Tarta de mousse de limón, receta sin horno para rematar comidas y cenas con estilo

Tarta de mousse de limón, receta sin horno para rematar comidas y cenas con estilo
Sin comentarios
226 votos

Esta tarta de mousse de limón es muy sencilla de preparar y el resultado está garantizado. Es una receta que no necesita horno, algo muy de agradecer en los tiempos que corren, y que necesita de unas cuantas horas de reposo para coger cuerpo. Por ello lo mejor es prepararla el día anterior y dejarla toda la noche en la nevera.

A simple vista igual te parece de elaboración complicada por su vistosa decoración, pero nada más lejos de la realidad. La base es la de las galletas con mantequilla de toda la vida (alegrada con un poco de anís), que solo requiere de triturado. El resto es preparar la mousse con limones y la gelatina y ¡a correr!

Para que quede perfecta solo hay que asegurarse de dejar que la mezcla de limón y gelatina (os dejamos todos los detalles más abajo) esté tibia antes de mezclarla con la nata. Salvado ese obstáculo sin importancia, el resto de la receta es coser y cantar.

Las alternativas para mejorarla son a voluntad. Podéis hacer vuestro mousse de limón con yogur, con leche condensada o con galleta, para conseguir que quede más esponjoso, cremoso o crujiente, según prefiráis.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Galletas tipo María 150 g
  • Mantequilla fundida 75 g
  • Licor de anís 5 ml
  • Zumo de limón 200 g
  • Azúcar 180 g
  • Gelatina en láminas 5
  • Yogur griego 120 g
  • Nata líquida para montar 350 g
  • Azúcar glasé 60 g

Cómo hacer tarta de mousse de limón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 8 h

Trituramos finamente las galletas y las mezclamos con la mantequilla, previamente fundida, y el anís. Cuando tengamos una masa homogénea, cubrimos con ella la base de un molde desmoldable forrado con papel vegetal. Reservamos.

Ponemos las hojas de gelatina en remojo en un cuenco con abundante agua fría, durante cinco minutos. Calentamos el zumo de limón y el azúcar en un cacito. Cuando el azúcar se disuelva, lo retiramos del fuego y añadimos la gelatina hidratada y escurrida. removemos para incorporar.

Por último añadimos el yogur griego y removemos nuevamente hasta homogeneizar. Trasladamos la mezcla a un cuenco para que se atempere más rápido. Mientras tanto montamos la nata, que habrá de estar muy fría, junto con el azúcar glasé. Mejor si usamos unas varillas eléctricas.

paso a paso tarta mousse de limón

Cuando la nata esté montada y la mezcla de limón se haya atemperado, unimos ambas. Para evitar un choque térmico y que salgan grumos de gelatina, añadimos un par de cucharadas de nata montada al cuenco con el zumo de limón. Removemos para integrar y repetimos la operación.

A continuación incorporamos el contenido del cuenco con el limón al cuenco con la nata montada. Lo hacemos poco a poco, removiendo bien después de cada añadido con movimientos envolventes para evitar que la nata pierda volumen.

Rellenamos el molde con la mezcla obtenida y guardamos en la nevera hasta que tome cuerpo. Lo ideal es dejar reposar la tarta de un día para otro. Cuando esté lista para servir, la desmoldamos y decoramos al gusto. Nosotros hemos hecho una crema chantilly y decorado con hojas de menta y gajos de limón.

226 votos

Quid Sweet Grey - Molde de horno desmontable Redondo, Negro, 28 cm

Con qué acompañar la tarta de mousse de limón

Esta tarta de mousse de limón no necesita decoración alguna, pero si te animas a engalanarla puedes cubrirla como hemos hecho nosotros. También le va de fábula un coulis de frutos rojos o fresas, incluso los frutos frescos tal cual. Nos encanta tomarla acompañando un café espresso bien aromático.

En Directo al Paladar | Tarta de queso y yogur al limón. Receta fresquita de postre
En Directo al Paladar | Tarta de almendra, queso ricotta y limón, receta sin gluten para una celebración

Temas
Comentarios cerrados
Inicio