Pan de espelta casero, la mejor receta para descubrir un pan diferente

Pan de espelta casero, la mejor receta para descubrir un pan diferente
Sin comentarios
3 votos

Desde que hace unos años nos dedicamos a investigar en la repostería y panadería casera la verdad es que hemos avanzado mucho y son muchas las recetas de panes que os hemos traído en DAP, pero no queríamos quedarnos atrás con esta.

Tendencia donde las haya, el pan de espelta, un cereal más sabroso y nutritivo que el trigo, ha entrado en nuestras vidas y no queríamos dejar la oportunidad de traeros esta receta sencilla para que la hagáis en casa.

Como veréis, no tiene más misterio que el que tendría esta receta de pan casero con harina común, aunque aquí vamos a jugar con una mezcla de harinas en la masa del pan y el prefermento —una especie de masa madre— lo vamos a hacer solo con harina integral de fuerza.

La espelta sigue siendo un cereal con gluten (menos que el trigo normal), así que no está recomendado este pan para intolerantes o celíacos, aunque veáis informaciones que apunten a que sienta mejor que el pan normal.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Harina integral para la masa madre o prefermento 100 g
  • Agua para la masa madre o prefermento 100 g
  • Levadura seca de panadería para la masa madre o prefermento 2 g
  • Prefermento para la masa de pan 200 g
  • Harina de espelta para la masa de pan 250 g
  • Harina de trigo para la masa de pan 250 g
  • Agua para la masa de pan 450 g
  • Sal para la masa de pan 14 g

Cómo hacer pan de espelta casero

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 1 h
  • Reposo 3 h 30 m

Preparamos el prefermento mezclando sus ingredientes y tapando con un paño húmedo durante al menos 12 horas.

Al día siguiente mezclamos el prefermento con la harina de espelta, la harina normal y 400 gramos de agua. Disolvemos la sal en el resto de agua y la añadimos cuando lo demás esté casi mezclado.

Amasamos durante 10 minutos estirando y doblando la masa y dejamos reposar 15 minutos. Volvemos a amasar cinco minutos y reposamos otros 15 minutos, repitiendo esta operación cuatro veces.

Luego dejamos fermentar dos horas y preparamos en una panera un paño de cocina limpio y seco con harina espolvoreada.

Doblamos la masa tres veces y formamos una bola dando tensión estirando la masa hacia los extremos y metiendo debajo de la masa, para luego ponerla sobre el paño dentro de la panera, a modo de banetón.

Dejamos fermentar una hora más y precalentar el horno a 240ºC con la bandeja de horno dentro para que se caliente.

Volcamos con mucha delicadeza la masa sobre un papel de cocina con cuidado de no bajar la fermentación obtenida y hacemos tres cortes en diagonal, alternando el fin de uno con el comienzo del siguiente.

Ponemos con cuidado la hoja de papel vegetal con el pan sobre la bandeja de horno caliente y pulverizamos dentro del horno agua por las paredes, activando calor arriba y abajo y sin ventilador.

Hornear durante 15 minutos y bajar la temperatura del horno a 220 ºC para hornear luego 35-40 minutos más.

Pasado ese tiempo, si golpeamos la base del pan debe sonar hueco, señal de que estará listo y lo dejamos enfriar sobre la rejilla hasta consumirlo.

3 votos

AEG SM3300 Batidora de Varillas Amasadora Serie 3 con Bol, Apta para Lavavajillas, 5 Velocidades, Función Turbo, Varillas Batidoras, Varillas Amasadoras, Aptos Lavavajillas, 450 W,3.5L,Negro

Con qué acompañar el pan de espelta

Para desayunar, merendar o para hacer bocadillos, este pan de espelta es perfecto para salirnos de la rutina panera cotidiana. Además, aguanta bastante bien más de un día, así que sin problemas para conservarlo.

En DAP | Las 16 mejores recetas de bocadillos de DAP: sencillos pero espectaculares
En DAP | Más allá del trigo: las otras harinas de cereales que podemos usar en nuestras masas (con y sin gluten)

Temas
Inicio