Publicidad

Tarta caramelizada de limón. Receta

Tarta caramelizada de limón. Receta
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los postres con limón suelen ser frescos y me trasladan automáticamente a cenas y comidas de verano. Es el caso de esta tarta caramelizada de limón en donde el contraste ácido de la crema con el dulce de la cobertura de azúcar, hace de ella el postre ideal para terminar cualquier menú cuando aprieta el calor.

Como siempre os comento en este tipo de tartas, bien podéis recurrir a una masa quebrada comprada o bien prepararla vosotros mismos en casa, dependiendo del tiempo y ganas que tengáis. Después, solo nos queda escoger unos huevos bien frescos y unos limones de calidad para lograr fácilmente un postre delicioso.

Ingredientes para un molde desmontable de 24 centímetros de diámetro

  • 1 lámina de masa quebrada refrigerada, 150 ml de zumo de limón, 120 ml de nata líquida, 200 g de azúcar, 6 huevos, ralladura de 2 limones, 50 g de azúcar para caramelizar.

Cómo hacer tarta caramelizada de limón

Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados. Después estiramos nuestra masa quebrada en la base del molde y los laterales, pinchándola con un tenedor para que no suba en exceso. Colocamos un papel de aluminio o de horno y le ponemos unos garbanzos secos para que hagan de peso y la horneamos durante quince minutos. Reducimos la temperatura del horno a 170 grados, retiramos las legumbres con el papel y seguimos cociéndola otros diez minutos mas. Reservamos.

Mientras vamos preparando el relleno, para ello mezclamos en un bol el zumo de limón, la nata líquida, el azúcar y los huevos y batimos todo con unas varillas. Vertemos esta mezcla encima de la base de la tarta y con el horno a 150 grados horneamos durante treinta minutos. Dejamos enfriar la tarta antes de retirarle el molde.

A la hora de servirla espolvoreamos el azúcar restante y con un soplete de cocina requemamos el azúcar creando una capa de caramelo en la superficie.

Tarta caramelizada de limón

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta caramelizada de limón se debe de servir bien fresca. Os aconsejo que queméis el azúcar justo antes de servirla en la mesa para aseguraros que quede bien crujiente, y como os comentaba es ideal al tener el sabor cítrico, para acabar una comida copiosa acompañada por ejemplo de unos buenos chupitos de licor de limoncello.

En Directo al Paladar | Pastel de pera y queso ricotta. Receta En Directo al Paladar | Tarta de peras caramelizadas y almendra. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir