Publicidad

Esta es nuestra nueva receta de albóndigas favorita: al estilo italoamericano, con tomate y queso

Esta es nuestra nueva receta de albóndigas favorita: al estilo italoamericano, con tomate y queso
Sin comentarios
1 votos

A estas alturas de la película, si sois asiduos a nuestras publicaciones, ya habréis notado lo muchísimo que nos gustan las albóndigas. Contamos con una receta de albóndigas definitiva, pero no es la única. En nuestro haber hay recetas de albóndigas con o sin salsa, de carne, verduras o legumbres, al horno, fritas y muchas más.

Las albóndigas nos vuelven locos, por eso frenamos en seco cuando esta nueva receta de Alisone Roman se cruzó en nuestro camino. Sobre todo si tomate y queso se encuentran entre sus ingredientes y son las claves de su éxito. El primero en forma de salsa, con un sabor muy potente, y el segundo, ricotta o requesón, se añade a la carne para dar jugosidad y cremosidad.

Nuestra nueva receta de albóndigas favorita se prepara al fuego, friendo y dorando cada una de ellas con mucho mimo, lo que aporta un plus de sabor increíble. Ganan mucho (muchísimo) con el reposo, así que es mejor hacerlas de un día para otro y en gran cantidad. Podemos congelar las que sobren en porciones individuales y disfrutar de ellas cuando nos entre el capricho.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Carne picada mezcla de cerdo y ternera 500 g
  • Queso ricotta o requesón 100 g
  • Perejil fresco rama 5
  • Diente de ajo 6
  • Cebolla grande 1
  • Huevo 1
  • Queso parmesano 30 g
  • Pan rallado 20 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Anchoas 4
  • Tomate concentrado 20 g
  • Tomate 2
  • Tomates en conserva natural 400 g
  • Agua 100 ml

Cómo hacer albóndigas en salsa de tomate

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 50 m

Pelamos y picamos finamente dos dientes de ajo (el resto son para la salsa) y media cebolla. Lavamos, secamos y picamos también el perejil. Mezclamos con el huevo, el ricotta, el parmesano y el pan rallado. Dejamos reposar la mezcla durante 10 minutos, permitiendo que el pan se hidrate.

A continuación añadimos la carne picada y mezclamos bien. Si necesitamos usar las manos para ello, nos aseguramos de tenerlas bien limpias. Salpimentamos al gusto, con generosidad. Formamos las albóndigas tomando porciones de igual tamaño o lo más parecidas posible.

Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y freímos las albóndigas a fuego fuerte para que se doren solo por fuera. Es importante que queden tostadas, esto aporta mucho sabor. El interior, en este momento crudo, se terminará de cocer en la salsa.

Paso A Paso Albondigas En Salsa De Tomate

Reservamos las albóndigas en una fuente y usamos la misma cazuela para preparar la salsa. Pelamos y picamos finamente el resto de los dientes de ajo y la otra mitad de la cebolla. Añadimos a la cazuela, salpimentamos y pochamos a fuego suave. Quizás sea necesario añadir un poco más de aceite, al gusto.

Cuando la cebolla esté translúcida añadimos las anchoas y el tomate concentrado. Cocemos durante dos o tres minutos, removiendo para que las anchoas se integren bien en la salsa. Pelamos, troceamos los tomates y los añadimos a la cazuela. Cocemos unos minutos más hasta que estén tiernos.

A continuación añadimos la lata de tomates en conserva, previamente triturados o picados, y el agua. Salpimentamos al gusto, esta vez con cuidado y teniendo en cuenta que las anchoas tienen mucho sabor. Cuando la salsa comience a hervir añadimos las albóndigas (y los jugos que han soltado) y cocemos a fuego suave durante 30–40 minutos.

No conviene tapar la cazuela para que el líquido de los tomates se evapore y la salsa quede más concentrada y bien trabada. Cuando las albóndigas estén listas, si sois capaces, dejadlas reposar hasta el día siguiente. Están mucho más sabrosas.

1 votos

Con qué acompañar las albóndigas al estilo italoamericano

Pan, mucho pan. Es lo primero que nos viene a la mente recomendar como acompañamiento de estas albóndigas al estilo italoamericano. La salsa es muy sabrosa y, aunque dan ganas de comerla a cucharadas, mejor con un buen trozo de pan. Aunque una guarnición de arroz blanco o puré cremoso de patata también son un acierto.

En Directo al paladar | Albóndigas puercoespín: receta tradicional estadounidense ideal para las comidas familiares
En Directo al paladar | Receta de albóndigas en salsa al estilo de mi abuela

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios