Compartir
Publicidad

Restaurante Dantxari

Restaurante Dantxari
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días teníamos cosas que celebrar, así que mi mujer y yo hemos visitado uno de nuestros restaurantes favoritos de Madrid: el vasco Dantxari. Lo conocemos desde hace muchos años y lo visitamos con frecuencia, aunque no toda la que nos gustaría.

Cada vez que traspasamos el umbral, sus atentos Jefes de Sala Jesus Medina, Eduardo Navarrina o Manuela Medina, nos acompañan hasta nuestra mesa y estamos listos para releer la carta, llena de platos clásicos que varían poco de un año a otro, pero que son una apuesta segura.

Entrantes en Dantxari

Nada más sentarnos, nos traen una tapita compuestas por chistorritas y un pan caliente, que solo es el preludio de lo que nos espera.

Os recomiendo que prestéis atención a los platos que no están en la carta (productos de temporada y de mercado), porque encontráis verdaderas maravillas como el revuelto de 5 clases de setas, lasaña de centollo o el rodaballo. Nosotros hemos elegido unos pimientos de Guernica, que nos encantan ya que tienen el punto justo de sal.

También hemos pedido para compartir una ración de croquetas de bacalao, que tiene 6 unidades gigantes y que estaban exquisitas, de hecho son de las mejores de Madrid. Nos las han servido (por cierto, los camareros son encantadores, eficaces y discretos, dejan el verdadero protagonismo a la comida) y han desaparecido rápidamente.

Principales Dantxari

Mi mujer siempre pide el solomillo Dantxari, hecho al vapor con aceite, troceado en tres piezas y acompañado de verduritas: zanahoria, brócoli y judías. Un plato excepcional, simple pero que captura todo el sabor de la carne.

Yo he pedido un rabo de toro, que estaba delicioso. Guisado con un buen vino, la carne estaba muy tierna y casi se deshacía en la boca. No le hice una foto a los huesos solo por si no resultaba buen vista, pero os aseguro que la carne se desprendía del hueso como si fuese mantequilla.

Postres Dantxari

Nosotros siempre pedimos con antelación la tarta de manzana con helado de vainilla. Rica, suave y crujiente, con una frambuesa que rompe el color y que aunque la pedimos para dos personas nos cuesta repartirla de forma justa.

Otro de los símbolos de la casa es la teja de almendras que ponen para acompañar el café o las infusiones. Es un placer romperla con un suave golpe y terminar con un sabor de boca más dulce si cabe.

Restaurante Dantxari

C/ Ventura Rodríguez, 8 (Madrid) Reservar con antelación 91 542 35 24 Web Dantxari A destacar: Tradicional, buen servicio. Precio: 50 euros por persona aprox.

En Directo al Paladar | En Directo al Paladar |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos