Compartir
Publicidad

Receta de huevos rellenos clásicos, un clásico del verano

Receta de huevos rellenos clásicos, un clásico del verano
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En verano aprovecho para hacer recetas que nos gustan mucho en casa, pero que en otra época resulta imposibles de tomar por el frío que nos acompaña en el norte. La receta de huevos rellenos clásicos es uno de esos entrantes que nos apasionan y que repito varias veces durante la temporada.

Es un aperitivo muy sencillo, que se hace tan rápido que ni te das cuenta, y que como además podemos adelantar trabajo cociendo los huevos de antemano, resulta estupendo para las personas con poco tiempo. Si además os gusta hacer la mayonesa en casa, los huevos ganarán mucho en sabor y calidad.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Huevos L 6
  • Bonito del Norte en conserva en aceite de oliva 200 g
  • Pimiento morrón en lata 1
  • Sal
  • Mayonesa

Cómo hacer huevos rellenos clásicos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m

Cocemos los huevos y los pelamos una vez fríos. Los abrimos por la mitad y sacamos todas las yemas con cuidado de no romper las claras. En un cuenco aparte ponemos las yemas, reservando una, el bonito muy bien escurrido, el pimiento morrón troceado, tres cucharadas de mayonesa y una pizca de sal.

Mezclamos muy bien todo con ayuda de un tenedor, a la vez que presionamos para que los ingredientes se deshagan un poco. Rellenamos con esta mezcla cada mitad de huevo. Cubrimos con un poco de mayonesa y adornamos con unas tiras de pimiento y yema rallada.

Conservamos tapados en la nevera hasta el momento justo de consumir. Quedan mucho más ricos si hacemos nosotros mismos la mayonesa.

Receta de huevos rellenos paso a paso

Con qué acompañar los huevos rellenos clásicos

Los huevos rellenos se toman como entrante, o incluso como primer plato si los acompañamos de una buena ensalada mixta. Se sirven muy fríos, junto a alguna bebida fresquita. Si hacemos la mayonesa casera, debemos refrigerar los huevos justo hasta el momento de llevarlos a la mesa. Hay que ser muy cuidadosos en verano por la contaminación de salmonella.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio