Compartir
Publicidad
Publicidad

Kulto al Plato, menú de tapas en Madrid

Kulto al Plato, menú de tapas en Madrid
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de noches nos juntamos un grupo de bloggers para compartir charla en torno a una mesa, y para ello fuimos citados en el restaurante Kulto al Plato. Por delante teníamos un menú de tapas y mucho palique para actualizarnos después de un tiempo sin vernos.

El restaurante resulta singular, con una decoración cuidada e impactante, mesas altas asistidas por taburetes, una zona de comedor tradicional, una barra con una gran pizarra a su espalda en la que se dibuja la oferta de platos y tapas, y una iluminación que hace un buen trabajo creando una atmósfera agradable. Las paredes, tapizadas de ordenados platos blancos, nos recuerdan el origen del nombre del local.

La web del restaurante anuncia platos de nueva cocina donostiarra, de la cual, siendo sincera, no vi mucho tras los platos que degustamos, más allá del uso de la letra k en muchos de ellos. Quizá manejemos conceptos diferentes para un mismo término, pero no vi una clara línea vasca por ningún lado. Empezamos la cena con un cus cus con verduras y ajoblanco, un plato visualmente muy atractivo y bastante bueno, al que si hay que sacarle una pega, diremos que al ajoblanco le hubiera venido bien algo menos de espesor.

Cus cus con verduras y ajoblanco

El segundo plato, paradójicamente, vino en vaso. Un huevo termal con patata y hongos, que a muchos nos llevó a la infancia, cuando nuestras madres nos nutrían con el clásico huevo pasado por agua. Este coronaba el vaso sobre una cama de crema de patata y una colcha de hongos, mientras una pequeña bandeja de condimentos corría por la mesa para vestir el lecho con sal y otras hierbas. Más rico a medida que íbamos profundizando, aunque la crema de patata acusaba una trituración a altas revoluciones que la tornaba algo elástica.

Huevo termal
Arroz cremoso con txipirones y parmesano

Cambiamos de tercio con un arroz cremoso con chipirones y queso parmesano. Un plato con sabor marinero que me gustó mucho, en el que el parmesano jugaba un gran papel complementando el sabor del molusco.

Bacalao a baja temperatura

El bacalao a baja temperatura con pilpil de ajos pinchó en hueso a pesar de tener una factura estética impecable. No sé si se puede achacar a la calidad del pescado, a un inadecuado desalado o a una cocción mal ejecutada, pero la carne se presentaba tosca al paladar. Una lástima, pues su excelente presencia auguraba mejor deleite.

Carrilleras en crema de patata

Las carrilleras de ternera con patata en crema compensaron la baja del bacalao, con una carne que se deshacía con gusto ante el tenedor para acabar fundiéndose melosa en el paladar. La profusión de crema de patata, ya fuera como guarnición o como base para algunas preparaciones, llevaba a un cierto dejá vù a lo largo del menú.

Hojaldre

A los postres, tomamos un hojaldre con crema y helado bien presentado y resuelto, y tras él un buen café expreso amargo y con espuma. Acompañamos la cena con diversas bebidas a escoger, desde una copa de vino, hasta cerveza y bebidas de cola, cada uno a su gusto. La cuenta final, ajustando el precio habitual, fue de 35 euros.

Kulto al Plato

Serrano Jover nº 1 28015 MAdrid tel. 91 758 59 46 Precio medio: 35 euros

En Directo al Paladar | Bar Laredo, de tapas por Sevilla En Directo al Paladar | Al Aljibe, tapas de lujo en Sevilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos