Receta de pollo con salsa de piña y soja al curry, un plato cargado de matices con el que triunfar (con vídeo incluido)

Receta de pollo con salsa de piña y soja al curry, un plato cargado de matices con el que triunfar (con vídeo incluido)
Sin comentarios
12 votos

Hay recetas muy sencillas, pero repletas de sabor que, una vez se prueban, quedan incorporadas a nuestros recetarios instantáneamente. Este es el caso del pollo con salsa de piña y soja al curry, un plato cargado de matices que nos ha conquistado.

Esta es una receta nacida de la imaginación y las ganas de crear un plato nuevo. Sabíamos que esta combinación de ingredientes tenía que funcionar, pero no imaginábamos hasta qué punto. El equilibrio es perfecto.

El pollo queda jugosísimo y la salsa en la que se cuece es la responsable. Si no tenéis piña, la podéis sustituir por mango o melocotón en almíbar. Si no tenéis ron, probad a usar brandy. Como véis se puede adaptar a los ingredientes que tengamos a mano, lo que resulta muy cómodo.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Contramuslos de pollo (o cuartos traseros) con piel y hueso 2
  • Azúcar moreno 15 g
  • Cebolla grande 1
  • Curry molido 10 g
  • Piña natural en rodajas 3
  • Ron (licor) 30 ml
  • Zumo de limón 0.5
  • Salsa de soja 30 ml
  • Harina de maíz refinada 5 g
  • Agua 150 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Perejil fresco

Cómo hacer pollo con salsa de piña y soja al curry

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m

Salpimentamos el pollo por todas sus caras y lo marcamos en una sartén o cazuela con un poco de aceite de oliva, dejando que la parte de la piel se tueste ligeramente. Retiramos y reservamos.

Añadimos un poco más de aceite a la sartén o cazuela donde se ha marcado el pollo y pochamos la cebolla, picada finamente. Cuando esté tierna agregamos la piña cortada y sofreímos un par de minutos.

A continuación añadimos el curry molido, la harina de maíz y removemos para incorporar y cocer ligeramente. Después de un par de minutos regamos con el zumo de medio limón, el ron, la salsa de soja y el agua.

Cuando la salsa haya espesado devolvemos el pollo a la sartén, con la piel hacia arriba. Tapamos y cocemos a fuego suave durante 30 minutos o hasta que esté bien cocido. Servimos con una guarnición de arroz cocido y decorado con unas hojas de perejil fresco.

12 votos

Con qué acompañar el pollo con salsa de piña y soja al curry

A nosotros nos encanta el pollo con salsa de piña y soja al curry con una guarnición de arroz blanco que recoja sus jugos, aunque un buen puré de patatas o unas verduras a la plancha son también un acierto.

En Directo al paladar | Albóndigas a la jardinera: la receta de diario que gustará a toda la familia
En Directo al paladar | Lentejas sin grasas, pero con mucho sabor y super cremosas: trucos y receta

Temas
Inicio