Compartir
Publicidad

Sorbete de sandía, la receta más refrescante del verano

Sorbete de sandía, la receta más refrescante del verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las frutas que más nos gusta del verano es la sandía, por su sabor refrescante y su agua. Sin duda para nosotros es la reina junto al melón. Si aprovechamos para convertir esta fruta en sorbete, el poder refrescante se duplica, así que esperamos que probéis la receta de sorbete de sandía, ya que seguro os encanta si sois fanáticos de este fruta.

Para hacer la receta hemos optado por la sandía clásica de toda la vida. Aunque es más pesado sacarle todas las pepitas el sabor es más intenso y el color precioso, que se mantienen al elaborar el sorbete, así que para mi gusto, más vale esto que terminar 10 minutos antes. Si en cambio preferís hacer una versión más sencilla y rápida que esta, echad un vistazo a este otro sorbete de fresa y sandía.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Sandía limpia y sin pepitas 500 g
  • Agua 125 ml
  • Azúcar 60 g
  • Zumo de limón 2 cucharadas
  • Sal una pizca

Cómo hacer sorbete de sandía

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 8 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 3 m
  • Reposo 4 h

En un cazo echamos el agua y el azúcar. Removemos lo justo para que se mezclen y llevamos a ebullición. Una vez comience a hervir, contamos dos minutos. Retiramos del fuego y pasamos el almíbar a otro recipiente para que se enfríe.

Mientras, trituramos la sandía que estará limpia, sin cáscara ni pepitas, junto al zumo de limón y la pizca de sal. Una vez obtenido el puré lo mezclamos al almíbar ligero.

Pasamos a un recipiente que sirva para el congelador y congelamos durante unas horas, removiendo de vez en cuando, hasta que tenga la textura adecuada. En este caso no es necesario tener heladora y al hacer una base de almíbar, no cristalizará, pero es conveniente remover la mezcla con un tenedor un par de veces.

Sorbete de sandía. Receta paso a paso

Con qué acompañar el sorbete de sandía

El sorbete de sandía no necesita nada más que mucho calor para disfrutarlo totalmente. En serio, si la sandía con la que lo hacemos es dulce, el resultado será fantástico. Podemos agregarle una cucharada de licor, ron por ejemplo, si lo tomarán sólo adultos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio