Pasta y patata a la napolitana: una clásica y reconfortante receta de cuchara italiana

Pasta y patata a la napolitana: una clásica y reconfortante receta de cuchara italiana
Sin comentarios
19 votos

Hoy nos introducimos de cabeza en el recetario popular italiano, con un plato humilde, cargado de carbohidratos, pero sin ingredientes caros, ideal para aportar energía a los trabajadores.

La sopa de pasta y patata es un plato común en el sur de Italia y hay todo tipo de variaciones regionales. Esta es la versión de Napolés, que se distingue por un ingrediente que es pura cocina de aprovechamiento: la corteza del queso parmesano. Esta corteza es la parte más dura del queso, pero sigue siendo queso, y en el guiso, tras deshacerse, deja un sabor increíble.

En Italia esta receta se elabora con la pasta mista, un tipo de pasta corta ideal para sopas, que parte, en realidad, de machacar en trozos pequeños los restos de pasta que no daban para hacer un plato completo: se mezclaban y se usaban para hacer platos como esta sopa de pasta y patata.

Hoy en Italia venden paquetes de pasta mista, pero en España solo los encontraremos en tiendas especializadas, así que lo mejor es hacer como las nonnas y machacar los culos de pasta que seguro tenemnos en la alacena (eso, o usar una pasta de fideua o minestrone, que nos hace el mismo apaño).

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pasta corta seca 320 g
  • Apio ramas 2
  • Cebolla 1
  • Tomate concentrado 20 g
  • Queso parmesano una costra
  • Sal
  • Patata 750 g
  • Zanahoria 3
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Tocino 130 g
  • Romero fresco rama 1
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer pasta y patata a la napolitana

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 57 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 42 m

Antes de ponerse a cocinar este plato debemos preparar todas las verduras. Picamos fino el apio y la cebolla, la zanahoria en mirepoix (pequeños daditos) y la patata en trozos irregulares de un bocado.También debemos picar fino un trozo de tocino. Nosotros hemos usado un tocino ibérico que de eso no tienen los italianos y seguro que hasta mejoramos el plato.

Una vez tengamos cortadas las verduras, ponemos en una cacerola un chorro de aceite de oliva, agrega el tocino y deja que se caliente a fuego lento por unos minutos. Añadimos entonces la cebolla, el apio y la zanahoria y sofreímos las verduras durante unos 5 minutos, hasta que la cebolla esté translucida. Añadimos entonces la patata. Dejamos que se sofría otros cinco minutos, sin parar de remover. Añadimos entonces una rama de romero fresco y la costra de queso.

Llegados a este punto, cubrimos el guiso con agua, salpimentamos, tapamos la cacerola, y dejamos que se cocine el guiso durante media hora, hasta que la patata esté casi hecha. Añadimos entonces la pasta, un poco más de agua y llevamos todo a ebullición, vigilando que el guiso no quede seco, pero tampoco aguado: es una sopa muy densa.

Cuando la pasta esté lista, corregimos de sal y servimos con cuchara.

19 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la pasta con patata

Ni que decir tiene que la pasta con patata es un plato único, bien cargado de calorías, que no necesita más acompañamiento que un hambre atroz. Para beber, la receta pide a gritos un vino tinto. Y de postre, aunque tengamos la tentación de zamparnos un tiramisú o una panna cotta mejor apostar por la fruta, que ya vamos bien servidos.

En Directo al Paladar | Las 47 mejores recetas de platos italianos
En Directo al Paladar | Cómo hacer sopa minestrone: receta del gran plato de cuchara de Italia

Temas
Inicio