Siete buenas razones para consumir garbanzos e incluirlos de manera definitiva en tu dieta

Siete buenas razones para consumir garbanzos e incluirlos de manera definitiva en tu dieta
Sin comentarios

El garbanzo es una de esas legumbres que no puede faltar en tu dieta. Son imprescindibles en el cocido madrileño o el potaje, pero también en la cocina árabe, que nos ha traído platos como el hummus o el falafel.

Originarios de la zona mediterránea, son ricos en fibra, antioxidantes y carbohidratos. Además están repletos de proteínas vegetales, minerales y vitaminas. Sin aún no son parte de tu alimentación diaria, quizás te sorprendas y cambies de opinión cuando descubras todos sus beneficios.

1. Valor nutricional

Los garbanzos se destacan por aportar hidratos de carbono y fibra dietética. Ser fuente de una proteína vegetal de gran calidad además de grasas saludables, vitaminas A, B6, C, E o K y minerales como el calcio, el fósforo, el potasio, el zinc, el magnesio, el sodio y el hierro. Sin dudas, la pequeña leguminosa concentra un sinfín de propiedades.

2. Alimento digestivo

La fibra dietética del garbanzo es de tipo insoluble, lo que permite regular la digestión y favorece el movimiento intestinal. Entre otras cosas, esto previene problemas tan serios como el cáncer de colon o rectal y el estreñimiento. Y aunque parezca extraño, los garbanzos trabajan para fortalecer el intestino siendo así, ideales para combatir la diarrea.

3. Perder peso

Asimismo, dado el alto contenido de fibra, ayuda a controlar el peso y mantener la sensación de saciedad, por lo que comeremos menos, ingiriendo menos calorías. Cada 100 g de porción comestible, según la BEDCA (Base de Datos Española de Composición de Alimentos), los garbanzos secos aportan 14.9 g de fibra y 19.3 g de proteínas. Esto da como resultado, reducir el riesgo de obesidad.

Salad 2050739 1280

4. Tonifica los huesos

El calcio es indispensable para fortalecer el sistema óseo. Y estas leguminosas, además, presentan hierro, fósforo, magnesio, cobre y zinc. La conjunción de estos minerales es excepcionalmente positivo para la salud ósea. La carencia de estos nutrientes, a largo plazo, se asocia a un mayor riesgo de fracturas y osteoporosis.

5. Mejora la salud del corazón

Fibra, potasio, vitaminas B6 y C, ácidos grasos omega-3 conocidas también como las grasas poliinsaturadas son las encargadas de elevar el colesterol bueno... Es decir, los garbanzos tienen la capacidad de proteger el corazón y reducir la inflamación en todo el cuerpo. Evitando los problemas de hipertensión y accidentes cerebrovasculares. Es un coctel para la buena salud.

Garbanzos Ensalada

6. Regula el azúcar en sangre

Son varios ya los estudios e investigaciones que comprueban los beneficios de los garbanzos en personas diabéticas de tipo 1. Una dieta rica en fibra es sinónimo de menos glucosa en sangre. La presencia de minerales como el zinc, facilita al organismo la asimilación y el almacenamiento de insulina. Lo mismo, para aquellos diabéticos de tipo 2, el consumo de garbanzos contribuye a mantener los niveles de azúcar en sangre, insulina y lípidos estables.

7. Equilibra las hormonas

El consumo regular de garbanzos es una gran forma de combatir los síntomas de la menopausia como la sofocación. ¿Por qué? Contienen hormonas vegetales conocidas como fitroestrógenos que imitan las hormonas femeninas. Por esta razón, son un gran aliado en la prevención del cáncer de mama.

DRAGONARA - Garbanzos Secos BIO - Bolsa de kg 1

Es evidente que consumir garbanzos es beneficioso para la salud. Y que su consumo, en el marco de una alimentación variada con fruta, verduras, legumbres, cereales, semillas, lácteos (alimentación vegetariana), pescados y carnes (alimentación omnívora) es esencial. Para ello, te recomendamos esta selección de recetas para que la inspiración no falte a la hora de incorporar las leguminosas en el plato.

En DAP | Guiso de garbanzos especiados con cúrcuma y leche de coco
En DAP | Garbanzos con espinaca

Imagenes | Pixabay

Temas
Inicio