Compartir
Publicidad

Crujientes de copos de maíz y chocolate blanco. Receta fácil

Crujientes de copos de maíz y chocolate blanco. Receta fácil
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día necesitaba preparar alguna receta fácil y rápida de un picoteo dulce, así que recurrí a mis libros de cocina. Nigella Lawson siempre ofrece buenas ideas, y no me falló al repasar las recetas que nos ofrece para preparar fiestas infantiles. Estos crujientes de copos de maíz y chocolate blanco son un bocado dulce muy sencillo y peligrosamente adictivo.

Nigella emplea chocolate con leche, pero por algún motivo pensé que les iría mejor el blanco,a pesar de que no soy muy aficionada a esta variedad de chocolate. Lo cierto es que para dar un toque dulzón a cualquier ingrediente es ideal, y combinado con los crujientes copos de maíz conseguimos un picoteo goloso muy rico, ideal para preparar con niños.

Ingredientes para unas 10-15 unidades

  • 120 g de chocolate blanco, 25 g de mantequilla sin sal, 1 cucharadita de miel, 50 g de copos de maíz sin azucarar.

Cómo hacer crujientes de copos de maíz y chocolate blanco

Colocar el chocolate blanco troceado en un recipiente para baño María, o en un cuenco apto para el microondas. Añadir la mantequilla y calentar hasta fundirlos, removiendo con uan espátula.

Incorporar la miel y mezclar bien hasta tener una masa homogénea y suave. Machacar ligeramente los copos de maíz con las manos si fueran muy grandes. Echarlos al chocolate o colocarlos en otro recipiente y volcar la mezcla encima.

Remover bien con suavidad hasta impregnar todos los cereales con el chocolate blanco. Colocar porciones con una cucharilla en moldes pequeños de mini magdalenas o trufas, formando montoncitos apretados. Colocar en un recipiente hermético y guardar en la nevera para que se enfríen.

Crujientes de copos de máiz y chocolate blanco. Receta

Tiempo de elaboración | 20 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Una vez se hayan secado bien, podemos servir estos bocados crujientes de copos de maíz y chocolate blanco a temperatura ambiente, aunque habrá que tener cuidado si hace demasiado calor. Son estupendos como picoteo durante una fiesta infantil o para llevar durante una excursión al aire libre.

En Directo al Paladar | Galletas crujientes de almendra. Receta En Directo al Paladar | Animalitos de quesito. Receta para niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio