Compartir
Publicidad

Gazpacho de pepino y albahaca: receta fácil y rápida para combatir el calor

Gazpacho de pepino y albahaca: receta fácil y rápida para combatir el calor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El recetario tradicional español es muy rico en sopas frías y gazpachos y a él se van sumando elaboraciones nuevas y combinaciones asombrosas que no hacen más que enriquecerlo. Con esta receta nueva, gazpacho de pepino y albahaca, sumamos una más al recetario y menuda receta. No imagináis lo deliciosa que está.

Os recomiendamos que probéis a hacerlo lo antes posible, para que decidáis si incluirlo en vuestros menús estivales. Es fácil, rápido y muy refrescante, perfecto para combatir el calor. El potente sabor del pepino se suaviza en este gazpacho de pepino y albahaca gracias al resto de ingredientes que lo equilibran y consiguen que el resultado guste hasta a los menos aficionados a esta hortaliza.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pepino pequeño 4
  • Queso manchego curado 120 g
  • Diente de ajo 1
  • Almendras crudas y peladas 50 g
  • Albahaca fresca en rama
  • Agua 250 ml
  • Aceite de oliva virgen extra 60 ml
  • Sal

Cómo hacer gazpacho de pepino y albahaca

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m

La elaboración de este gazpacho de pepino y albahaca es sencilla y rápida. Unos pocos pasos y lo tendréis listo. El primero de todos, lavar bien los pepinos, retirar los extremos, rascar la piel con un tenedor, retirar parte de la piel con un cuchillo afilado y cortarlos en trozos. Según he leído, al rascar la piel de los pepinos se consigue que no repitan después de su ingesta y así lo he podido comprobar.

A continuación, retiramos la corteza del queso manchego y la desechamos. Rallamos el queso con un rallador del grosor que dispongamos, esto no va a suponer diferencia alguna. También podemos, si queremos acortar el tiempo de elaboración, comprar el queso manchego curado rallado. De esta manera nos evitamos este paso.

Lavamos bien las hojas de albahaca y las secamos con papel absorbente. No he indicado cantidad porque esto va en gustos. Recomiendo que probéis a hacerlo una primera vez y que aumentéis o reduzcáis la cantidad de la misma en función de vuestros gustos. Pelamos el diente de ajo.

En el vaso de una batidora, colocamos el pepino troceado, el queso manchego, la albahaca, el diente de ajo pelado y la almendra cruda pelada. Trituramos a velocidad máxima durante el tiempo necesario para conseguir un puré. Agregamos el agua y trituramos de nuevo, ajustando la cantidad según nos guste de espesor.

Por último, incorporamos el aceite de oliva virgen extra y batimos, nuevamente, a velocidad máxima durante unos dos o tres minutos hasta emulsionar la mezcla. Sazonamos, removemos y ya tenemos listo nuestro gazpacho de pepino y albahaca. Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Gazpachopepinoalbahacacollage650ma

Con qué acompañar el gazpacho de pepino y albahaca

Este gazpacho de pepino y albahaca hay que servirlo bien frío, de ahí que recomiende que lo conservéis en la nevera hasta el momento de su consumición. Es un gazpacho sorprendentemente refrescante y ligero, perfecto para arrancar nuestras comidas o cenas de verano.

En Directo al paladar | Once gazpachos de once sabores (y dos sorprendentes recetas con gazpacho)
En Directo al paladar | Receta de salmorejo cordobés con Thermomix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio