Publicidad

Crema de puerros con crujiente de jamón, receta reconfortante y deliciosa

Crema de puerros con crujiente de jamón, receta reconfortante y deliciosa
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando las temperaturas refrescan las cremas se vuelven en nuestros aliados, sobre todo a la hora de la cena después de una jornada larga de trabajo. Esta crema de puerro con crujiente de jamón es uno de esos platos que tiene el poder de reconfortar y entonar el cuerpo, así que estamos seguros que os encantará.

Las cremas de verduras se pueden variar y utilizar diferentes opciones según la temporada, pero la base siempre es la misma: rehogamos las verduras, cocemos con caldo o agua y por último damos el toque final con queso, nata, especias...

Ingredientes

Para 4 personas
  • Puerro 3
  • Jamón de York lonchas 8
  • Quesitos 3
  • Caldo de verduras 250 ml
  • Patatas 1
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer crema de puerros con crujiente de jamón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

En una cazuela echamos un poquito de aceite de oliva y rehogamos los puerros limpios y troceados. Una vez estén ligeramente dorados agregamos la patata pelada y cascada en trozos regulares, damos unas vueltas y cubrimos con agua o caldo de verduras.

Dejamos cocer el conjunto durante unos 20 minutos, más o menos, hasta que las verduras estén blanditas. Añadimos los tres quesitos, sal y un poco de pimienta negra. Trituramos la mezcla y cocinamos unos 10 minutos más mientras preparamos el crujiente de jamón.

Estiramos las lonchas de jamón sobre una plato y metemos en el microondas hasta que se deshidraten y se vuelvan crujientes. También podemos hacerlo en el horno aunque se tarda más tiempo. Servimos la crema de puerro con las tiras de jamón como decoración y acompañamiento.

Crema de puerros con crujiente de jamón. Receta paso a paso

Con qué acompañar la crema de puerros con crujiente de jamón

La crema de puerros con crujiente de jamón se debe tomar bien caliente y es ideal para las cenas, por ejemplo. Si queremos congelarla no debemos utilizar patata, recordadlo. Se puede preparar con antelación y dejar el paso final para el día siguiente si tenemos prisa.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir