Compartir
Publicidad

Cómo cocinar el arroz sin que suponga un riesgo para la salud

Cómo cocinar el arroz sin que suponga un riesgo para la salud
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El arroz, como otros productos de la tierra, absorbe de ésta sus nutrientes, en forma de minerales, metales y agua. Hace tiempo se detectó la presencia del venenoso arsénico en el arroz en una zona de la India, e incluso algunos foros desaconsejaban su consumo, en especial en el caso de enfermos, ancianos y bebés. Sin embargo, aunque la presencia de esta sustancia no es muy importante en España ni en la UE, os vamos a contar cómo cocinar el arroz sin que suponga un riesgo para la salud.

Hasta ahora, en mi casa siempre utilizamos distintas técnicas para cocer el arroz según el tipo de arroz que fuéramos a cocinar y en concreto para el arroz en blanco, usábamos dos métodos, bien hirviéndolo en una cacerola con un agua abundante y escurriendo después el arroz, o bien, midiendo cantidades y cociendo el arroz en el doble de agua que su volumen, obteniendo con ambos métodos un arroz blanco en su punto. Pero hay una tercera forma de cocinar el arroz para eliminar al máximo su potencial contenido de arsénico.

1366 2000 2

En el primer método, el de cocer el arroz en agua abundante, al terminar la cocción había que colar y escurrir bien el arroz antes de comerlo. Lo bueno es que con ese método, la mayor parte del arsénico se queda en el agua sobrante de la cocción.

Con el segundo método de cocer dos partes de agua por cada parte de arroz, apenas se elimina el arsénico ya que el líquido es absorbido por el arroz y la única posibilidad sería lavar el arroz cocido al terminar de cocinarlo, aunque no eliminaríamos apenas los restos del metaloide.

Cocer Arroz

El tercer método que os vamos a contar, es el más eficaz. y parte de lavar muy bien el arroz, antes de cocerlo. Curiosamente, esto de lavar el arroz ya lo hemos visto en la técnica que usan los japoneses para preparar el arroz para hacer sushi, lavándolo intensamente y frotando bien antes de cocerlo.

La técnica que ahora os voy a contar comienza tratando el arroz con un remojo previo. Según leímos en La Vanguardia donde vimos por primera vez este método, al igual que hacemos con las legumbres, la técnica sería dejar el arroz en un bol bien cubierto de agua y dejar que ésta lo humedezca durante unas ocho horas, normalmente dejándolo por la noche como hacemos con los garbanzos. Por la mañana, tiramos el agua, -donde estará una buena parte del contenido en arsénico- y enjuagamos bien el arroz, poniéndolo en un colador bajo el chorro de agua y removiendo un poco hasta que el agua salga clara y no turbia.

Arroz En Remojo

Cuando nuestro arroz ya está limpio, procedemos a su cocción. Ahora no serán necesarios 20 minutos, ya que con el remojo previo el arroz estará más hidratado y será más blando, por lo que con una cocción de unos 10-12 minutos, estará listo para comer, y libre de la peligrosa sustancia.

El tiempo exacto va a depender sobre todo de la dureza del agua de vuestra zona, y otros factores como la variedad del arroz, y la potencia de vuestros fuegos por lo que para dejarlo en su punto, os recomiendo irlo probando a partir de los 8 minutos de cocción.

Ahora ya sabes cómo cocinar el arroz sin que suponga un riesgo para tu salud, de forma que se pueda eliminar en el proceso todo el arsénico posible, consiguiendo que un hidrato de carbono tan energético y tan rico, te siente siempre bien. Espero que cuando lo hagas te quede en su punto perfecto y si te apetece, puedas comentarnos tu experiencia con esta técnica.

En Directo al Paladar | Cuatro arroces, cuatro técnicas para cocinar
En Directo al Paladar | Cuatro recetas con arroz para innovar nuestro recetario

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio