Compartir
Publicidad

Espárragos rebozados con bechamel de almendras. Receta

Espárragos rebozados con bechamel de almendras. Receta
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces lo más sencillo es también lo más delicioso. Esta receta de espárragos rebozados con bechamel de almendras es un ejemplo magnífico de que en ocasiones complicarse poco en la cocina tiene premio: un resultado exquisito del gusto de todos los comensales.

He pensado en adaptar esta receta de la catalan Mireia Carbó usando otras verduras, o incluso combinando espárragos verdes y blancos, como ella sugiere, para que la presentación quede más vistosa. A mis hijos les gustó mucho, así que tenéis niñoa a los que les cueste comer verduras esta puede ser una forma de conseguir que no arruguen la nariz al verlas.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 bote de espárragos en conserva de 500 g (unos 4 espárragos por persona), 1 huevo, harina, aceite para rebozar, 500 ml de leche, 50 g de mantequilla, 50 g de harina, 3 cucharadas de almendra molida, perejil picado, sal, nuez moscada, pimienta molida.

Cómo hacer espárragos rebozados con bechamel de almendras

Empezamos escurriendo los espárragos, después los rebozamos en huevo batido y harina y los freímos en abundante aceite caliente. A medida que los vayamos sacando de la sartén, los colocaremos sobre un plato cubierto con papel de cocina, para que escurran el aceite sobrante.

Preparamos la bechamel, para ello deshacemos la mantequilla en una cazuela, a fuego suave, añadimos la harina y removemos con una cuchara de madera para tostar un poco la harina. Cambiamos la cuchara por un batidor de varillas y añadimos la leche poco a poco.

pasoapaso

Removemos bien la mezcla, batiendo para que no queden grumos. Agregamos la almendra molida, el perejil picado al gusto, salpimentamos y espolvoreamos con un poco de nuez moscada. Seguiremos removiendo hasta que este todo bien mezclado y la salsa haya espesado.

Colocamos los espárragos en una fuente de horno, los cubrimos con la bechamel dejando las puntas un poco al descubierto (para poder servirlos mejor) y los gratinamos hasta que la bechamel quede de color dorado. Servir calientes.

Tiempo de elaboración | 40 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Os aconsejo servir esta receta de espárragos rebozados con bechamel de almendras caliente, la salsa bechamel pierde mucho si se deja enfriar. Si queréis podéis espolvorear la bandeja con queso o pan rallado antes de gratinarla, no lo hice pero la próxima vez lo probaré a ver cómo nos gusta más.

En Directo al Paladar | Pizza al pesto rojo con espárragos y salami. Receta En Directo al Paladar | Receta de penne rigate con espárragos y langostinos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio