Publicidad

14 restaurantes de Barcelona con delivery y take away para comer bien durante el confinamiento

14 restaurantes de Barcelona con delivery y take away para comer bien durante el confinamiento
Sin comentarios

Decir adiós a arroces tres delicias pasados de vuelta, a pizzas prefabricadas, a sushi de dudosa procedencia o a hamburguesas que poco se parecen a las de la foto ya es posible al comer desde casa.

La Covid19 ha traído demasiadas cosas malas y el confinamiento que va de su mano no nos ha hecho la vida más fácil a ninguno a nivel laboral, sobre todo a los hosteleros, que han visto como de la noche a la mañana su negocio tenía que echar el cierre.

Con el ingenio agudizado y explorando nuevas vías de negocio, son muchos los buenos restaurantes que han decidido asomarse a este trampolín que es la comida para llevar (también llamada take away) o el propio delivery.

Algunos desde plataformas ya establecidas como UberEats, Glovo o Deliveroo; otros, abriendo nuevas vías y apostando por un reparto más personal, siendo conscientes de que ya no sólo importa lo que comemos, sino también cómo se presenta.

Reducir la diferencia entre la experiencia tradicional de la restauración y el consumo para llevar es complicado pero hoy nos vamos a Barcelona para traerte los mejores restaurantes que están haciendo delivery en la capital catalana.

Cansados de fases que no avanzan o de que la nueva normalidad, en la que no habrá mascarillas en los restaurantes, la opción del delivery se ha convertido en una tabla de salvación para algunos restaurantes y quién sabe si en una nueva vía de negocio para el futuro.

1. Monster Sushi

Rolls, nigiri, maki, sashimi... y wok, mucho wok. Un japonés para los que busquen fusión pero también purismo. Además, incluyen menús para los indecisos por lo que siempre podrás contentar a todos los que tengas por casa. No sólo hay crudos o fríos, sino que también están disponibles sus pad thai, sus yakisoba (auténticos, nada de prefabricados) y los yakishami, en vez de con fideos, con arroz.

Qué pedir: Imprescindible el crispy duck, los rolls frisky con langostino en tempura, pepino, anguila y aguacate y los rolls Bad Boy con solomillo de buey salteado, setas shiitake, aguacate y cebollitas caramelizadas.
Dónde pedir: en su página web, pudiendo recoger o pedir a domicilio.
Precio medio: 35€ y 45€ como pedido mínimo a domicilio.

2. Frankie Gallo Cha Cha Cha

En estos tiempos que corren, conformarse con una pizza de gran multinacional y pagar una fortuna por ella es una cosa del pasado. Una veintena de pizzas, incluyendo sus pizzas rojas, sólo con base de tomate, y algunas especiales increíbles como la Brutal o la sorprendente Baleares te atraparán. Además, la croqueta Frankie o su steak tartar son una buena opción para los que no tengan ganas de pizza. Por si fuera poco, tienen una carta de vinos corta pero apañada en la que incluyen vinos naturales.

Qué pedir: Si buscas una pizza potente prueba la Baleares con pulpo, sobrasada, ajo, burrata y aceitunas. Si apuestas por el purismo, la Amatriciana y la Marinara harán las delicias de cualquiera.
Dónde pedir: presente en Deliveroo, Glovo y UberEats.
Precio medio: 25 euros.

3. Foc i oli

Los bocadillos también pueden ser alta cocina y Foc i Oli lo lleva demostrando unos cuantos años. Tanto es así que el malogrado chef Anthony Bourdain dijo del Chivito que era el mejor sándwich del mundo. Más allá de este hit, otros sándwiches y hamburguesas esperan, a precios correctos, que harán que te enganches irremediablemente a la finger food. La carta no es extensa pero sí suficiente para saciar tus ansias de hamburguesas y bocatas sin ningún remordimiento.

Qué pedir: Si no lo conoces, el Chivito es ineludible pero si buscas un bocata diferente, juegátelo al Normando con camembert, manzana a la plancha, mostaza y buen pollo a la plancha.
Dónde pedir: presente en Glovo y Uber Eats y para recoger en local en los locales de carrer Aribau y carrer París.
Precio medio: 15 euros.

4. Vic Braseria

Que estar confinado no significa despedirse de los sabores de la parrilla y de la brasa. En Vic Brasería siguen funcionando como hasta ahora pero, eso sí, sólo con take away, así que tendrás que acercarte al restaurante a por tu pedido y formalizarlo por teléfono. Los productos de campo y corral son los protagonistas, así que sacia tus ansias de chuletón, de costillas de cerdo o de butifarra sin remilgos. También te puedes entregar al mundo del pescado con el salmón a la brasa o apostar por las verduras de temporada. Eso sí, deja hueco para el postre.

Qué pedir: El medio conejo a la brasa es irresistible y también las mollejas de cordero pero para muy carnívoros, lo mejor es irse a los entrecot y chuletones. No olvides poner el punto dulce con el mel i mató.
Dónde pedir: sólo para take away llamando al 935 32 16 91.
Precio medio: 30 euros.

5. Auto Rosellón

Berenjena Asada Rosellon

Si no te apetece cocinar y no quieres pasarte de moderno con los menús, Auto Rosellón cocina por ti una cocina clásica, resultona y muy familiar, de esas que huelen a casa y que echamos tanto de menos. Tienen menú del día a 13,9€ y un envío mínimo de 25€, así que si sois dos o te apetece echar mano al congelador, estás de suerte. Además, tiene menú especial y cambiante durante los fines de semana, por si hay que celebrar alguna ocasión especial. Además, son partidarios de enviar los ingredientes envasados al vacío y que tú montes el plato en casa, así evitan que lleguen en malas condiciones o que sufran en el transporte.

Qué pedir: Complicado decidirse por un plato, sobre todo con tanta rotación pero su berenjena asada apetece en cualquier momento, así como el bacalao confitado o su bikini, todo un clásico de Barcelona.
Dónde pedir: a través de su web.
Precio medio: Pedido mínimo de 25€ con envío gratuito.

6. La Real

Otra apuesta segura para los hamburgueseros que no quieran caer en las garras de las grandes franquicias. Aquí no hay adornos y sí mucha sinceridad en cada bocado con hasta 11 propuestas distintas, a las que además puedes meterle más aderezos, picantes e ingredientes extras. Infalibles son la Pork Belly o la Pollo Crispy pero si persigues ternera, tu objetivo debe ser la Vaca Vieja.

Qué pedir: Una Vaca Vieja con el huevo frito puede sonar muy contundente pero merece la pena. Más ligera es la apuesta de los hotdogs o, si lo prefieres, una hamburguesa vegetariana a base de garbanzo, quinoa y seta..
Dónde pedir: a través de Deliveroo, Glovo y Uber Eats.
Precio medio: 18 euros.

7. Platerets

Casera, sencilla y muy rica, la propuesta de Platerets es fiel a lo que hacen como restaurante en la añorada vieja normalidad. Buenos productos, precios asequibles y dos propuestas son la base para seguir funcionando. Por un lado, un menú degustación de 19,95€ por persona que incluye algunos grandes éxitos como la carrillera al brandy o la berenjena en tempura con miel de caña; por el otro, una oferta cotidiana de platewbowls, contundentes, para cumplir con una comida completa que van del salmón al pollo, pasando por ternera y cerdo.

Qué pedir: Para el día a día, mejor un platebowl pero para una ocasión más especial, el menú degustación. Además, también hay unos cuantos vinos que puedes pedir en la carta.
Dónde pedir: a través del teléfono 934 636 585 y sólo para recoger.
Precio medio: 16€.

8. Mordisco

Ecléctica y divertida cocina en marcha con un take away donde se tocan todos los palos. Lo que para unos es una desventaja, en el caso de Mordisco se convierte en un valor añadido, sobre todo si no quieres anclarte a un tipo de comida o sois muchos en casa. Hay gyozas, hay hamburguesas, hay tartares, hay croquetas, hay ceviches y hay curry, así que es imposible que no encuentres algo de su carta que no te apetezca en este momento.

Qué pedir: El canelón de pollo rustido y trufado merece un homenaje pero el pichón relleno -para dos personas- no se queda atrás. .
Dónde pedir: a través del teléfono 934 879 656 para recoger y en Glovo.
Precio medio: 22€.

9. Nectari

El estrella Michelin Jordi Esteve se ha atrevido a dar el paso, de momento sólo fines de semana, para que Nectari siga al pie del cañón e intentar paliar parte del desastre que originan los costes fijos. En este caso apuesta por una vía de take away y delivery (5€ más), contratable por teléfono o por email, con dos opciones, el Menú Tapeo (25€) y el Menú Gourmet (50€). Toda una tentación para que la alta cocina se cuele en tu casa con sus famosos canelones trufados, el arroz seco de pato o el goloso postre de chocolate fondant.

Qué pedir: El canelón trufado es uno de esos platos que no olvidarás pero un buen arroz seco de domingo es algo también que nos hace perder la cabeza.
Dónde pedir: a través de su web.
Precio medio: Pedido mínimo de 25€ y 5€ de delivery. Necesarias 24 horas de antelación.

10. Uma

Iker Erauzkin, también con estrella Michelin, se ha propuesto colarse en casa de los barceloneses con un delivery peculiar donde convierte su tradicional menú degustación en ocho platos, donde tú eliges cuántos quieres probar. Enviados al vacío y con precisas pero fáciles instrucciones, sólo tienes que decidir los platos entre tres entrantes, tres principales y dos postres y comprobar que la cocina creativa también tiene hueco en los hogares.

Qué pedir: La pregunta sería qué no pedir pero el cordero lechal al estilo marroquí, raz el hanut, ajo blanco y olivas o el lenguado con citronel, horchata de gambas y lima, a los que sería difícil decir que no.
Dónde pedir: a través de su web y del mail.
Precio medio: 40€ más 14€ de gastos de envío y preparación.

11. Isabella's

Disfrutar de la pasta como si la cuarentena sólo fuera un mal sueño no es una tarea imposible e Isabella's lo hace realidad. La carta no es la misma que en circunstancias normales pero sus grandes éxitos están dentro de la propuesta como la tagliata de solomillo con parmesano, sus croquetas de gorgonzola o los paccheri al pomodoro. También hay pizzas, cinco postres y algunas apuestas saludables como la ensalada de quinoa y el tartar picante de atún rojo. Complicado no caer en la tentación.

Qué pedir: Móntate un podio vencedor con el tomate de l'Empordà y stracciatella, los tagliatelle al pesto con parmesano crujiente y el solomillo Café de París.
Dónde pedir: a través de Glovo y Deliveroo, además de take away llamando al 934 145 769.
Precio medio: 35€.

12. Arume

Los restaurantes gallegos en Barcelona son como las meigas: haberlos haylos. Y de ellos, Arume es uno de los mejores estandartes, sobre todo si buscamos también algo contemporáneo. Por desgracia, la carta -debido a la situación- es cortita pero no falta la tortilla de Betanzos, su empanada de berberechos y, como no podía ser menos en un restaurante gallego: la vaca rubia gallega.

Qué pedir: Tortilla de Betanzos sí o sí, el tartar de vaca rubia gallega y la ensaladilla rusa como entrante, aunque el mollete de calamares también pide su oportunidad.
Dónde pedir: a través de Glovo y Deliveroo, además de take away llamando al 933 154 872.
Precio medio: 25€.

13. Suculent

Guisos, guisos y más guisos. Una cocina para chuparse los dedos con reminiscencias de sabores tradicionales es lo que Tonet Romero lleva haciendo unos cuantos años y no ha querido dejar que el confinamiento nos prive de sus platos. La carta es cortita pero hay cuchara melosa para probar todos los días de la semana y sus callos o su anguila all i pebre siguen siendo maravillosos. Más ligero es el ceviche de gamba roja o su ajoblanco, que no todo iba a ser artillería pesada.

Qué pedir: Si consigues resistirse a su rabo de vaca guisado con chocolate negro o las carrilleras al jengibre será un milagro.
Dónde pedir: a través de Glovo y Deliveroo, además de take away llamando al 606 640 322.
Precio medio: 28€.

14. Vía Veneto

El máximo estandarte del clasicismo barcelonés también se ha puesto las pilas y nos parece una noticia fabulosa. La carta es amplia, aunque sólo se puede pedir en horario de comidas y hay que pedir con una antelación de, al menos, 24 horas pero la recompensa merece la pena: Mil hojas de patata con butifarra de perol, los legendarios canelones de pollo Via Veneto o el pollo coquelet relleno de trufa negra así lo atestiguan. El pedido mínimo a domicilio es de 60€ pero no es una rareza en el ticket medio de Vía Veneto, además, si llamas con antelación, puedes pedir platos que no estén en la carta oficial del delivery y también puedes comprar para llevar.

Qué pedir: Innegociable el milhojas de patata y muy recomendable la espaldita de cabrito asada y la ensalada de cigalas con tomate.
Dónde pedir: Por teléfono al 932 007 244 y al 619 587 162. Por mail a info@viaveneto.es y el pedido mínimo de delivery es de 60€.
Precio medio: 45€.

Imágenes | Instagram/Auto Rosellón/Vic Braseria/Frankie Gallo Cha Cha Cha/Arume/Isabella's/Monster Sushi
En Directo al Paladar | Los restaurantes trabajan con el Gobierno para abrir a finales de mayo (y sin mamparas), pero nada volverá a ser como antes
En Directo al Paladar | La hostelería presenta un protocolo, aprobado por el Gobierno, para la apertura de restaurantes: sin mamparas, pero con mascarilla

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios