Compartir
Publicidad
Publicidad

Albóndigas plancha con un toque de canela. Receta

Albóndigas plancha con un toque de canela. Receta
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que vi la maravillosa película de Tassos Boulmetis, Un Toque de canela, con el enormemente atractivo George Corraface, suelo aliñar mis albóndigas con tan aromática especia. Si no conocéis la película os la recomiendo, es un viaje culinario a través de la vida de Fanis, su protagonista, Saime, su primer y gran amor y Vassilis, su abuelo y mentor.

“Hay dos tipos de viajeros en la vida, aquellos que parten y aquellos que retornan. Los primeros miran el mapa, los segundos su reflejo en el espejo”.

Y hay muchos tipos de albóndigas, como esta receta de albóndigas plancha con un toque de canela, que hoy he preparado. Y con cuyo aroma recuerdo algunas de las escenas de la película como la mirada triste y profunda del Fanis adulto, o la joven Saime bailando en el desván. Preciosa de verdad.

Los ingredientes

400 gr. de ternera picada, 2 huevos frescos, 1 cebolleta, 2 pellizcos de canela en polvo, 2 rebanadas de miga de pan de ayer, el zumo de un limón, pizca de sal y aceite de oliva virgen extra (AOVE).

La preparación

Albóndigas masa

En un cuenco mezclamos la carne, los huevos, la cebolleta picada, canela y sal. Mezclamos bien. Añadimos la miga de pan en pellizquitos para corregir la textura. Movemos y dejamos reposar en frio una hora.

Albóndigas limón

En un cuenco ponemos un chorreón de AOVE y el zumo de limón y batimos enérgicamente. Mojamos nuestras manos con parte de esta salsa y formamos las albóndigas. Planchamos en plancha caliente con el resto del jugo de AOVE y limón.


Albóndigas vuelta y vuelta

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Tiempo de maceración |1 hora
Dificultad | Fácil

La degustación

Esta receta de albóndigas plancha con un toque de canela es una buena opción para evitarnos el frito de las albóndigas convencionales, y la salsa. De esta forma el plato se torna más digestivo y equilibrado.

Lo adecuado es presentarlo con algo de verdura, como esta col lombarda con la que lo he acompañado yo. Aunque si tenéis gente joven en casa o amantes absolutos de las patatas fritas, como yo tengo, os veréis obligados a freír algunas y, en este caso el plato gana en calorías y pierde en ligereza. Pero está riquísimo. No se puede tener todo. O sí.

En Directo al Paladar | Albóndigas en salsa de nueces. Receta
En Directo al Paladar | Albóndigas de salmón en salsa de trigueros. Receta
En Directo al Paladar | Receta de albóndigas de choco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos