Publicidad

Dieta keto y dieta paleo: sus diferencias y cómo reconocer la mejor opción para ti

Dieta keto y dieta paleo: sus diferencias y cómo reconocer la mejor opción para ti
Sin comentarios

Entre las dietas más populares que podemos usar para perder peso (entre otras cosas), se encuentran dos opciones en las que los hidratos se reducen y prevalecen los alimentos proteicos. Estas son la dieta keto y dieta paleo que con frecuencia se confunden. Te mostramos sus diferencias y cómo reconocer la mejor opción para ti.

Diferencias y similitudes entre dieta keto y dieta paleo

La razón por la que muchos consideran iguales estas dos dietas que tienen marcadas diferencias es por su carácter hiperproteico y reducido en hidratos, es decir, son dietas low carb muy usadas para perder peso.

Así, entre sus grandes similitudes se encuentra la eliminación de cereales y legumbres así como derivados que son las fuentes más abundantes de hidratos en una dieta habitual.

En ambos casos se promueve la saciedad por su gran riqueza en proteínas y eso favorece el adelgazamiento, sin embargo, entre dieta keto y dieta paleo hay grandes diferencias no sólo en lo que permiten incluir en un menú habitual sino también en los procesos metabólicos que se generan en nuestro cuerpo y en sus fundamentos. Aquí las revelamos:

Dieta paleo: basada en la alimentación del paleolítico

Inspirada en la alimentación que llevaban nuestros antepasados cazadores- recolectores que gozaban de excelente salud y que comían alimentos sin procesar en absoluto, esta dieta se basa en el consumo de alimentos que podríamos recolectar y cazar o pescar (si estuviéramos en el paleolítico).

Es decir, la alimentación admite un menú diversos basado en alimentos frescos como frutas y verduras frescas, tubérculos y raíces, semillas o frutos secos, carnes en general sobre todo magras porque antes los animales eran salvajes y su carne reducida en grasa, o bien, pescados y mariscos varios.

Jumpstory Download20200714 203428

Los únicos alimentos que conllevan un mínimo de procesamiento y que se permiten en una dieta paleo son los aceites de coco y de oliva extra virgen, el coco rallado, manteca de coco y leche de coco sin azúcar añadido, así como las aceitunas. Todas opciones que proveen grasas a la dieta junto a semillas y frutos secos.

Dieta keto: promueve la cetosis

La dieta keto o cetogénica a diferencia de la dieta paleo no incluye ningún tipo de fruta o verdura rica en hidratos, es decir, no admite tubérculos o raíces en general y sólo se permiten frutas oleosas como aguacate o aceitunas.

Es una dieta en la que los hidratos se reducen al máximo, casi se eliminan porque pretende promover la cetosis o formación de cuerpos cetónicos que es lo que en definitiva permite perder peso a expensas de grasas, rápidamente.

En la dieta keto aunque se recomienda evitar los procesados y ultraprocesados, estos podrían incluirse siempre y cuando no aporten azúcares ni hidratos, mientras que en la dieta paleo descrita antes estos no están admitidos en absoluto.

Se trata de una opción más restringida quizá que la dieta paleo, pero más efectiva para quemar grasas, aunque no está libre de efectos secundarios y requiere de supervisión médica debido a que el estado de cetosis debe controlarse y no es recomendable en todas las personas.

La principal diferencia: el contenido de hidratos

A modo de conclusión podemos decir que la principal diferencia entre dieta paleo y dieta keto es la proporción de hidratos de cada una de ellas.

Mientras en la dieta paleo se admiten fuentes de este nutriente como frutas, verduras, tubérculos y raíces, en la dieta keto se eliminan por completo junto a cereales, legumbres y derivados.

En la dieta paleo no hay cetosis ni ningún tipo de ultraprocesado, mientras que en la dieta keto la formación de cuerpos cetónicos es requisito y puede haber carnes procesadas sin hidratos en su interior presentes, aunque por supuesto, no son aconsejables.

Jumpstory Download20200714 202109

¿Cuál es la mejor opción para ti?

Aunque ambas son opciones apropiadas excepto ocasiones o condiciones especiales de vida y enfermedad, debemos saber algunos rasgos particulares para escoger una u otra alternativa para llevar a cabo.

Lo primero es que la dieta keto es mucho más estricta, si somos amantes de frutas y verduras puede resultarnos muy complejo llevarla a cabo y también si buscamos perder muchos kilos, porque se trata más bien de una alternativa apropiada si buscamos perder pocos kilos en poco tiempo, o deshacernos de la grasa de más en etapa de definición muscular por ejemplo.

Por el contrario, la dieta paleo por ser más flexible puede ser una alternativa más sostenible en el tiempo, más fácil de llevar a cabo si pretendemos perder muchos kilos en el tiempo cambiando la forma de alimentarnos pero sin restringirnos en demasía.

Asimismo, si tienes obesidad mórbida, diabetes mal controlada o eres deportista, estás embarazada, lactando o padeces enfermedades renales, la dieta keto puede no ser la alternativa más aconsejable excepto una estricta supervisión profesional.

Ya conoces un poco más de qué se tratan la dieta keto y la dieta paleo y puedes escoger con fundamento una u otra alternativa acorde a tus objetivos, necesidades y posibilidades, pero recuerda que ante todo es fundamental si quieres adelgazar de una vez y para siempre realizar un verdadero cambio de hábitos que permanezca en el tiempo.

En Directo al Paladar | 101 recetas bajas en calorías que te mantienen saciado durante mucho tiempo
Imagen | Unsplash y Jumpstory

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios