Sartén de tomates cherry, champiñones y queso feta al horno: receta facilona para mojar mucho pan o convertir en salsa

Sartén de tomates cherry, champiñones y queso feta al horno: receta facilona para mojar mucho pan o convertir en salsa
Sin comentarios
13 votos

Casi había olvidado la locura desatada en redes con aquella receta viral de pasta de TikTok, y eso que en casa nos dejó más que satisfechos y unidos a la causa. Tampoco era de extrañar que mereciera la pena, pues la combinación de queso feta y tomate siempre funciona, pero puede dar mucho más de sí.

En esta nueva idea, que viene desde Suiza, añadimos a la mezcla champiñones blancos y portobellos pequeños, abundante limón, alcaparras y albahaca fresca, logrando un plato tan suculento como versátil. Podríamos devorarlo tal cual, aunque según el punto que dejemos al queso podemos convertirlo en una guarnición, una salsa o un relleno de bocadillos, pasteles salados o tostas. Si tienes barbacoa, no dudes en cocinarlo sobre las brasas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Champiñones blancos, portobello o mezcla (pequeños) 250 g
  • Tomate cherry de colores variados 300 g
  • Alcaparras 2 cucharadas
  • Tomillo fresco (3-4 ramitas) o seco al gusto
  • Queso feta 200 g
  • Albahaca fresca al gusto
  • Limón grande 1
  • Diente de ajo rallados 2
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer sartén de tomates cherry, champiñones y queso feta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Una vez con toda la verdura y hierbas lavadas y secas, cortar los champiñones en mitades o cuartos, si son algo más grandes. Los tomates se pueden dejar enteros o cortar por la mitad. Rallar finos los ajos.

Precalentar el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Calentar una sartén apta para horno (o usar una normal y luego cambiar a una fuente refractaria) y engrasar con aceite de oliva. Cocinar unos minutos primero los champiñones a fuego fuerte con algo de sal, hasta que empiecen a dorarse.

Cherrys Champis Feta Pasos

Añadir los ajos, las alcaparras y los tomates, salpimentar y saltear dos minutos. Bajar el fuego y añadir el tomillo y un chorro de zumo de limón. Seguir cocinando unos minutos más, hasta que los tomates empiecen a deshacerse. Hacer un hueco en el centro, añadir el feta entero, aderezar con ralladura de limón y pimienta, y tapar con papel de alumino.

Hornear durante 15-20 minutos; destapar y continuar la cocción un poco más hasta que el queso esté al punto deseado. Debería estar muy blando al tacto. Servir con más ralladura de limón y albahaca fresca picada.

13 votos

Le Creuset Skillet Evolution de hierro fundido, Redonda, Ø 23 cm, Para todas las fuentes de calor, incl. inducción, Azul Caribe

Con qué acompañar la sartén de tomates cherry, champiñones y queso feta

Recién hecho y bien caliente, si el queso feta se ha dejado más tiempo, quedará más deshecho y podremos convertirlo en una especie de salsa espesa para juntar con los vegetales y servir como guarnición de carnes o pescados, o sobre arroz, quinoa o pasta. Dejándolo algo más firme se puede machacar groseramente para servir cucharadas de la mezcla sobre buenas rebanadas de pan, tanto para preparar unas tostas grandes como para completas bocadillos y sándwiches, o en formato mini para canapés.

En DAP | Alubias blancas al horno con salsa de tomate, cuscús y queso feta: receta de inspiración griega
En DAP | Salteado de maíz, queso feta y tomate con albahaca: receta saludable, rápida y rica de verano

Temas
Inicio
Inicio