Compartir
Publicidad

Sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada. Receta

Sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué simple es el concepto de bocadillo pero cuántas satisfacciones nos puede dar. A mí me traen recuerdos de la infancia, de meriendas después del colegio, excursiones y picnics. Pueden ser muy humildes o muy elaborados, pero lo que está claro es que recetas como este sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada pueden ser una auténtica delicia.

La clave para que un bocadillo sea una rica comida está en la buena calidad de sus ingredientes, empezando por el pan. En este caso sólo necesitamos algo más de tiempo para hacer la cebolla caramelizada, pero incluso se puede preparar la víspera y limitarnos a montar el bocadillo en el momento de comer.

Ingredientes para 2 sándwiches

  • 1 cebolla dulce grande, 4 rebanadas de buen pan estilo rústico, 100 de mortadela de Bolonia, 125 g de queso San Simón, mostaza, pimienta negra, una pizca de sal, aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada

Comenzaremos preparando la cebolla. Pelar y cortar en juliana fina o picar en cubos no muy pequeños. Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto y añadir la cebolla. Remover bien. Cuando empiece a dorarse, salar y bajar el fuego a potencia baja-media.

Cocinar la cebolla removiendo de vez en cuando durante al menos 45 minutos. Se irá dorando y reduciendo su volumen, hasta que comienza a coger el tono tostado típico de la caramelización. Continuar su cocción hasta tener el punto deseado. Reservar.

Cortar el pan en rebanadas no muy finas. Untar una capa de cada unidad con mostaza y disponer encima porciones de queso San Simón sin corteza. Repartir la cebolla caramelizada, la mortadela y un poco más de queso. Salpimentar y tapar con las otras rebanadas.

Pintar ligeramente con aceite o con mantequilla las caras exteriores del pan y cocinar a la plancha en una sartén antiadherente a temperatura media por ambos lados. El pan tiene que estar tostado al gusto por fuera y el queso fundido.

Sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada

Tiempo de elaboración | 70 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Podemos servir los sándwiches de mortadela y queso San Simón enteros o cortar cada uno por la mitad para dejar ver el relleno con el queso fundido. Se pueden tomar tanto en la comida como en la cena, aunque yo prefiero servirlos como almuerzo informal a mediodía ya que son bastante completos.

En Directo al Paladar | Sándwich de rúcula y bacon. Receta
En Directo al Paladar | Sándwich de pera, gorgonzola y bacon. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio