Publicidad

Rabo de toro guisado a la manera tradicional con la receta de la Cofradía gastronómica del rabo de toro cordobés

Rabo de toro guisado a la manera tradicional con la receta de la Cofradía gastronómica del rabo de toro cordobés
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El rabo de toro, rabo de ternera o cola de ternera es un producto cárnico exquisito, ideal para guisar, dado su contenido en colágeno. Una vez cocinada, la carne de la cola de ternera es una carne melosa y con mucho sabor. Aunque la mayoría de las veces lo hacemos usando la olla rápida porque requiere una larga cocción, hoy os queremos contaros como hacer el rabo de toro guisado a la manera tradicional con la receta de la Cofradía gastronómica del rabo de toro cordobés.

Con esta receta, rendimos homenaje a la cocina tradicional a los pucheros y guisotes que tanto nos gustan, a esa comida que se transmite de generación en generación, ofreciendo sabores de siempre. Además el rabo de toro es un plato que gusta mucho a todos y que podemos utilizar en muchas recetas de aprovechamiento, ya que la carne del rabo, una vez separada del hueso es muy versátil, siendo ideal para recetas de croquetas, albóndigas, empanadas o hamburguesas, por poner algunos ejemplos.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Rabo de toro o vaca 2 kg
  • Cebolla 3
  • Zanahoria 3
  • Tomate 4
  • Aceite de oliva virgen extra 100 ml
  • Diente de ajo 8
  • Vino fino Montilla-Moriles 450 ml
  • Sal 30 g
  • Pimienta negra en grano (bayas) 12
  • Azafrán unas hebras
  • Agua 1.2 l
  • Clavos 6

Cómo hacer rabo de toro guisado a la manera tradicional

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 2 h
  • Reposo 24 h

Como casi todos los guisos, es preferible preparar el rabo de toro a la cordobesa, la víspera del día en la que se vaya a consumir, ya que los sabores se asientan y queda más rico y untuoso. Para hacerlo comenzamos limpiando y puliendo los rabos de toro, quitando la grasa y zonas más duras.

Cortamos la cebollas en trozos regulares y las rehogamos con el aceite de oliva en una gran cacerola, en la que puedan caber las tajadas de rabo. Después de tres minutos, añadimos los ajos cortados en láminas o aplastados. Cuando la cebolla esté transparente incorporamos la zanahoria, cortada en rodajas y salteamos unos cinco o seis minutos. Después añadimos el tomate cortado en gajos.

Damos una vuelta a la verdura, rompiéndola bien y añadimos los rabos de toro, removiendo minuciosamente para que absorban el sofrito. Agregamos el azafrán y el vino y cubrimos todo con agua, incorporando también los clavos y las bayas de pimienta. Cuando comience a hervir, espumamos y bajamos el fuego al mínimo, cociendo los rabos con la cazuela tapada parcialmente durante unas dos horas.

Si hiciera falta, añadiremos más agua durante la cocción. Sabremos que los rabos están listos cuando veamos que la carne se despega del hueso con facilidad. Entonces apagamos y dejamos que se enfríe el guiso bien tapado. Cuando esté frío, sacamos los rabos y los reservamos en una fuente. Trituramos la salsa con todos los demás ingredientes y cubrimos las tajadas de rabo y ya tenemos listo un guiso incomparable.

Rabo Tradicional Pasos

Con qué acompañar el guiso de rabo de toro a la manera tradicional

Lo mejor para acompañar el guiso de rabo de toro a la manera tradicional es servirlo con unas patatas fritas, aunque puedes acompañarlo si lo preferís con arroz blanco o puré de patatas. Si os sobra carne o salsa, podéis utilizarla en otras muchas recetas, como el arroz con rabo de toro y boletus, conn la que seguro que volveréis a triunfar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir