Compartir
Publicidad

Cómo elaborar pizza con masa madre natural: la receta que transformará tus pizzas

Cómo elaborar pizza con masa madre natural: la receta que transformará tus pizzas
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las pizzas caseras son deliciosas, un mundo las separa de las comerciales. Quienes las hagan en casa podrán confirmarlo. Hace relativamente poco que he descubierto esta receta y, desde entonces, ya no la he querido cambiar. Es la mejor de todas las que he probado. Es por ello que quiero compartirla con vosotros y mostraros cómo elaborar pizzas con masa madre natural.

La masa madre otorga a estas bases de pizza un sabor y textura únicos que harán que vuestras papilas gustativas bailen de placer. Es una masa que necesita de tiempo de reposo y, por tanto, previsión. Pero su complicación a la hora de elaborarla es mínima. Si sois capaces de mezclar ingredientes en un cuenco y esperar pacientemente unas horas, entonces ya tenéis medio camino recorrido.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Masa madre 75 g
  • Agua 225 g
  • Harina de fuerza 325- 350 g
  • Sal 8 g

Cómo hacer pizza con masa madre natural

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 28 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 8 m
  • Reposo 14 h

En un recipiente hondo, mezclamos la masa madre natural con 125 gramos (o ml) de agua, tibia. Removemos hasta disolver. Añadimos 150 gramos de harina de fuerza y removemos nuevamente hasta incorporar. Cubrimos la mezcla con papel film y dejamos reposar en la nevera durante 12 horas, aproximadamente. No pasa nada si es más, yo he llegado a dejarla 24 horas y el resultado ha sido igual de bueno.

Transcurrido el tiempo de reposo, retiramos la mezcla de la nevera y añadimos el resto de ingredientes. Comenzamos por el resto del agua, removiendo hasta homogeneizar, a continuación agregamos la sal y, por último, el resto de la harina de fuerza. La incorporaremos poco a poco, removiendo con una cuchara de madera. Cuando resulte imposible remover y todavía nos quede harina que agregar, trasladamos la masa a una superficie de trabajo limpia y terminamos el trabajo, al tiempo que amasamos con las manos.

Cuando tengamos una masa homogénea y todos los ingredientes estén incorporados, la dividimos en cuatro parte iguales. Tomamos cuatro láminas de papel film y engrasamos cada una de ellas con un poco de aceite de oliva. Colocamos las cuatro porciones de masa sobre las láminas de film engrasadas y las envolvemos. Dejamos reposar la masa una segunda vez, durante un par de horas. Esta vez no será necesario introducir la masa en la nevera, aunque tampoco le va a hacer mal.

Una vez reposada la masa, enharinamos la superficie de trabajo y extendemos cada una de las porciones de masa en la forma y grosor preferido. Podemos usar las manos o ayudarnos de un rodillo. A mi, personalmente, me gustan las bases de pizza muy finas porque quedan más crujientes pero esto va en gustos.

Trasladamos las bases de pizza a una bandeja de horno espolvoreada con harina. Las cubrimos con los ingredientes que más nos gusten (salsa de tomate, aceitunas, anchoas, jamón, atún, pesto, queso, etc) y horneamos, en la parte inferior del horno, a 250 ºC durante seis u ocho minutos o hasta que veamos que la base está cocida. El horno habrá de estar a esta temperatura cuando las introduzcamos en el.

Pizzaconmasamadrecollage650ma

Con qué acompañar la pizza con masa madre natural

Las pizzas hay que comerlas bien calientes, recién hechas. De ese modo, la base sigue crujiente, el queso (si lo has usado entre los ingredientes de cobertura) se funde y estira con suavidad, y los aromas inundan la mesa. No esperar a probar esta receta de pizza con masa madre natural y empieza a disfrutar de lo mucho que tiene que ofrecer, compartiéndola con tus amigos y familiares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio