Los 12 mejores bares de barrio de Madrid, más allá de la M-30, según el tipo que se los conoce todos

Los 12 mejores bares de barrio de Madrid, más allá de la M-30, según el tipo que se los conoce todos
Sin comentarios

Alfonso Ortega Herranz llegó a Madrid hace 15 años. Y, aunque trabaja como informático, su gran pasión son los bares. Los bares buenos de toda la vida.

“Yo soy de Ávila donde tenemos la cultura de bar de barrio, de tapa, me he criado con esto”, explica a DAP. “Y cuando me vine a Madrid me costaba encontrar esto, porque el centro es otro rollo”.

Para encontrar los bares buenos de verdad hay que irse, casi siempre, a los barrios de fuera de la M-30, donde sobreviven las mejores tabernas. Algunas destacan por clavar los callos o las bravas, otras por su inmenso aperitivo, pero todos son bares auténticos, de esos en los que hay que repetir.

Como mucha otra gente, Ortega abrió un TikTok de cocina mientras se aburría durante el confinamiento, pero empezó a colgar vídeos sobre los bares que visitaba en Madrid y funcionaron mucho mejor. En solo unos meses empezó a tener vídeos con cientos de miles de reproducciones y su cuenta, Cocituber, tiene ya más de 80.000 seguidores.

En Madrid no es fácil encontrar ya buenos bares para tapear a precios populares

El secreto: señalar los bares que le gustan a la gente, independientemente de lo cutres que sean o dónde estén. Y es que, como apunta Ortega, en Madrid no es fácil encontrar ya buenos bares para tapear a precios populares.

“Es mejorable la tapa”, sentencia. “Siempre lo ha sido. En Castilla y León les damos mil vueltas. Aquí hay más cultura de ración, que está muy guay, pero lo de las tapas es diferente. Yo que soy de Ávila tengo 20 tapas a elegir, porque los bares se hacen competencia, el que mejores tapas tiene es al que va la gente. En Madrid eso no pasa, hay más cultura de ración, y al final cuando busco a estos bares es porque es lo que hay”.

Franva
Ya quisieran todos los bares la eficiencia que se alcanza en el Franva, de Villa de Vallecas.

Los mejores bares de cada barrio

La realidad es que en Madrid hay tres o cuatro buenos bares de tapas por barrio, entre un sinfín de bares mediocres o con el precio subido (algo muy común en el centro).

En busca de los buenos bares este informático devenido en streamer se ha recorrido todo Madrid

“Madrid está caro”, apunta Ortega. “Con lo que mola que te pongan unas albóndigas o unos callos... Eso ha muerto. No te puedo decir un bar que tengan cinco guisos para elegir”.

Pero hay excepciones. “Hay mucha chicha en los alrededores [de la ciudad], es más económico y en mi opinión con más calidad que el centro. Al final es cultura madrileña”.

En busca de los buenos bares este informático devenido en streamer se ha recorrido todo Madrid. Y le hemos pedido, claro, que nos cuente cuáles son sus bares favoritos de cada barrio. Auténticos clásicos de la gastronomía popular madrileña, muchos de ellos injustamente poco reivindicados crítica, aunque adorados por el público: si algo tienen en común todo estos bares es que siempre están hasta la bandera.

Nos desplazamos desde el barrio de Peñagrande, siguiendo el sentido de las agujas del reloj, hasta Carabanchel. Algunos barrios como Hortaleza, La Elipa o Vicálvaro se quedan fuera. Pero los dejamos para próximas entregas.

Peñagrande: Isama

Isama

Nos vamos primero al extremo noroeste de Madrid, al barrio de Peñagrande, donde reina el Isama.

“Este es un bar que lo llevan dos señoras”, explica Ortega. “Pides la caña y tardan muchísimo en ponerte el aperitivo. La hostia. Pero te traen tortilla de patatas, bravas, y un sándwich vegetal. Es muy bruto”

Nuestro experto reconoce que la calidad no es gran cosa: “De los tres aperitivos hay uno que no te lo comes, que es regulero, pero es de estos bares que tienen su cosa. Se pone arribota. Se pasan tres pueblos. Lo mismo están haciendo el menú del día y te ponen un plato de macarrones. Es muy divertido. Sabes a lo que vas y con dos cañas has comido. El otro día fui con un amigo y por 10 euros los dos comimos”

Isama está en la calle de Joaquín Lorenzo, 68

Barrio del Pilar: Casa Pepe

Casa Pepe

Más conocido en toda la ciudad (incluso en Google) como “Pepe El guarro”, este bar del Barrio del Pilar es famoso por las inmensas raciones de alitas que te ponen como tapa, lo que provoca que el suelo esté lleno de huesos: parece la cripta de los Capuchinos.

Casa Pepe, explica Ortega, ya no es lo que era: “Las alitas cada ve están más malas. Tienen muchísima sal y están muy hechas”. También suelen tener una cantidad absurda de plumas, añado. Para más inri, ha subido bastante el precio. “Hace poco fuimos y nos metió una leche gorda”, explica nuestro invitado.

¿Por qué sale en la lista? “Es un referente en Madrid y hay que ir alguna vez en la vida”, explica Ortega. No podemos estar más de acuerdo, aunque sea solo por los buenos recuerdos.

Casa Pepe está en la Calle de Celanova, 19

Fuencarral: La Jaima

@cocituber La Jaima, Boquerones Málaga, Callos, un buen bar #foodie #gastronomia #restaurante #recomendacion #cocituber ♬ sonido original - CociTuber

Seguimos nuestro paseo por los barrios madrileños por Fuencarral, donde es de visita obligada La Jaima.

El bar es conocido por sus boquerones Málaga, rebozados y adobados. “Brutales”, apunta Ortega.

Dicen también que tienen los mejores callos de Madrid. “No lo son”, bromea Ortega, “pero están muy buenos. Me dejó muy contento. Buena calidad y barato. Muy de barrio”.

Cervecería La Jaima está en Calle de Alfredo Marqueríe, 23

La Concepción: La Manduca

Manduca

En “la Conce” también hay buenos bares. Uno de ellos es La Manduca, que está siempre hasta la bandera.

“Es famoso por sus canapés, que son unas tostas de barra entera”, explica Ortega. “Las hay muy buenas de salmón o de secreto”.

También están ricas las bravas y, en general, todas las raciones. “Tiene todo buena calidad y la terraza es muy grande”, concluye.

Quintana: Docamar y A'Conchiña

Docamar

Si cruzamos la M-30 pasada la plaza de toros de las Ventas llegamos al barrio de Quintana, un gran barrio para tapear y el único en el que Ortega ha insistido en meter dos bares, pues no podía quedarse solo con uno.

El Docamar es muy famoso por las patatas bravas. “Siempre te dicen que son las mejores”, explica Ortega. “Y están muy buenas. La oreja también está muy buena. No te digo mucho más porque siempre pido lo mismo”.

Docamar está en la calle de Alcalá, 337

A Conchina

Al otro lado de la calle Alcalá, a solo cinco minutos andando, está A'Conchiña. “Un gallego que te ponen unos pinchos de la hostia”, explica Ortega. “En la primera consumición siempre te ponen ración de bravas, también de las mejorcitas”. El resto no siempre molan tanto. “En la segunda igual te ponen cinco o seis croquetas congeladas o empanadillas”, explica. “Y lo mismo pasan una bandeja con beicon y queso gratis, que no entra en la consumición”.

El bar se pone hasta arriba, así que mejor ir a horas en las que no esté muy concurrido. “Es pequeñito y ahora en pandemia era jodido entrar”, explica Cocituber.

A'Conchiña está en la calle Benidorm, 32

San Blas: El mesón de la oreja

Meson Laoreja

De Quintana nos vamos a San Blas (mola más). Muy cerca del Wanda Metropolitano encontramos El Mesón de la oreja, famoso, claro está, por su oreja. Aunque aquí la hacen guisada, no a la plancha.

“La tienen de pincho, de ración y en bocata”, explica Ortega “Y un bocata de oreja guisada en salsa es muy guay”.

El mesón de la oreja está en la calle de Longares, 32

Moratalaz: Gredos

Gredos Tinto Verano

El Gredos suele aparece también en los listados de patatas bravas, que no están nada mal, pero Ortega insiste en que el viaje a Moratalaz merece la pena por la oreja a la plancha. “Para mi es la mejor de Madrid”, explica. “Te ponen medio kilo de oreja por ración. Y es muy barata, 5 o 6 euros. Va con una salsa de ajo y perejil muy guay”.

Es este un bar para todos los bolsillos. Las bravas valen solo dos euros (la subieron hace poco del euro que costaba). También hay que probar los champiñones a la plancha. En definitiva, apunta Ortega, “es un sitio muy guay en el que es muy barato tomar raciones”. Y José, en la foto, prepara unos muy currados tintos de verano.

El bar Gredos está en Calle del Arroyo Belincoso, 12

Puente de Vallecas: La isla de Vallecas

@cocituber La Isla de Vallecas #madrid #gastronomia #descubremadrid #visitas #callos #vallecas #madridfans #tapas ♬ sonido original - CociTuber

Mítico bar de Puente de Vallecas, muy cercano a la tristemente desaparecida Excalibur, la última gran discoteca heavy de Madrid. Visitar el bar a las ocho de la mañana, cuando cerraba el Excalibur, era todo un espectáculo. Pero, como cuenta Ortega, la visita a horas normales sigue mereciendo la pena.

“Dentro del bar hay una especie de terraza interior, por eso lo llaman la isla”, explica. “Es de bario total. Patatas con chorizo, patatas con morcilla, cubo de botellines...Todo son ofertas. Está guay y es muy curioso”.

La isla de Vallecas está en la Avda. de la Albufera, 69.

Villa de Vallecas: Franva

Franva2

El Franva es el bar más famoso de Villa de Vallecas. Sorprende con muy buenas y variadas tapas de cocina y unas raciones –“al estilo de los años 80”, según reza su carta– con una estupenda relación calidad-precio.

“Son raciones enormes”, explica Ortega. “Tienen muy buenas bravas, oreja, y caracoles muy ricos”. Permítanme añadir también su famosa fritura de pescado, súper abundante y muy correcta. También son famosos sus bocadillos.

“La gente en estos barrios sabe a dónde va”, apunta nuestro invitado. Y tanto.

El Franva está en la calle de Sierra Gorda, 25

Usera: La peña Soriana

La Pena Soriana Juanjo

La peña soriana, en Usera, sale siempre en las listas de las mejores patatas bravas de Madrid. Para Ortega son las número uno. “Son increíbles”, explica. “Con un un patata grandota y una salsa picante, patentada”.

Pero La peña soriana –que cuenta con dos sedes en el Chinatown madrileño– es un fantástico bar más allá de este plato. “Venden muchísimo y tienen mucha fama”, explica Cocituber. “El picadillo de chorizo y los torreznos son también muy buenos. Son sorianos y este tipo de cosas las hacen bastante buenas”.

La peña soriana está en la avenida de Rafaela Ybarra, 30 y en calle Fornillos, 58.

Carabanchel: La casa de los minutejos

Minutejos

Acabamos nuestro recorrido en este mítico bar de Carabanchel bajo, muy cerca de Marques de Vadillo, famoso por los sándwiches de minutejos –las 60 porciones de una oreja–.

“Son unos sándwiches de pan tostado con oreja y una salsa brava que te ponen al lado, que está muy buena”, explica Herranz. “Vale un euro y medio cada uno y esto debe llevar no sé cuántos años”.

Tienen más sándwiches, pero Herranz reconoce que siempre que va se quiere pedir el de oreja. A mi me pasa lo mismo.

La casa de los minutejos está en la calle de Antonio de Leyva, 19

En DAP | Las 15 mejores recetas de la cocina madrileña: una gastronomía de taberna con influencias de toda España
En DAP | (You gotta) fight for your right (to tapa): el aperitivo es un derecho adquirido

Temas
Inicio
Inicio