Compartir
Publicidad

Halloween para intolerantes a la lactosa

Halloween para intolerantes a la lactosa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca la noche de Halloween y seguro que a muchos os ha picado el gusanillo de preparar algo especial para sumarnos a la fiesta. Pero, ¿y si somos intolerantes a la lactosa? ¿Podemos también disfrutar de un terrorífico y delicioso Halloween si tenemos que renunciar a los lácteos? Por supuesto que sí, yo misma soy intolerante y llevo años celebrando la Víspera de Todos los Santos con todo tipo de recetas sin demasiados problemas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el distinto nivel de intolerancia a la lactosa que sufre cada individuo, y es que somos nosotros mismos los que al final sabemos qué nos sentará mejor o peor. Pero podemos curarnos en salud y evitar cualquier lácteo susceptible de provocar reacciones desagradables, especialmente si vamos a tener invitados en casa o queremos regalar dulces de Halloween y puede que haya otros intolerantes a lactosa que quieran degustarlos.

Recetas saladas naturalmente libres de lactosa

Halloween

Para empezar, lo más sencillo es apostar por recetas que no contienen lactosa entre sus ingredientes. En Directo al Paladar tenemos muchos ejemplos que nos permiten diseñar un menú de Halloween muy completo totalmente libre de lactosa, sin necesidad de andar liándonos con sustituciones. En el apartado salado podemos comenzar con un clásico muy sencillo que gustará a grandes y pequeños: salchichas momia y dedos amputados sangrantes con salchicha. Sólo hay que fijarse bien en que las salchichas no tengan lactosa añadida, que podría sentarnos mal.

Otros aperitivos muy sencillos y vistosos son las calabacitas de arroz, los pozos de gusanos y los huevos araña y demonio. Como platos más completos tenemos los apetecibles murciélagos a la miel y los originales pimientos escalofriantes rellenos de lombarda.

Recetas dulces natualmente libres de lactosa

Halloween

La sección dulce parece a priori la más complicada para un menú libre de lactosa. Veremos cómo no es muy difícil adaptar casi cualquier receta, pero también podemos comenzar con recetas que no contienen ningún lácteo entre sus ingredientes. Una de mis favoritas son los huesos de merengue con vainilla, que son más fáciles de lo que parecen y quedan de miedo en una fuente.

Y es que no hace falta complicarse demasiado para ofrecer bocados dulces inspirados en Halloween con pocos ingredientes y algo de imaginación. La mermelada de frutos rojos al horno podría estar sacada del banquete de una familia de vampiros, y podemos servirla para compañar las bocas terroríficas de manzana. Una tienda de golosinas bien surtida suele indicar los alérgenos, así que podemos preparar dulces muy apañados como las escobas dulces y las telarañas rápidas, usando siempre chocolate puro sin leche.

Cómo adaptar recetas de Halloween para intolerantes a la lactosa

Halloween

Los que llevamos años conviviendo con una intolerancia o una alergia sabemos bien que hay muchas recetas tradicionales que nos estarán vetadas, pero eso no implica que tengamos que renunciar a ellas. Casi siempre podremos sustituir uno o varios ingredientes para conseguir prácticamente el mismo resultado, incluso idéntico en muchos casos. Nunca hay que desanimarse, y mucho menos hoy en día que el mercado nos ofrece muchos productos adaptados a la intolerancia.

Los ingredientes más problemáticos a los que nos tenemos que enfrentar son la leche, la nata, la mantequilla y los diversos quesos, tanto en las recetas dulces como en las saladas. Afortunadamente no es difícil encontrar en hipermercados y grandes superficies variedades alternativas a todos ellos, desde las gamas de leche hasta quesos de diversos tipos, nata ligera y para montar y mantequilla.

El producto que más me hacía sufrir, como golosa que soy, era el queso crema o queso de untar, fundamental en las recetas de tarta de queso. Afortunadamente eso ha cambiado en los últimos años y hoy son varias las marcas comerciales que ofrecen versiones totalmente libres de lactosa. Os animo a buscar y probar para que encontréis vuestro favorito.

Halloween

Otra opción que tenemos disponible es la de recurrir a productos veganos. Una dieta vegana no incluye ningún ingrediente animal, por lo que tampoco consumen lácteos, pero en las tiendas especializadas hay muchos productos sustitutos que también podemos aprovechar los intolerantes a la lactosa. Yo he probado por ejemplo a preparar una tarta de calabaza con “nata” vegetal y y el resultado fue muy bueno.

¿Y si la receta en cuestión incluye ingredientes que no podemos sustituir? Entonces hay que ser creativos y buscar otra receta semejante. Por ejemplo, la misma tarta de calabaza – la famosa pumpkin pie americana – a veces se prepara con leche condensada o con leche evaporada, que son más difíciles de encontrar sin lactosa. No hay problema, existen otras muchas recetas que no los incluyen entre sus ingredientes. Ejemplos de recetas facilmente adaptables:

Consideraciones finales a tener en cuenta

Tarta Skellington

Una intolerancia alimenticia no es una alergia y por eso sus consecuencias no serán nunca tan graves ni harán peligrar la vida de nadie, pero conviene tener en cuenta algunos aspectos a la hora de cocinar. Es importante especialmente en una ocasión especial como Halloween, en la que podemos tenemos amigos en casa o recibir como invitados a compañeros de nuestros hijos que todavía no saben muy bien si algo les puede sentar bien o mal.

Hay que fijarse mucho en los ingredientes de los productos que compremos, ya que a veces la lactosa se esconde donde menos nos lo podemos esperar. Las mencionadas salchichas, salsas, embutidos, aperitivos salados y otros productos elaborados son buenos ejemplos. También hay que tener cuidado con el chocolate, aunque sea negro puede contener leche o lactosa añadida; mejor buscar uno puro o acudir a tiendas especializadas.

La contaminación cruzada también puede jugarnos malas pasadas. Por eso yo prefiero usar ingredientes sin lactosa para todo el mundo, y no tener que ir agobiada con unos pasteles “con” y otros “sin”, que además se pueden contaminar entre sí en el proceso de elaboración. Nadie nota la diferencia y así todo el mundo puede estar tranquilo.

Preparar aperitivos, platos y postres para una fiesta temática de Halloween con intolerantes a la lactosa en el fondo no es complicado. Sólo hay que informarse un poco, organizarse bien y tener muy claro qué recetas vamos a preparar con los ingreidentes adecuados. Si queréis evitar complicaciones apostad por las recetas que no contienen nada de lactosa, o buscad primero los ingredientes alternativos que podéis conseguir en vuestras tiendas habituales. ¡Todo el mundo a disfrutar de un delicioso Halloween!

En Directo al Paladar | Halloween y las locuras de los cocinillas
En Directo al Paladar | 17 recetas de Halloween para pasarlo de miedo cocinando con tus peques

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio