Compartir
Publicidad

Frittata de alcachofas, espárragos y tomates cherry. Receta

Frittata de alcachofas, espárragos y tomates cherry. Receta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La frittata (fritada) es un tipo de tortilla italiana muy fina que se suele hacer en una sartén de fondo grueso, y se acaba al grill del horno. Admite muchos rellenos, normalmente de verduras. En algún restaurante italiano recuerdo haberla tomado con gorgonzola y rúcula. En esta caso he preparado una variación de la clásica fritada de alcachofas, a la que he añadido otras verduras. La Frittata de alcachofas, espárragos y tomates cherry es muy ligera y se suele servir como antipasto, entremeses, al principio de la comida.

Los ingredientes.

4 alcachofas (ó 100 gr. de corazones de alcachofa en conserva), 2 puerros pequeños (la parte blanca), 1 diente de ajo, 6 huevos, 30 gr. mantequilla, sal, pimienta negra, 2 limones, 5 tomates cherry, 3 espárragos verdes.

La elaboración.

Si usas alcachofas en conserva, se escurren y se cortan en láminas. Yo prefiero las alcachofas naturales, que tiene un sabor más amargo e intenso. Para prepararlas hay que quitarles las hojas exteriores, dejando el corazón más tierno. Se cortan en rodajas de medio cm. de grosor y se ponen en agua con zumo de limón, para que no se pongan oscuras.

frittata_paso

Luego se cuecen a fuego lento, en el mismo agua del remojado, unos 20 minutos, o hasta que estén muy tiernas. Se escurren y se reservan. Calienta en una sartén grande de fondo grueso la mantequilla. Cuando se derrita añade el ajo picado fino, los espárragos en trozos, reservando las puntas para decorar, y los puerros en rodajas. Saltea unos minutos, hasta que queden tiernos. Bate los huevos con un poco de sal y pimienta negra recién molida, y vierte sobre el sofrito en la sartén, sin remover.

Cubre con las alcachofas escurridas, las puntas de los espárragos y los tomates cherry cortados por la mitad. Deja cuajar la tortilla a fuego lento, agitando la sartén para que se desprenda del fondo. Cuando esté casi cuajada del todo, pasa a una bandeja de horno y gratina al grill unos minutos, o hasta que quede dorada.

La degustación. Sirve tal cual o cortada en triángulos, rociada con un poco de zumo de limón, acompañada de pan en rebanadas. Se puede guardar y servir fría como un aperitivo original, acompañada de un vermút o una copa de vino blanco afrutado. Puedes improvisar y añadir otros ingredientes, como champiñones, gambas peladas, bacalao ahumado, queso, etc. También es muy tradicional la frittata de pasta.

En Directo al Paladar | Montadito de tortilla con salmón ahumado y rúcula. En Directo al Paladar | Tortilla de tomates especiada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos