Sigue a Directo al Paladar

Trenza de canela estona

Se acerca la navidad y con ella desayunos y meriendas en familia en donde nos apetece presentar dulces ricos y con mucha presencia para salir de la rutina. Para ello, nada mejor que preparar esta trenza de canela o Estonian Kringle. Este dulce típico de los países del norte de Europa, es un clásico en los desayunos navideños en muchos lugares bálticos, y aunque su aspecto estriado parece demasiado complicado de preparar, para nada es así, es mucho más sencillo de lo que aparenta y solamente tenéis que seguir el paso a paso.

Os va a encantar su textura rellena abriochada pero con una corteza crujiente, así que si os metéis en faena os recomiendo preparéis dos, pues van a volar literalmente. Además os traigo instrucciones para hacerlo con Thermomix, por si alguien dispone de dicho robot, que os facilitará el proceso de amasado.

Ingredientes

  • Para la masa: 30 g de azúcar glas, 120 g de leche, 30 g de mantequilla a temperatura ambiente, 15 g de levadura fresca de panadero, 1 yema de huevo L, 300 g de harina de fuerza, 1 pizca de sal.
  • Para el relleno: 50 g de mantequilla a temperatura ambiente, 60 g de azúcar, 2 cucharadas de canela molida, 50 g de frutos secos variados (nueces, pasas, avellanas, etc.)
  • Para la glasa: 50 g de azúcar glas, 20 g de la clara de huevo sobrante.

Cómo hacer trenza de canela o Estonian Kringle

En un bol comenzaremos a preparar la masa echando en él el azúcar glas, la leche templada con la levadura desleída y la mantequilla, mezclando bien con unas varillas los ingredientes. En el Thermomix echamos estos ingredientes en el vaso y programamos 1 minuto, 37 grados, velocidad 2. Incorporamos la yema de huevo batida a la mezcla, si lo hacemos en el robot, mezclamos 4 segundos, velocidad 3.

Añadimos la harina y la sal y vamos formando una masa blandita en una superficie enharinada. Si lo hacemos en el Thermomix, amasamos 2 minutos a velocidad espiga. Una vez amasado formamos una bola y la dejamos que doble de volumen en una bandeja tapada con film de cocina y en un lugar templado, como aproximadamente una hora.

Para el relleno, en un bol añadimos la mantequilla en trocitos a temperatura ambiente, las cucharadas de canela y el azúcar, removemos con un tenedor hasta formar una pasta. Si lo preparamos en el robot echamos todos los ingredientes y mezclamos 30 segundos a velocidad 3. Precalentar el horno a 180 grados.

Cuando la masa haya doblado el volumen la extendemos con un rodillo en una superficie enharinada hasta formar un rectángulo de aproximadamente 40 por 50 centímetros. Pincelamos la masa de canela por toda la superficie y le añadimos los frutos secos y las pasas machacados groseramente. Lo vamos enrollando hasta formar un cilindro por la parte más ancha.

Trenza de canela estona

Con un cuchillo bien afilado cortamos a lo largo el cilindro hasta dos centímetros antes de llegar al borde para que quede unido por ahí y vamos formando una trenza procurando dejar hacia arriba la parte estriada para que se vea al hornearse. Cerramos de forma curiosa los extremos sellándolos con unas gotas de agua. Horneamos durante veinte o veinticinco minutos.

Para el glaseado, en un bol mezclamos con un tenedor el azúcar glas con la clara de huevo hasta formar una glasa blanquecina. Con ella pincelamos toda la superficie de la trenza justo recién salida de horno y dejamos enfriar.

Tiempo de elaboración | 2 horas
Dificultad | Media

Degustación

La trenza de canela o Estonian Kringle puede rellenarse con otras opciones como Nutella, frutas escarchadas o incluso algún relleno salado. Está deliciosa el día que se prepara, pero si conseguís que os llegue al día siguiente, veréis que todavía está mucho más buena.

En Directo al Paladar | Galletas Spitzbuben suizas. Recetas de navidad
En Directo al Paladar | Gambas al ajillo. Recetas de navidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios