Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco accesorios imprescindibles para sacar partido a tu horno

Cinco accesorios imprescindibles para sacar partido a tu horno
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de meses cambié de horno, y se puede decir que desde entonces he visto la luz. El anterior aparato iba a pedales, tardaba mucho tiempo en calentar, y no tenía demasiada potencia, por lo que en los últimos tiempos me olvidé de cocinar al horno y a cambio lo castigué, relegándolo a mero armario para las sartenes. Así que desde que tengo horno nuevo la vida en mi cocina es diferente y llena de calor, lo utilizo casi todos los días, experimento con nuevas recetas y me he agenciado algunos accesorios imprescindibles para cocinar en el horno.

Jeringa para salsear

Es un artilugio muy práctico a la hora de manipular salsas de asados, sustituye a la cuchara, extrayendo con poco esfuerzo el líquido que cae a la bandeja, para mojar con él la pieza de carne. La pera que tiene en la parte superior hace succión al ser presionada, devolviendo el líquido ante una segunda presión. Algunas de estas jeringas para salsear tienen accesorios extra para pincelar e inyectar, e incorporan cepillos para facilitar su limpieza.


Jeringa para salsear

La jeringa que veis en la imagen, de Williams Sonoma, tiene un mecanismo en la pera de goma que hace que con solo apretarlo una vez succione líquido hasta llenar su cuerpo por completo, y no se vierta hasta presionarlo de nuevo. Tiene una boquilla curvada de repuesto y un pincel. La compré en mi último viaje y me encantó, lástima que la rosca se rompiera tras dos semanas de uso.

Bolsas de hornear

jlastras en Flickr

Todo un descubrimiento, aunque en un primer momento las utilicé con recelo, pues me sonaban a comida preparada al haber algunas marcas que comercializan las bolsas junto a una mezcla de especias y sazones. Las bolsas de hornear permiten asar grandes piezas de carne sin ensuciar el horno y conservando todos los jugos. Funcionan de la misma manera que la papillotte, una técnica de cocción originaria de Francia.

Las bolsas de hornear están hechas de poliester, y son capaces de soportar temperaturas de hasta 230ºC. Se sirven en paquetes de varias bolsas con cierres también resistentes a altas temperaturas. Los alimentos se colocan en su interior junto a otros elementos como aceite, especias, verduras, etc, y tras cerrar la bolsa y practicar algunos pequeños agujeros con un pincho, se introducen en el horno, preferiblemente con la bandeja en la parte más baja, pues la bolsa suele hincharse. El resultado es un asado en el que los jugos no se pierden y un horno completamente limpio.

Inyector de líquidos

Inyector de líquidos

Seguro que alguna vez hemos pensado en inyectar algún líquido en una pieza de carne para darle sabor y jugosidad, pero la alternativa más cercana es acudir a una farmacia para comprar una jeringuilla. Es una buena opción cuando no hay nada más a nuestro alcance, pero no resulta del todo apropiada.

Este inyector de líquidos que veis en la imagen es de Williams Sonoma y es otro de los cacharros que me traje a casa en mi viaje a Estados Unidos. Es de acero inoxidable, tiene una gran capacidad y su aguja tiene una anchura suficiente para poder infiltrar líquidos de textura gruesa. La he probado en varios platos y va como un tiro, aunque si aromatizamos los líquidos con algún sólido como hierbas o verduras, debemos colarlas para poder introducirlo de un manera fluida.

Guantes de silicona

Al cocinar en el horno, tarde o temprano llega el momento de sacar la bandeja, y es ahí donde debemos poner atención para no quemarnos. Hay muchos agarradores en el mercado, de tela, tejidos en algodón, y de materiales resistente a las altas temperaturas. De entre todos ellos, los más prácticos y seguros son los guantes de silicona, que ofrecen una protección total para las manos, tanto del calor del horno, como del posible derramamiento de líquidos.

Bien cuidados pueden durar años, tan solo hay que lavarlos minuciosamente de vez en cuando (preferiblemente tras cada uso), operación que se puede realizar en el lavavajillas.

Termómetro para carne

Jlastras en Flickr

Los hornos modernos suelen indicar la temperatura mediante pantallas digitales, pero pocos incorporan sondas para conocer la temperatura interna de las piezas que cocinamos. El termómetro para carne nos ayuda a saber cuál es el punto de un asado sin apenas abrir el horno. Algunos suelen tener una graduación clasificada por tipos de carne: aves, bovino, porcino, o ternera, mientras que otros simplemente indican la temperatura. Otros son más sofisticados e incluyen un mando externo para conocer todos los datos estando a una cierta distancia de la cocina.

Estos son cinco accesorios imprescindibles para sacar partido a tu horno, si consideras que hay alguno más que no hemos reflejado en este post, no dejes de enriquecer el contenido contándonoslo todo en los comentarios.

Imágenes vía | Williams Sonoma, Jlastras en Flickr, Citoyen du Monde Inc en Flickr
En Directo al Paladar | ¿Qué horno necesito en mi cocina?
En Directo al Paladar | Lubina al horno. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos