Receta de colines caseros, el pan que tus aperitivos piden, más fáciles que nunca

Receta de colines caseros, el pan que tus aperitivos piden, más fáciles que nunca
Sin comentarios
4 votos

La panadería casera está llena de pequeñas joyas cotidianas que son más fáciles de hacer de lo que muchas veces pensamos. Un ejemplo es este pan casero con harina común, pero también las opciones que podemos hacer con grissini o con las clásicas regañás.

A esta estela de pan seco pertenecen también estos colines caseros, una receta más que sencilla que nos permite hacer pan en gran cantidad e ir utilizándolo a voluntad, y sin tener que esmerarnos especialmente en una masa difícil de trabajar o en ingredientes caros para estos palitos de pan casero.

Además, en este caso también vamos a hacer una masa madre muy fácil que podréis utilizar para otras recetas como pan integral o pan de molde, comprobando que no tiene dificultad alguna cuando queramos hacer estos panes en casa.

Como es lógico, podemos aprovechar la coyuntura y hacer unos cuantos colines o picos de más para tenerlos a mano para otra ocasión. Bastará con que los guardemos en un bote o tarro hermético, alejados de luces intensas, olores y manteniéndolos en un lugar fresco y seco.

Ingredientes

Para 40 unidades
  • Harina de trigo para la masa madre 100 g
  • Harina de fuerza para la masa madre 35 g
  • Agua para la masa madre 65 g
  • Levadura fresca de panadería para la masa madre 0.3 g
  • Masa madre para los colines 200 g
  • Harina de trigo para los colines 350 g
  • Harina de fuerza para los colines 50 g
  • Agua para los colines 190 g
  • Manteca de cerdo para los colines 40 g
  • Sal para los colines 8 g
  • Levadura fresca de panadería para los colines 2 g

Cómo hacer colines caseros

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 1 h
  • Cocción 20 m
  • Reposo 14 h

Primero preparamos la masa madre mezclando todo y dejar fermentar en un bol tapado con un paño húmedo durante al menos 12 horas (entre 20-25 ºC).

Al día siguiente mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante cinco minutos y dejamos reposar 10 minutos. Volvemos a amasar cinco minutos y estiramos con un rodillo hasta que tenga un centímetro de grosor.

Doblamos en forma de tríptico y volvemos a estirar. Hacemos esto tres veces hasta que la masa esté refinada y sedosa. Dividimos la masa en dos partes iguales y boleamos con firmeza y reposamos cinco minutos.

Estiramos cada bola hasta formar un rectángulo de unos 2mm de grosor y con un cuchillo cortamos cuadrados de 3x3 centímetros aproximadamente. Enrollamos cada cuadradillo desde una esquina con la palma de la mano contra la mesa y lo dejamos sobre una hoja de papel vegetal para que fermente dos horas.

Con el horno precalentado a 200 ºC, calor arriba y abajo, sin ventilador y sin vapor horneamos hasta que estén dorados, unos 16- o 18 minutos y enfriamos sobre rejilla.

4 votos

Gothika Joseph Maeser 925340 Botes para conservas (Cristal, 6 Unidades)

Con qué acompañar los colines caseros

En este caso, son perfectos para ser los jefes de un aperitivo como el que podríamos servir con unos boquerones en vinagre, con un poco de jamón serrano, con una ensaladilla rusa o para dippear en un hummus, en un baba ganoush, o en cualquier otro untable fácil que tengamos por casa.

En DAP | Las 27 mejores recetas de dips de Directo al Paladar para el picoteo del finde
En DAP | Del hummus al guacamole: seis recetas para un picoteo del finde untable e internacional

Temas
Inicio