Compartir
Publicidad

Mug cake de limón glaseado: receta exprés para calmar rápido el antojo de dulce

Mug cake de limón glaseado: receta exprés para calmar rápido el antojo de dulce
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos de antojo pero no nos apetece encender el horno. Además la necesidad es apremiante. ¿Qué hacemos? Pues recurrir a preparar este mug cake de limón glaseado o, lo que es lo mismo, un pastel de limón en taza elaborado en el microondas. En pocos minutos tendremos delante de nuestros ojos un delicioso bizcocho con el que saciaremos el gusanillo.

Para preparar estos mug cakes de limón glaseado sólo he necesitado dos tazas de merienda, un cuenco, unas varillas, unas cucharas medidoras, un microondas, unos pocos ingredientes y cinco minutos. Si lo tenéis todo, os animo a que los preparéis ya mismo y comprobéis por vosotros mismos el porqué del éxito de estos bizcochos.

Ingredientes

Para 2 unidades
  • Huevo M 1
  • Aceite de girasol 30 ml
  • Zumo de limón (1 cucharada y media) 25 ml
  • Ralladura de limón 1
  • Azúcar (3 cucharadas) 45 g
  • Harina de trigo (3 cucharadas) 45 g
  • Levadura química (1/4 cucharada) 4 g
  • Azúcar glasé 3 cucharadas (para el glaseado)
  • Zumo de limón 1 1/2 cucharadas (para el glaseado)

Cómo hacer mug cake de limón glaseado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 7 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 2 m

Para realizar la mezcla del bizcocho, podemos usar la misma taza luego vamos a meter en el microondas, o podemos usar un recipiente separado y pasar, una vez lista, la mezcla a la taza. Yo he optado por lo segundo porque, desde un principio,he querido repartir la masa en dos tazas de merienda y así resulta más cómodo. Pero, si lo preferís, podéis usar una taza grande en la que realizar el proceso de mezclado y horneado. Así ensuciaréis menos.

Comenzamos mezclando los ingredientes líquidos en un recipiente hondo. Vertemos el huevo, el aceite y el zumo de limón y removemos con unas varillas metálicas o con un tenedor. Incorporamos la ralladura de limón y removemos de nuevo. Podemos ajustar la cantidad de ralladura a nuestro gusto. Agregando más, si queremos potenciar el sabor a limón, o reduciendo la cantidad, para suavizarlo.

A continuación, agregamos los ingredientes secos. Primero el azúcar y removemos de nuevo con las varillas. Ahora incorporamos la harina y el impulsor químico. Removemos una última vez, asegurándonos de que no quedan grumos de ningún tipo y que contamos con una masa homogénea y suave. Repartimos la masa en las dos tazas de merienda y las introducimos en el microondas, colocadas en la parte central del plato giratorio. Programamos 1 minuto a máxima potencia.

Ya estamos a medio camino y nuestros mug cakes a punto de poder ser degustados. Ahora sólo falta girar las tazas 180º sobre sí mismas, de modo que las asas apunten hacia el lado contrario, y volver a programar otro minuto más a máxima potencia. Una vez listos nuestros mug cakes, los retiramos del microondas y los dejamos reposar.

Mientras tanto, preparamos el glaseado de limón. Para ello, colocamos el azúcar glas y el zumo de limón en un cuenco pequeño y mezclamos con unas varillas para que no queden grumos. Si nos gusta más espeso, le añadimos más azúcar o le retiramos parte del zumo de limón. Si queremos más cantidad, para cubrir la totalidad de la superficie del mug cake, doblamos las cantidades. Al gusto.

Mugcakelimoncollage650ma

Con qué acompañar el mug cake de limón glaseado

Cubrimos el mug cake con glaseado de limón y lo servimos con una quenelle de crème fraîche y alguna fruta que combine bien (como fresa, kiwi, manzana, etc). Aunque este mug cake de limón glaseado aguanta relativamente bien el paso del tiempo, recomiendo consumirlo en la hora posterior a su elaboración y, preferiblemente, en templado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio