceite de oliva virgen extra y una yema de huevo.

Preparación del hojaldre de sardinas

Precalentamos el horno a 180º. Cortamos la cebolla en juliana y la pochamos. Cubrimos la bandeja del horno con papel sulfurizado o de horno. Cortamos dos trozos de hojaldre de la medida que queramos para nuestro bocado, y colocamos sobre el papel. Ponemos encima de una de ellas la cebolla pochada, el tomate frito casero y los filetes de sardina salpimentados y otra capa de cebolla.

Tapamos con la otra parte de hojaldre y sellamos los bordes. Formamos un "espagueti" con un resto de masa y lo ponemos encima cortado como decoración. Pincelamos con yema de huevo batido y horneamos durante unos 20 minutos o hasta que el hojaldre tenga un buen color.

En Directo al Paladar | Comida para llevar y comer en el trabajo En Directo al Paladar | Comida para llevar. Ensalada de lentejas con gulas y sandwich de salmón dos salsas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos