Compartir
Publicidad

Biscotes crujientes de frutos secos: receta de aperitivo para tu tabla de quesos

Biscotes crujientes de frutos secos: receta de aperitivo para tu tabla de quesos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En casa no solemos practicar mucho el arte del aperitivo porque lo reservamos a días más especiales, aunque mis padres siempre han sido fieles a la caña del domingo con algo de picar. Los frutos secos son mi opción preferida, me encanta además cómo combinan con tantos sabores. Estos biscotes crujientes de frutos secos demuestran que una de sus mejores compañeros son los quesos.

Siempre se recomienda servir galletitas saladas, crackers o tostas crujientes con una degustación de quesos, pero para evitar que sean muy sosas las nueces y frutas secas son siempre un gran añadido. En realidad, estos biscotes son adictivos y se comen solos, incluso se podrían considerar snack sano, especialmente para deportistas, mejor entonces sin azúcar.

Ingredientes

Para 40 unidades
  • Nueces 75 g
  • Almendras 75 g
  • Mezcla de semillas 40 g
  • Arándanos secos rojos o uvas pasas 75 g
  • Ciruelas pasas sin hueso 75 g
  • Sal 2 g
  • Azúcar moreno 40 g
  • Tomillo seco media cucharadita
  • Romero seco media cucharadita
  • Harina de repostería 125 g
  • Bicarbonato sódico media cucharadita
  • Leche de almendras 240 ml

Cómo hacer biscotes crujientes de frutos secos

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 1 h
  • Reposo 1 h

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular tipo de plum cake, forrándolo con papel sulfurizado o engrasándolo.

Disponer en un cuenco grande todos los frutos secos y las frutas, troceando ligeramente las ciruelas pasas. Mezclar bien con el azúcar, el tomillo, el romero, la harina y el bicarbonato. Añadir la leche y mezclar hasta tener una masa homogénea. Llenar el molde y hornear durante unos 45-50 minutos, hasta que se haya dorado por encima. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Envolver en papel de aluminio o plástico film y llevar al congelador, como mínimo 1 hora y como máximo 3 horas. Precalentar el horno de nuevo a 175ºC y preparar un par de bandejas. Cortar los biscotes con un buen cuchillo de sierra, dejando el grosor que se prefiera, mejor no más de 1 cm.

Distribuir en las bandejas, hornear 10 minutos, girar y continuar horneando unos minutos más hasta que se hayan tostado al gusto. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla antes de guardar en un recipiente hermético.

Biscotes

Con qué acompañar los biscotes

Como comentaba al principio, estos biscotes crujientes de frutos secos son perfectos para servir con quesos de todo tipo, aunque también sirven como base de canapés, para untar patés, mantequillas aromatizadas, miel o mermeladas. Están muy ricos por sí mismos por lo que también son una buena opción para picar un bocado energético.

En Directo al Paladar | Aperitivo de frutos secos tostados al curry. Receta
En Directo al Paladar | Pilaf de pollo con arroz salvaje y frutos secos. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos