Compartir
Publicidad
Publicidad

Solomillo con crema de leche

Solomillo con crema de leche
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El solomillo con crema de leche es una receta increiblemente sabrosa, se mezcla la suavidad de la crema y el intenso sabor del solomillo dando como resultado un plato ideal para un día festivo. Es fácil de hacer y no requiere mucho tiempo de preparación.

Los ingredientes 1 solomillo de cerdo de 800 gramos aproximadamente, 2 hojas de laurel, ½ litro de leche, 1 manojito de tomillo, 1 cucharada de harina, 2 dientes de ajo, unos cuantos granos de pimienta rosa, nuez moscada, sal y pimienta.

La preparación Dispón una cazuela con un poco de aceite y dora el solomillo previamente atado con hilo de cocina por todas sus caras. Añade un poquitin de nuez moscada, el tomillo, el laurel y los ajos machacados y sin pelar, sala todo el conjunto.

Añade la leche previamente calentada a la cazuela y deja cocer a fuego lento durante ½ hora. Pasado este tiempo, escurre el solomillo y deposítalo en papel de aluminio envolviéndolo y reservándolo en caliente.

Cuela el fondo de cocción del solomillo y diluye la harina poco a poco en la salsa resultante mientras la cueces a fuego lento y sin dejar de remover hasta que veas que queda cremosa.

Quita el hilo de cocina al solomillo y córtalo en rodajas que dispondrás en una fuente de servicio. Riega todas las rodajas con la crema de leche y unos granos de pimienta. El sobrante de salsa deposítalo en una salsera porque seguro que te pedirán más.

La degustación Hay muchas maneras de disfrutar un solomillo, esta resulta muy gustosa, suave y con el potente sabor de la carne, seguro que volverás a elaborarla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos