Publicidad

Buenos arroces en Madrid, restaurante El Garbí

Buenos arroces en Madrid, restaurante El Garbí
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Me gustaría contar con la opinión de mi compañero Minué, nuestro experto en arroces y paellas o con el sello de los amigos de Wikipaella pero en todo caso, creo que tengo experiencia con los arroces y desde luego, me ha gusto mucho descubrir este clásico de los buenos arroces en Madrid, el restaurante El Garbí.

Situado en la zona de Cuzco, El Garbí es un cómodo restaurante, una arrocería muy digna para disfrutar de un buen arroz a banda o cualquiera de las otras variedades de arroz que preparan. Hay que decir que teníamos una buena garantía ya que han ganado en varias ocasiones el concurso de arroz en Dènia, por lo que las expectativas eran altas.

El local y el espacio

Garbi2 Espacios
El Garbí de Infanta Mercedes está decorado con mucho gusto, en general en colores claros, con aire marinero. Tiene una terraza amplia en la entrada donde se puede tomar una copa y alargar la sobremesa o un aperitivo mientras llegan los que no sean puntuales. Dentro, las mesas con manteles blancos son cómodas y acogedoras.

La sala de arriba es amplia y luminosa y allí fue donde nos instalamos. El Garbí cuenta también con otra sala en el piso de abajo, donde este restaurante puede aumentar su capacidad cuando hay necesidad de más aforo. Por otro lado, el Restaurante El Garbí también tiene en la entrada una buena barra para cuando la elección es ir a picar algo o tomar el aperitivo.

Degustación de arroces y entrantes en el Restaurante El Garbí

Fuimos seis amigos a comer y tuvimos oportunidad de probar dos arroces diferentes, lo que nos permitió conocer más su carta. Además pedimos varios entrantes y dos postres para compartir. En general, las raciones no son demasiado abundantes, pero resultan más que suficientes para salir contento, sin sentirse pesado.

Teniendo en cuenta que los seis que fuimos eramos buenos comedores, y todos salimos bien saciados, os podéis hacer una idea viendo lo que pedimos, con mis comentarios sobre cada uno de los platos.

Garbi Entrantes
Al llegar, pedimos unas cervezas para las que nos obsequiaron con unas croquetas cúbicas de morcilla y manzana. Estaban buenas y son de agradecer como detalle, pero no estaban tan ricas como las que pedimos, unas deliciosas croquetas de ibéricos (8 unidades) deliciosas, llenas de sabor y muy cremosas.

Además de las croquetas, como entrantes mientras se hacían los arroces pedimos unos mejillones con aliño casero de azafrán, (buenos, gordos, correctos), unas excepcionales mollejas de cordero que nos recomendaron y una parrillada de verduras, bien hecha, abundante y con cada hortaliza en su punto perfecto. Me quedo con las mollejas por su calidad. Muy recomendables.

Los arroces de Restaurante El Garbí son tan variados que cuesta elegir. Teníamos claro que uno de los que probaríamos era el arroz a banda con chipirón y gamba pelada y dudábamos entre un arroz de carabineros y nécoras o el arroz de conejo "El Pinoso" con caracoles y una infusión de romero, típico de Alicante.

Al llegar vimos en la entrada que cada mes tienen un arroz especial fuera de la carta, que en este caso era un arroz con pulpo y ajos tiernos y nos decidimos por él y por el arroz a banda.

Garbi1

Fue una buena elección. Primero llegaron los arroces a una mesa accesoria para que los viéramos recién elaborados dentro de las paellas y después, los camareros de la sala procedieron al emplatado, poniendo las dos variedades de arroz en el plato, separadas convenientemente. El de pulpo y ajos tiernos me pareció excepcional, con mucho sabor, intenso y potente.

Garbi Arroces En Plato
El arroz a banda, digno merecedor de su fama, suelto, ligero, sabroso y con un punto perfecto. Solo le pongo una pega. No me gustó ver ni en las paellas ni después en los platos los trocitos de limón. A cambio, destacar el alioli que nos trajeron en salseras para condimentar el arroz a banda.

A la hora de los postres, ya estábamos satisfechos. No obstante pedimos su tarta de queso, una tarta suave y ligera, con fuerte presencia de sabor a limón que en general gustó mucho a todos. El otro postre, un precioso trampantojo que aparentaba ser una "bamba de nata" y era un hojaldre relleno de mousse de chocolate blanco, delicioso y bien original.

Postre Hojaldre
Con los cafés, el agua, dos botellas de vino, las cervezas del aperitivo y cinco copas (una de las asistentes no tomaba alcohol al estar dando el pecho a su hijo recién nacido, no llegamos a los 50 euros por persona, un precio razonable, en especial porque estuvimos desde las dos hasta más allá de las cinco de la tarde disfrutando de la sobremesa en la terraza.

Restaurante El Garbí

Calle Infanta Mercedes 92, Madrid
Tel. Reservas 91 5706386
Precio medio 35-40 euros

En Directo al Paladar | Visitamos Zoé Inusual Club el gastrocirco gourmet de moda en Madrid
En Directo al Paladar | Restaurante Küiru, cocina de autor con inspiración asturiana en Madrid

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir