Compartir
Publicidad

Sopa castellana. Receta

Sopa castellana. Receta
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pan duro en casa, caldo en el congelador, huevos en la nevera y ajos es todo lo que necesitamos para tener sobre la mesa un plato tradicional de nuestra gastronomía en tan solo 20 minutos. La sopa castellana es una receta humilde, muy consumida en momentos de abstinencia como la Cuaresma y La Semana Santa, que demuestra una de mis máximas favoritas: menos es más.

La receta base de sopa castellana, que es la que a continuación os explicamos, se puede enriquecer con unos trocitos de chorizo o unos tacos de jamón, como hemos hecho ya, por ejemplo, con estas sopas de ajo con jamón y huevo. Podemos, incluso, jugar también con el pescado y añadirle unos tacos de bacalao. Al gusto.

Ingredientes

Para 3 personas
  • Dientes de ajo 3
  • Pan duro 200 g
  • Huevos 3
  • Caldo de carne 700 ml
  • Pimentón dulce (1 cucharada) 10 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer sopa castellana

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 15 m

Cubrimos la base de una cazuela con aceite de oliva virgen extra, lo calentamos y doramos los dientes de ajo, previamente pelados, a fuego muy suave. Yo los dejo enteros para poder retirarlos de la cazuela en el momento de servir y degustar la sopa castellana, pero si os gustan los podéis picar y dorar de esta manera aportando más sabor a ajo al resultado.

Una vez dorados los dientes de ajo, troceamos el pan en piezas de similar tamaño, ya sean dados o láminas, y lo añadimos a la cazuela. Removemos para que se impregne de aceite. Añadimos el pimentón, removemos de nuevo, y regamos con el caldo. Subimos la potencia del fuego para que arranque a hervir, entonces lo bajamos y dejamos cocer a fuego medio durante diez minutos.

Transcurrido este tiempo, retiramos la cazuela del fuego y sazonamos al gusto. Batimos los huevos en un recipiente a parte y los añadimos a la sopa, removiendo con un tenedor para que se formen hilos según cuaja el huevo. Servimos inmediatamente, si nos gusta muy caliente, o dejamos reposar un par de minutos, si la preferimos templada.

Paso A Paso Sopa Castellana

Con qué acompañar la sopa castellana

La sopa castellana es un plato contundente que llena bastante por lo que no requiere de nada más para conformar una comida. Se sirve y se basta por si sola. El sabor del pimentón y del caldo de carne son potentes, lo que contrasta con la textura tan suave que tiene la sopa en boca. Una delicia que alimenta y nutre por muy poco esfuerzo y dinero.

En Directo al Paladar | Sopas de ajo con jamón y huevo. Receta tradicional
En Directo al Paladar | Sopa de ajo con jamón de Guijuelo. Receta

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos