Compartir
Publicidad

La pintarroja, el pez espada y los mejillones acumulan más metales, pero sin niveles alarmantes

La pintarroja, el pez espada y los mejillones acumulan más metales, pero sin niveles alarmantes
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para llevar una dieta saludable se recomienda comer pescado con frecuencia, pero también hay que tener en cuenta qué especies y de qué origen se consumen. En este sentido, en los últimos años se ha notado un incremento de la preocupación de la sociedad por los posibles metales pesados que podemos llegar a ingerir. Ahora, un estudio de la Universidad de Granada determina que son la pintarroja, el pez espada y los mejillones las especias que más metales acumulan.

Se trata del trabajo más completo realizado en nuestro país en este tema, para el cual los investigadores han analizado 485 muestras de 43 especies distintas de los pescados y mariscos más cosumidos en España, 25 pescados frescos, 12 pescados en conserva y 6 congelados. Las conclusiones confirman la alta presencia de metales en especies que ya conocíamos, como el pez espada, y advierte también sobre otras menos mencionadas como el mejillón.

Pescadería

Se consideran metales tóxicos susceptibles de estar presentes en especies marinas el mercurio, cadmio, plomo, estaño y arsénico, que ingeridos en altas cantidades pueden ser dañinos para la salud. Al analizar las diferentes muestras se ha determinado que las especies con niveles más altos de estas sustancias, especialmente plomo y mercurio, son la pintarroja, el pez espada, los mejillones y los berberechos.

En el lado contrario, las especies con menor presencia de metales son la panga y el bacalao congelado, dato que llama la atención ya que la panga ha sido siempre considerada como una de las más contaminadas del mercado. Aproximadamente un 60% de las especies procedían de España, un 10% de Europa y el resto de países como Vietnam, Argentina o Tanzania.

Hay que señalar sin embargo que la cantidad media de metales hallada en las muestras está en niveles inferiores a las permitidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Sólo un 1,24% superaron las cantidades límites permitidas. Por tanto, no hay que alarmarse, y simplemente procurar que nuestro consumo de pescados y mariscos sea lo más variado posible.

Los responsables del estudio recomiendan no limitar la dieta a especies fijas y apostar por diversificar el pescado que se consume, ya que tendríamos que ingerir una gran cantidad de ejemplares de las especies mencionadas para que nuestra salud llegara a peligrar. A pesar de todo, el Ministerio de Sanidad ya recomendó hace un tiempo restringir especies como el pez espada en niños pequeños y embarazadas.

Los resultados de la investigación, realizada en el departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada y encabezada por el catedrático Fernando Gil Hernández, han sido publicados en la revista Environment International, de reconocido prestigio en el sector. ¿Vosotros sois consumidores habituales de estas especies?

Imagen | MAGRAMA Más información | Universidad de Granada En Directo al Paladar | Metales pesados en el atún y el pez espada. Sanidad desaconseja su consumo En Directo al Paladar | El pescado, un ingrediente fundamental para la salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio