Compartir
Publicidad

Barras de lechazo asadas en el horno. Receta

Barras de lechazo asadas en el horno. Receta
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy, vamos a cocinar en casa, unas barras de lechazo, asadas en el horno. Una de las carnes más tiernas y sabrosas que podemos encontrar en el mercado, es la carne de lechazo, del cordero de oveja churra, castellana, que se ha alimentado exclusivamente de leche materna.

Esta carne tan tierna, la podemos consumir en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, donde abundan los asados tradicionales de paletillas y piernas de lechazo. Esta forma de asarlo en barras o espetos, es muy frecuente en la provincia de Valladolid, siendo los asadores de la localidad de Traspinedo, los mayores exponentes de esta forma de consumir el lechazo.

Ingredientes para 4 personas

  • Un kilo de lechazo IGP Castilla y León, sal

Cómo hacer barra de lechazo, asada en el horno

Para garantizar el éxito de nuestro asado, y la calidad de la carne, usaremos lechazo de la Indicación Geográfica Protegida de Castilla y León que se identifica con el marchamo IGP incrustado en la pieza. El lechazo entero debe estar cortado en tajadas pequeñas dejando aparte la cabeza y las asaduras.

lechazo.jpg

El éxito del asado en pinchos o barras, se basa en la combinación de las tajadas de las distintas partes, delantero, trasero, costillar y lomo, alternadas a lo largo de la barra, insertadas en los pinchos sin que se aprieten unas a otras, y cuidando que queden firmes para que al girar la barra, no se voltee la carne, sino que gire con ella. Justo antes de ponerlos a asar, condimentamos con un poco de sal gruesa.

Cuando el lechazo se prepara en barbacoas o parrillas, se utilizan pinchos o barras de acero inoxidable, y se asa sobre brasas de sarmientos de vid, pero en casa, podemos hacerlo en el horno a 200º, con calor arriba y abajo, sobre la rejilla. Si utilizáis pinchos de madera, no olvidéis sumergirlos en agua durante unos minutos para que no se quemen y aguanten durante el tiempo de asado, unos 20 minutos, diez por cada lado.

Tiempo de preparación | 25 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Para disfrutar de las barras de lechazo asadas en el horno, solo es preciso acompañarlas con un poco de ensalada y un vino tinto de la Ribera del Duero. Hay quien añade un chorreón de zumo de limón sobre las tajadas según salen del horno, pero yo creo que no conviene eclipsar el sabor de esta magnífica carne.

En Directo al Paladar | Jornadas de degustación del lechazo IGP
En Directo al Paladar | Paletilla de cordero asada. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos