Sigue a Directo al Paladar

Tarta rápida de fresas con nata y queso crema

Hay días en que te surge preparar de repente una comida con amigos y te ves con ocho invitados, tu solo en la cocina y casi sin pensar el menú. A mí ya me ha pasado, pero para esos momentos de pánico siempre recurro si estamos en temporada, a esta tarta rápida de fresas con nata y queso crema.

Y es que os imagináis tener un pastel de ocho o diez raciones en media hora y sin tener que esperar casi a que enfríe, ni a que cuaje, porque prácticamente es acabarla y servirla en la mesa. Pues ahora que las fresas están en su mejor momento y ya han bajado un poco el precio, no esperéis a tener ocho invitados para probarla, daros el capricho ya hoy mismo.

Ingredientes para ocho personas

  • 2 láminas de hojaldre refrigerado rectangulares, 700 ml de nata, 200 g de azúcar, 180 g de queso crema, 300 g de fresas, 2 cucharadas de mermelada de fresa o de frutos del bosque, 2 cucharadas de azúcar para el glaseado.

Cómo hacer tarta rápida de fresas con nata y queso crema

Comenzaremos precalentando el horno a 190 grados con turbo o a 200 con calor arriba y abajo. Extendemos las láminas de hojaldre y las dejamos en el mismo papel de hornear que suelen traer, en el caso de que no lo trajeran las ponemos en un papel sulfurizado y este encima de una bandeja de horno. Las pinchamos con un tenedor para que no suban en exceso. Horneamos durante doce minutos o hasta que las veamos doradas.

Mientras durante ese tiempo, en el bol de una batidora batimos con varillas la nata bien fría con el queso crema hasta que se monte y forme picos, echando durante el batido poco a poco el azúcar. Lavamos y picamos las fresas a lo largo. Aparte en un cacito calentamos tres cucharadas de agua y dos de azúcar a fuego medio durante tres minutos, añadimos la mermelada de fresas y dejamos otro minuto más cociendo. Reservamos.

Cuando el hojaldre esté cocido lo retiramos del horno y las dejamos enfriar cinco minutos. Después colocamos una de las bases en una bandeja donde lo queramos servir. Rellenamos con la mezcla de la nata y el queso, tapamos con la otra placa de hojaldre y barnizamos con un poco del almíbar para que se nos queden las fresas pegadas. Colocamos las fruta y la pintamos con el resto del almíbar. Dejamos diez minutos en la nevera y servimos.

Tarta de fresas con nata y queso crema

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta rápida de fresas con nata y queso crema es una mezcla exquisita. Y es que a la nata el queso crema le da un sabor y textura muy especial que combinada con el frescor de la fruta hace que esta milhojas gigante sea irresistible. Te recomiendo que la pruebes antes de que se terminen las fresas.

En Directo al Paladar | Estrellas de hojaldre rellenas de crema de almendras. Receta
En Directo al Paladar | Milhojas de vainilla. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios