Sigue a Directo al Paladar

Receta de polos cremosos de fresa y yogur griego

Como apasionada de los helados que soy, no destierro su consumo al verano, pero sí que me reservo su preparación casera a los meses cálidos. Tengo una máquina heladera que por cuestiones de espacio se quedó en casa de mis padres, así que en mi pequeño apartamento de Madrid me dedico a elaborar polos y sorbetes. Los primeros de la temporada han sido unos polos cremosos de fresa y yogur griego.

La forma más sencilla de preparar unos polos es triturando nuestra fruta preferida, añadiendo el azúcar necesario, pero si la mezclamos con un buen yogur el resultado será mucho más agradable en cuanto a la textura, más cremoso y suave. No me gusta añadir demasiado azúcar ya que enmascara el sabor de la fruta, pero podéis ajustar las cantidades a discreción. El toque del licor es opcional, pero ayuda a evitar a que se formen demasiados cristales al congelar.

Ingredientes

  • 200 g de fresas, 150 g de yogur griego natural, 30 g de azúcar, ralladura de naranja, 1 cucharadita de Kirsch o de otro licor afrutado, una pizquita de sal.

Cómo hacer polos cremosos de fresa y yogur griego

Lavar bien y secar las fresas. Retirar el rabito y cortar en trozos pequeños. Añadir el azúcar, la ralladura de naranja, el Kirsch u otro licor y una pizca muy ligera de sal, mezclando bien.

Dejar reposar una media hora para que suelten los jugos. Triturar la mezcla en una picadora, procesador de alimentos o con una batidora. Si queremos evitar las semillitas, colar la mezcla.

Añadir el yogur griego y mezclar bien hasta que quede homogéneo. Repartir en los moldes de polo y llevar al congelador. Esperar varias horas antes de desmoldar, o mejor, toda la noche.

Receta de polos cremosos de fresa y yogur griego. Pasos

Tiempo de elaboración | 20 minutos más los reposos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Con unos moldes de silicona, los polos cremosos de fresa y yogur griego se extraen con mucha facilidad, pero para desmoldarlos sin problemas lo recomendable es dejarlos unos segundos bajo el grifo de agua caliente. Personalmente me gusta disfrutarlos a media tarde, como si fuera una merienda, sobre todo cuando aprieta de verdad el calor.

En Directo al Paladar | Polos sencillos de plátano helado con chocolate
En Directo al Paladar | Jugosos polos de sangría con su fruta. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios